SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Linaza y aceite de linaza (Linum usitatissimum)

Linaza y aceite de linaza (Linum usitatissimum)

Resumen:

La linaza y sus derivados el aceite de linaza/simiente de lino son fuentes ricas del ácido alfa-linolénico, un ácido graso esencial el cual es un precursor biológico de los ácidos grasos omega 3 como el ácido eicosapentaenóico. Aunque los ácido grasos omega 3 se han asociado con el mejoramiento de los resultados cardiovasculares, la evidencia de los ensayos en humanos es mixta en relación a la eficacia de los productos de la linaza para el tratamiento de la enfermedad de la arteria coronaria o la hiperlipidemia.

Los elementos lignanos constituyentes de la linaza (no del aceite de linaza) poseen un antioxidante in vitro y posibles propiedades agonistas/antagonistas de receptores de estrógeno, promueven las teorías para el tratamiento del cáncer de seno. Sin embargo, no existe suficiente evidencia en humanos para hacer una recomendación. Como fuente de mucílago de fibra, la linaza oral (no se incluye el aceite de linaza) puede poseer propiedades laxativas, aunque solo se ha realizado un ensayo para esta indicación. En dosis mayores o cuando se toma con la cantidad de agua inadecuada, la linaza puede producir obstrucción intestinal ocasionando una masa. Los efectos de la linaza en los niveles de glucosa en la sangre no son claros, aunque efectos hiperglicémicos se han reportado en una serie de casos.

El aceite de linaza contiene únicamente el ácido alfa-linolénico componente de la linaza y no la fibra o los componentes lignanos. Por consiguiente, el aceite de linaza puede compartir las pretendidas propiedades reductoras de lípidos que se le atribuyen a la linaza, pero no las habilidades planteadas de laxante o anticancerígeno.

Usos:

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

Dolor abdominal, síndrome respiratorio agudo, reacciones alérgicas, antioxidante, hipertrofia prostática benigna, trastorno bipolar, inflamación de la vejiga, adelgazante de la sangre, diviesos, irritación del intestino, irritación bronquial, quemaduras (cataplasma), catarro (inflamación de la membrana mucosa), cáncer de colon, lesiones en colon, tos (represión o expectoración de mucus), cistitis, depresión, diarrea, nefropatía diabética, diverticulitis, resequedad de la piel, disentería, eczema, emoliente, agrandamiento de la próstata, enteritis, limpieza de ojos (partículas externas en ojos), gastritis, gonorrea, dolor de cabeza, infecciones, inflamación, síndrome del intestino irritado, protección del hígado, melanoma, trastornos menstruales, trastornos de los ovarios, espinillas, soriasis, artritis reumatoide, infecciones de la piel, inflamación de la piel, dolor de garganta, malestar estomacal, apoplejía, colitis ulcerosa, infección del tracto respiratorio superior, infección del tracto urinario, vaginitis, mejoramiento de la visión, pérdida de peso.

Evidencia:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

  • Laxante (linaza, no se incluye el aceite de linaza) (C)

    Los estudios anteriores en humanos indican que la linaza se puede usar como laxante. Sin embargo, se necesita mayor información para comparar la efectividad y dosis con agentes más comúnmente usados.

  • Trastorno por déficit de la atención con hiperactividad (C)

    La evidencia preliminar apoya la idea de que las deficiencias o desbalances en ciertos ácidos grasos altamente insaturados puede contribuir al trastorno por déficit de la atención con hiperactividad. Con base en un ensayo, la suplementación nutritiva rica en ácido linolénico en la forma de aceite de linaza puede mejorar los síntomas del trastorno por déficit de la atención con hiperactividad. Se necesita más investigación para confirmar estos resultados.

  • Cáncer de seno (linaza, no se incluye el aceite de linaza) (C)

    No existe información de estudios en humanos que muestren la efectividad de la linaza en la prevención del cáncer de seno.

  • Diabetes (linaza, no se incluye el aceite de linaza) (C)

    Los estudios en humanos sobre el efecto de la linaza en los niveles de azúcar en la sangre han reportado resultados mixtos. Actualmente no se puede recomendar la linaza como tratamiento para la diabetes.

  • Enfermedades cardiacas (linaza y aceite de linaza) (C)

    Se ha reportado que las personas que han tenido ataques cardiacos se han beneficiado de las dietas ricas en ácido alfa-linolénico, el cual se encuentra en la linaza. No existen estudios adecuados que examinen los efectos de la linaza en las enfermedades del corazón en humanos. No es claro si la suplementación de lianaza altera el curso de las enfermedades del corazón.

  • Presión arterial alta (linaza, no se incluye el aceite de linaza) (C)

    Las dietas con alto contenido de linaza han tenido resultados mixtos sobre la presión arterial en animales. Un estudio llevado a cabo en humanos indica que la linaza podría reducir la presión arterial. La evidencia en esta área no es clara y se necesita mayor investigación antes de hacer una recomendación.

  • Colesterol alto o triglicéridos (linaza y aceite de linaza) (C)

    Los estudios de laboratorio y en animales han reportado que la linaza y el aceite de linaza bajan los niveles de colesterol en la sangre. En los animales los efectos en los niveles de los triglicéridos en la sangre no son claros, en algunas investigaciones se presentan incrementos y en otras reducciones. Los estudios en humanos en esta área han reportado diferentes resultados. Algunos estudios presentan reducción de los niveles del colesterol total en la sangre y otros reportan baja densidad de lipoproteínas ("colesterol malo") y en otros estudios no se presenta ningún resultado. La mayoría de las investigaciones no se han diseñado apropiadamente y se necesitan investigaciones futuras adicionales antes de hacer una recomendación.

  • VIH/SIDA (C)

    No existe evidencia firme disponible en esta área y se necesitan investigaciones adicionales para hacer una recomendación.

  • Síndrome del ojo seco (C)

    Tomar cápsulas de aceite de linaza por boca puede reducir la sequedad de los ojos relacionada con los pacientes con síndrome de Sjogren.

  • Enfermedad del riñón/nefritis por lupus (linaza, no se incluye el aceite de linaza) (C)

    No existe evidencia firme disponible en esta área. Se necesitan mayores investigaciones antes de hacer una recomendación.

  • Síntomas de la menopausia (C)

    La evidencia preliminar de ensayos controlados aleatorios muestra que el aceite de linaza puede ayudar a la reducción de los síntomas moderados de la menopausia. Se necesitan investigaciones adicionales antes de llegar a una conclusión y aún permanece en controversia. Antes de iniciar una terapia nueva se debe consultar con el proveedor médico o el farmaceuta acerca de los tratamientos. Aún permanecen sin claridad los efectos sobre la densidad mineral ósea y los perfiles de lípidos.

  • Dolor en los senos a causa de la menstruación (linaza, no se incluye el aceite de linaza) (C)

    La información de un estudio realizado en mujeres y el cual no se ha reportado completamente, indica que la linaza puede reducir el dolor en los senos a causa de la menstruación. Sin embargo, se necesitan mayores estudios antes de hacer una recomendación.

  • Obesidad (C)

    Existe investigación limitada acerca de los efectos de la harina de linaza y sus efectos en pacientes obesos.

  • Embarazo (parto espontáneo) (C)

    Se ha propuesto que el ácido linolénico en forma de cápsulas de aceite de linaza puede retrasar el tiempo del parto espontáneo, sin embargo la eficiencia disponible no apoya este uso.

  • Cáncer de próstata (linaza, no se incluye el aceite de linaza) