Quantcast

Editar mi perfil

Niacina (vitamina B3, ácido nicotínico), Niacinamida

Resumen:

La vitamina B-3 está hecha de niacina (ácido nicotínico) y amida, niacinamida y se puede encontrar en muchos alimentos, incluidos la levadura, carne, pescado, leche, huevos, vegetales y cereales. El triptofán en la dieta se convierte también en niacina en el cuerpo. La vitamina B-3 se encuentra a menudo en combinación con otras vitaminas B incluidas la tiamina, riboflavina y ácido pantoténico, piridoxina, cianocobalamina y ácido fólico.

Usos:

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

Dependencia del alcohol, la anemia, la angina de pecho, anti-envejecimiento, antioxidante, ansiedad, arritmia, artritis, parálisis de Bell, supresión de la médula ósea, daño cerebral, cáncer de mama, bursitis, prevención de cáncer, prevención de cataratas, trastornos del sistema nervioso central, supresión de la médula ósea inducida por la quimioterapia, cólera, diarrea colérica, diarrea crónica / hipopotasiemia (relacionada con la displasia de células islotes pancreáticos), mejora la circulación, confusión, enfermedad cardiaca coronaria, usos cosméticos, sordera, demencia (confusión), depresión, dermatitis, prueba de diagnóstico para la esquizofrenia, diarrea, las complicaciones de la diabetes (anormalidades en los lípidos), mejoramiento en la digestión, mareo, alucinaciones provocadas por drogas, encefalopatía, glositis (inflamación de la lengua), el crecimiento, pérdida de la audición, prevención del VIH, hipertensión, hiperactividad, hipotiroidismo (reducción de la función de la tiroides), insomnio, prevención de las lesiones por isquemia-reperfusión, picor, lepra, cáncer de hígado, enfermedad hepática, nivel bajo de azúcar en la sangre, lupus (anormalidades en los lípidos), mejora de la memoria, síndrome de Meniere, mareos por movimiento, esclerosis múltiple, la administración de suplementos de nutrición, obesidad, mejoramiento de orgasmos, dolor, menstruación dolorosa, pancreatitis, los parásitos, la enfermedad de Parkinson, enfermedad vascular periférica/claudicación, fotosensibilidad, inhibición de la agregación plaquetaria, problemas en el embarazo, prevención de dolores de cabeza premenstruales, síndrome premenstrual, cáncer de próstata, soriasis, psicosis, fenómeno de Raynaud, esclerodermia, sedante, convulsiones, la calidad del sueño, suspensión del hábito de fumar, apoplejía, hinchazón, disquinesia tardía, alteraciones en el sentido del gusto (disminución/distorsión del sentido del gusto), enfermedad de la tiroides, tinitos (zumbidos en los oídos), tuberculosis, detección de tumores, úlceras, espasmo vascular, vértigo, la cicatrización de la herida.

Evidencia:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

  • Colesterol alto (niacina) (A)

    La niacina es un tratamiento bien aceptado para el colesterol alto. Varios estudios demuestran que la niacina (mas no la niacinamida) tiene significativos beneficios en el nivel del colesterol de alta densidad (HDL o "colesterol bueno") y todo parece indicar que ofrece mejores resultados que las drogas bajo prescripción, "estatinas" como la atorvastatina (Lipitor®). También existen beneficios en los niveles del colesterol de baja densidad (LDL o "colesterol malo"), aunque estos efectos son menos dramáticos. Agregar niacina a una segunda droga como una estatina puede aumentar los efectos en las lipoproteínas de baja densidad. El uso de la niacina para el tratamiento de la dislipidemia asociada con la diabetes de tipo 2 ha sido controversial con la posibilidad de empeorar el control glicémico. Los pacientes deben consultar con un médico y un farmaceuta antes de iniciar la ingestión de niacina.

  • Pelagra (niacina) (A)

    La niacina (vitamina B-3) y la niacinamida son medicamentos aprobados por la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) para el tratamiento de la deficiencia de niacina. La pelagra es una enfermedad nutricional que se desarrolla debido a la insuficiencia de vitamina B-3 en la dieta o del elemento químico del cual está compuesta, el triptofán. Los síntomas de la pelagra incluyen enfermedades cutáneas, diarrea, demencia y depresión.

  • Aterosclerosis (niacina) (B)

    La niacina disminuye los niveles de colesterol y lipoproteína (a), lo cual puede reducir la aterosclerosis ("endurecimiento" de las arterias). Sin embargo, la niacina también puede aumentar los niveles de homocisteína, la cual puede tener efectos opuestos. En general, las evidencias científicas apoyan el uso de la niacina en combinación con otras drogas (pero no de forma aislada) para disminuir el colesterol y desacelerar el proceso de la aterosclerosis. Se necesitan más investigaciones en esta área antes de llegar a una conclusión firme.

  • Prevención de un segundo ataque cardíaco (niacina) (B)

    La niacina disminuye el nivel de colesterol, la lipoproteína (a) y el fibrinógeno, lo cual puede reducir el riesgo de enfermedades cardiacas. Sin embargo, la niacina también promueve los niveles de homocisteína, lo que puede aumentar este riesgo. Varios estudios han analizado los efectos de la niacina de forma aislada y en combinación con otras drogas, en la prevención de enfermedades cardiacas y ataques cardiacos fatales. En general, estas investigaciones indican los beneficios de la niacina, especialmente si se combina con otras drogas que disminuyen el colesterol.

  • Degeneración macular relacionada con la edad (C)

    La niacina puede beneficiar los vasos sanguíneo coroidales, los cuales yacen bajo la región de la retina llamada mácula. La degeneración macular relacionada con la edad puede ser resultado de la interrupción del flujo sanguíneo en los vasos coroidales. Los estudios indican que la niacina se puede utilizar para tratar la degeneración macular relacionada con la edad, aunque son necesarios estudios adicionales de buen diseño.

  • Enfermedad de Alzheimer/ decadencia cognitiva (C)

    La insuficiencia de niacina aguda puede provocar demencia, pero se desconoce si esta variación de la ingestión de niacina en la dieta habitual está vinculada a la decadencia neurodegenerativa o a la enfermedad de Alzheimer. Se necesitan investigaciones adicionales para confirmar estos resultados.

  • Diabetes tipo 1 y 2 (C)

    La niacinamida puede prevenir la diabetes o retrasar la necesidad de insulina. Se requiere investigación adicional para determinar si la niacinamida retrasa o previene el comienzo de la dependencia de insulina en personas con diabetes tipo 1. Se ha utilizado la niacina para el tratamiento de la dislipidemia relacionadacon la diabetes tipo 2. Sin embargo, este tratamiento ha causado controversia debido a que puede empeorar el control glicémico. Los pacientes deben consultar con un médico antes de comenzar a utilizar la niacina.

  • Dolor de cabeza (C)

    No existe suficiente información acerca del tratamiento o prevención del dolor de cabeza con niacina. Se requiere investigación adicional.

  • Niveles altos de fósforos en la sangre (hiperfosfatemia) (C)

    La niacinamida puede reducir los niveles séricos altos de fosfatos en la hiperfosfatemia. Sin embargo, se requiere mayor investigación antes de que la niacinamida pueda usarse para tratar la hiperfosfatemia.

  • Osteoartritis (niacinamida) (C)

    Estudios preliminares realizados en seres humanos indican que la niacinamida puede ser útil en el tratamiento de la osteoartritis. Se necesitan investigaciones adicionales antes de hacer una recomendación.

  • Afecciones cutáneas (C)

    Se ha utilizado la niacinamida en productos para el cuidado de la piel, tales como humectantes, productos anti-envejecimiento y tratamientos contra la rosácea. Se requiere investigación adicional sobre los beneficios de la niacinamida en el cuidado de la piel, antes de ofrecer recomendaciones.

  • Prevención de diabetes mellitus tipo 1 (niacinamida) (D)

    Niacinamida (no niacina) no parece retrasar el desarrollo de la diabetes mellitus (tipo 1). Hay evidencia contradictoria y se necesita más estudio en este ámbito.

Seguridad:

Los profesionales de la salud que tienen instrucción formal practican muchas técnicas complementarias, de acuerdo con los estándares de organizaciones nacionales. No obstante, este no es el caso universal; es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

Alergias

Se han descrito traumas vulnerables poco comunes (reacciones alérgicas agudas) después de la terapia de niacina por vía oral o por vía intravenosa.

Efectos secundarios y advertencias

La mayoría de las personas que ingieren niacina experimentan una sensación de calor y enrojecimiento en la piel, sobre todo en el rostro, el cuello y los oídos, cuando inician el tratamiento o aumentan la dosis. Por lo general, esta reacción es leve, pero ha sido lo suficientemente intolerable para hacer que más de la mitad de los participantes en el estudio suspendieran la terapia. Normalmente también han experimentado picor y resequedad en la piel. Ingerir aspirina o drogas antiinflamatorias no esteroides como ibuprofeno (Advil®, Motrin®), naproxeno (Naprosyn®) o indometacina (Indocin®) puede reducir el enrojecimiento. El uso de un antihistamínico 15 minutos antes de la dosis de niacina puede ser útil también. Los productos de niacina de liberación lenta pueden provocar menos enrojecimiento de la piel que las preparaciones de niacina de liberación regular o simplemente pueden postergar la aparición del enrojecimiento. A menudo, la respuesta de enrojecimiento puede disminuir por sí sola una o dos semanas después de la terapia. También puede ocurrir malestar estomacal leve, náuseas, vómito y diarrea al iniciar la terapia de niacina; usualmente, esto se resuelve con el uso continuado.

Dentro de los efectos secundarios más serios se incluyen la toxicidad hepática, empeoramiento de úlceras estomacales y alteración en los niveles de azúcar o insulina en la sangre o en la concentración de ácido úrico. Reportes de varios casos describen toxicidad hepática, incluidos mayores niveles de la enzima del hígado en la sangre, color amarillento en la piel (ictericia), fluido en el abdomen (ascitis) o deficiencia hepática. Se recomienda el monitoreo de las pruebas de sangre en el hígado cuando se administre niacina. Aunque los productos de liberación lenta de niacina pueden tener menos ardor en la piel que las preparaciones de niacina de liberación regular, éstas pueden empeorar los efectos secundarios hepáticos y estomacales. Las dosis altas de niacina también pueden causar que la presión arterial sea baja.

Los estudios han reportado acidosis láctica, daño a las células musculares (miopatía) y aumento en los niveles de creatina quinasa (un indicador de daño muscular).

Siguiente el uso de niacina, han ocurrido ritmos cardiacos anormales, palpitaciones cardiacas, y colapso circulatorio (cuando se inyecta por vía intravenosa a través de las venas). Con base en las investigaciones en seres humanos, consumir niacina de forma aislada o con colestipol puede aumentar el nivel de homocisteína en la sangre. Altos niveles de homocisteína se han asociado con un mayor riesgo de cardiopatías.

Se han reportado problemas de coagulación sanguínea durante el tratamiento con niacina de liberación sostenida. También se ha reportado una disminución en el número de glóbulos blancos en la sangre (leucopenia) y un ligero aumento de eosinófilos en la sangre.

Dentro de los efectos secundarios que se han reportado pocas veces se incluyen los siguientes: dolores de cabeza, ojos secos, dolor en las encías o en los dientes, mareos, dificultades respiratorias, mayor ansiedad, ataques de pánico, erupción cutánea, y una disminución en la función de la tiroides (hipotiroidismo). Existen relatos publicados sobre los efectos secundarios temporales del ojo, incluidas la inflamación macular y la visión borrosa como también la ambliopía tóxica ("ojo perezoso"). Estos efectos secundarios se han resuelto con la suspensión de la ingestión de niacina.

Embarazo y lactancia

No se recomienda el uso de la suplementación de niacina durante el embarazo o la lactancia debido a la ausencia de suficientes investigaciones de seguridad y efectividad.

Las posibles interacciones:

Interacciones con drogas

En teoría, puede haber un mayor riesgo de lesión hepática si la niacina se consume con alcohol o drogas que son tóxicas para el hígado. El ardor provocado por niacina puede aumentar por el uso simultáneo de alcohol y nicotina.

Con base en un estudio realizado en seres humanos, el uso de niacina con drogas que disminuyen el colesterol, como estatinas (inhibidores de la HMG-CoA reductasa) incluidas la lovastatina (Mevacor®) o atorvastatina (Lipitor®), secuestrantes de ácido biliar como clolestiramina, probucol o agentes anti-lípidos como gemfibrozil pueden provocar una mayor reducción en el nivel de colesterol que lo que causa el agente de forma aislada. Sin embargo, los agentes secuestrantes de los ácidos biliares colestiramina y colestipol puede reducir la absorción de niacina en el cuerpo. El uso de niacina con inhibidores de la HMG-CoA reductasa o gemfibrozil puede aumentar el riesgo de serios efectos secundarios como lesión muscular o hepática. Aunque no bien estudiado en el ser humano, niacina también puede interactuar con procetofene, otro medicamento para bajar el colesterol.

Con base en estudios realizados en seres humanos, la niacina puede aumentar el nivel de azúcar en la sangre y podría ser necesario ajustar la dosis de insulina o de drogas bajo prescripción para la diabetes. Se deben tomar precauciones si se administran medicamentos que pueden afectar el azúcar en la sangre.

Los antibióticos pueden llevar a una disminución en la cantidad de vitaminas B en el cuerpo. De otra forma, de acuerdo con estudios realizados en animales, la pirazimida puede aumentar los niveles de niacina. El uso de niacina con neomicina puede sumarse a los efectos de disminución del colesterol de la niacina. Según un estudio realizado en laboratorio, la niacinamida puede interactuar con la droga antifungus griseofulvina (que aumenta la solubilidad de ésta) con posibles efectos en su actividad.

En teoría, la terapia de niacina puede aumentar el riesgo de sangrado. Existen reportes publicados de pacientes que han desarrollado afecciones de coagulación de sangre anormal reversible (coagulopatía) mientras consumían niacina de liberación sostenida. Además, en estudios realizados de terapia de niacina se ha observado un número bajo de plaquetas en la sangre (trombocitopenia). Algunos de los ejemplos de drogas que pueden disminuir el riesgo de sangrado si se toman con niacina incluyen aspirina y anticoagulantes ("adelgazantes de la sangre") como warfarina (Coumadin®).

Con base en investigaciones en animales, el uso de niacinamida con medicamentos anticonvulsivos como diazepam (Valium®), carbamazepina (Tegretol®), o valproato de sodio (Depakote®) puede aumentar las acciones anticonvulsivas que poseen. En un estudio en laboratorio, la niacinamida ha interactuado con el diazepam (aumenta la solubilidad de ésta), con efectos generales inciertos. Si se toma con drogas que disminuyen la presión arterial, la niacinamida puede disminuir aún más la presión arterial. Niacina puede interactuar con agentes bloqueantes ganglionares y aumentar el riesgo de mareo y baja presión arterial en algunas personas cuando se levantan.

Con base en un estudio realizado en seres humanos, la niacina puede alterar las hormonas de la tiroides y podría ser necesario ajustar la dosis de los medicamentos para la tiroides. Con base en investigaciones en laboratorio, la niacinamida puede interactuar con la testosterona, el estrógeno y la progesterona. El uso de anticonceptivos puede aumentar la cantidad de niacina que se produce en el cuerpo, además de disminuir las dosis de niacina necesaria para el tratamiento.

Dado que la niacina puede alterar el flujo sanguíneo, los pacientes con degeneración macular relacionada con la edad que utilizan drogas o suplementos para el tratamiento de esta afección, deben utilizar la niacina con precaución. Niacina puede interactuar con agentes que causan la dilatación o el agrandamiento de las venas en el cuerpo.

Niacina puede interactuar con algunos agentes que se desglosan en el hígado por el citocromo P450. Consulte a un farmacéutico para obtener una lista completa de interacciones posibles.

Interacciones con hierbas y suplementos dietéticos

En teoría, el uso de niacina o niacinamida con hierbas o suplementos que tienen potencial de provocar lesión hepática puede ocasionar un mayor riesgo de toxicidad hepática.

El uso de aspirina ha demostrado que reduce la sensación de hormigueo, picor, enrojecimiento y calor asociados con la administración de niacina por vía oral, un efecto que también puede producirse por el posible uso de hierbas que contienen salicilato como cohosh negro, reina de los prados, álamo, abedul dulce, corteza de sauce y gaulteria. Sin embargo, los niveles de salicilato en hierbas pueden variar o ser muy bajos como para producir el efecto deseado.

La niacina puede sumarse a los efectos de hierbas que pueden disminuir el nivel de colesterol en la sangre, incluidos el aceite de pescado, el ajo o el guggul. Con base en estudios realizados en seres humanos, tomar estas combinaciones como el cromo polinicotinato (cromo ligado a la niacina) con la proantocianidina de la semilla de uva o niacina con ß-sitosterol y dihidro-ß-sitosterol, puede dar como resultado grandes mejorías en el colesterol que cualquier otro agente de forma aislada.

Los antioxidantes pueden reducir los efectos benéficos de la niacina en los niveles del colesterol y enfermedad cardiaca, posiblemente al interferir con los efectos de la niacina en el colesterol de alta densidad (HDL). Investigaciones recientes indican que la adición de antioxidantes a una combinación de niacina además de simvastatina (Zocor®) redujo el beneficio de la niacina en las placas de los vasos sanguíneos, lo que indica una posible interferencia de los antioxidantes. En otras investigaciones, el uso de niacina con vitamina A y vitamina E tuvo mayores efectos en los niveles del colesterol que la niacina de forma aislada. La vitamina E en combinación con colestipol y niacina también se han asociado con mayores beneficios en las placas de los vasos sanguíneos del corazón. Esta es un área que sigue siendo controversial.

Con base en estudios realizados en seres humanos, la niacina puede aumentar el nivel de azúcar en la sangre y podría ser necesario ajustar la dosis de los agentes hipoglicémicos. En niños, el uso de niacinamida e insulina juntos demostró que provoca una reducción en la dosificación de insulina en pacientes con diabetes mellitas tipo 1. Se deben tomar precauciones si se usa con hierbas o suplementos que pueden afectar el azúcar en la sangre.

En teoría, la terapia de niacina puede aumentar el riesgo de sangrado si se toma con hierbas y suplementos que se suponen aumentan el riesgo de sangrado. Existen reportes de casos publicados de pacientes que han desarrollado afecciones de coagulación de sangre anormal reversible (coagulopatía) mientras consumían niacina de liberación sostenida. Además, en los estudios que se han realizado de terapia de niacina se ha observado un bajo número de plaquetas en la sangre (trombocitopenia). Se han reportado varios casos de sangrado con el uso de Ginkgo biloba y pocos casos con ajo o palma enana americana.

Según un estudio realizado en laboratorio, la niacinamida puede interactuar con hierbas o suplementos con propiedades similares al estrógeno y en teoría, puede aumentar la cantidad de niacina que se produce en el cuerpo (además de disminuir las dosis de niacina necesaria para el tratamiento).

Con base en estudios en seres humanos, la niacina puede interactuar con hierbas o suplementos que activan la tiroides como el fuco y alterar la hormona de la tiroides en las pruebas de sangre. Investigaciones preliminares en humanos reportan que el sulfato de cinc aumenta la cantidad de productos de descomposición de niacina en la orina, lo que indica una posible interacción entre los dos agentes.

Dado que la niacina puede alterar el flujo sanguíneo, los pacientes con degeneración macular relacionada con la edad que utilizan hierbas o suplementos para el tratamiento de esta afección, deben utilizar la niacina con precaución. Niacina puede interactuar con hierbas o suplementos que causan la dilatación o el agrandamiento de las venas en el cuerpo.

Niacina puede interactuar con algunos agentes que se desglosan en el hígado por el citocromo P450. Consulte a un farmacéutico para obtener una lista completa de interacciones posibles.

Dosificación:

Adultos (18 años y mayores)

Consumir niacina con alimentos puede reducir el malestar estomacal y el riesgo de desarrollar úlceras estomacales. Las dosis, por lo general, comienzan bajas y van aumentando gradualmente para minimizar el efecto secundario común de enrojecimiento de la piel. Tomar aspirina u otro tipo de droga antiinflamatoria no esteroide de forma simultánea durante la primera semana o las dos primeras semanas puede reducir este enrojecimiento. El uso de un antihistamínico 15 minutos antes de ingerir una dosis de niacina puede ayudar también. La respuesta de enrojecimiento puede disminuir por sí sola después de la primera o la segunda semana de terapia. Productos de niacina con una mayor liberación pueden provocar menos enrojecimiento que las formulaciones de liberación inmediata (cristalina), pero éstas a la vez pueden presentar un mayor riesgo de malestar estomacal o irritación en el hígado. En términos generales, no todos los productos de niacina son iguales. Los pacientes que cambian de un producto a otro pueden experimentar un aumento o una disminución en los efectos secundarios.

La ingestión de referencia en la dieta que la Comisión de Alimentos y Nutrición ha establecido para la niacina (en forma de equivalentes de niacina, 1 miligramo de niacina = 60 miligramos de triptofán) oscila de 14 a 18 miligramos diarios para adultos, con una ingestión máxima de 35 miligramos diarios. Se han utilizado dosis desde 50 miligramos a 6 gramos, divididas en varias tomas para el tratamiento de otras enfermedades, administradas de acuerdo con las instrucciones de doctores y farmaceutas.

La niacinamida (nicotinamida) y niacina (ácido nicotínico) se usan en cosméticos, así como agentes acondicionadores del cabello y la piel. La concentración de niacinamida varía desde una baja cantidad de 0.0001% en preparaciones para uso nocturno, hasta una alta concentración de 3% en cremas para manos y cuerpo, lociones, polvos y atomizadores. Las concentraciones de niacina varían desde 0.01% en cremas para manos y cuerpo, lociones, polvos y atomizadores, hasta 0.1% en mascarillas pastosas (pasta de lodo). Para las afecciones cutáneas, se ha utilizado crema de niacinamida en concentración de 2 a 5%.

La dosis de niacina puede variar de acuerdo con la afección que se está tratando. Los estudios clínicos incluyen dosis únicas de 500 miligramos para la degeneración macular relacionada con la edad; 375 miligramos (dosis única) para la hiperfosfatemia; hasta 1 gramo diario para pelagro; hasta 3 gramos diarios para la diabetes; hasta 3 gramos diarios para la osteoartritis y hasta 6 gramos diarios (sola o en combinación con otros agentes) para la enfermedad cardiovascular.

Niños (menores de 18 años)

No existen suficientes evidencias científicas para recomendar el uso seguro de la niacina o la niacinamida en niños. Se ha estudiado la niacinamida en niños en dosis diarias de aproximadamente 150 a 300 miligramos por año según la edad del niño (hasta 3 gramos) o 20-45 miligramos diarios por kilogramo en la prevención de la diabetes de tipo 1 (diabetes mellitus) en personas "de alto riesgo." Faltan reportes de efectos secundarios serios, y la seguridad y efectividad no son claras. Los pacientes deben consultar con un proveedor médico calificado si desean someterse a esta terapia.

Referencias:

 

  • Birjmohun RS, Hutten BA, Kastelein JJ, et al. Efficacy and safety of high-density lipoprotein cholesterol-increasing compounds: a meta-analysis of randomized controlled trials. J Am Coll Cardiol 2005;45(2):185-197.
  • Bissett DL, Oblong JE, Berge CA. Niacinamide: A B vitamin that improves aging facial skin appearance. Dermatol Surg 2005 Jul;31(7 Pt 2):860-5; discussion 865.
  • Brown BG, Zhao XQ, Chait A, et al. Simvastatin and niacin, antioxidant vitamins, or the combination for the prevention of coronary disease. N Engl J Med 2001;345(22):1583-1592.
  • Dube MP, Wu JW, Aberg JA, et al. Safety and efficacy of extended-release niacin for the treatment of dyslipidaemia in patients with HIV infection: AIDS Clinical Trials Group Study A5148. Antivir Ther 2006;11(8):1081-1089.
  • Gerber MT, Mondy KE, Yarasheski KE, et al. Niacin in HIV-infected individuals with hyperlipidemia receiving potent antiretroviral therapy. Clin Infect Dis 2004;39(3):419-425.
  • Grundy SM, Vega GL, McGovern ME, et al. Efficacy, safety, and tolerability of once-daily niacin for the treatment of dyslipidemia associated with type 2 diabetes: results of the assessment of diabetes control and evaluation of the efficacy of niaspan trial. Arch Intern Med 2002;162(14):1568-1576.
  • Kashyap ML, McGovern ME, Berra K, et al. Long-term safety and efficacy of a once-daily niacin/lovastatin formulation for patients with dyslipidemia. Am J Cardiol 2002;89(6):672-678.
  • McKenney JM, Jones PH, Bays HE, et al. Comparative effects on lipid levels of combination therapy with a statin and extended-release niacin or ezetimibe versus a statin alone (the COMPELL study). Atherosclerosis 2007;192(2):432-437.
  • Metelitsina TI, Grunwald JE, DuPont JC, et al. Effect of niacin on the choroidal circulation of patients with age related macular degeneration. Br J Ophthalmol 2004;88(12):1568-1572.
  • Qu CX, Kamangar F, Fan JH, et al. Chemoprevention of primary liver cancer: a randomized, double-blind trial in Linxian, China. J Natl Cancer Inst 2007 Aug 15;99(16):1240-7.
  • Rubenfire M. Safety and compliance with once-daily niacin extended-release/lovastatin as initial therapy in the Impact of Medical Subspecialty on Patient Compliance to Treatment (IMPACT) study. Am J Cardiol 2004;94(3):306-311.
  • Studer M, Briel M, Leimenstoll B, et al. Effect of different antilipidemic agents and diets on mortality: a systematic review. Arch Intern Med 2005;165(7):725-730.
  • Veverka A, Jolly JL. Recent advances in the secondary prevention of coronary heart disease. Expert Rev Cardiovasc Ther 2004;2(6):877-889.
  • Whitney EJ, Krasuski RA, Personius BE, et al. A randomized trial of a strategy for increasing high-density lipoprotein cholesterol levels: effects on progression of coronary heart disease and clinical events. Ann Intern Med 2005;142(2):95-104.
  • Wink J, Giacoppe G, King J. Effect of very-low--dose niacin on high-density lipoprotein in patients undergoing long-term statin therapy. Am Heart J 2002;143(3):514-518.

 

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo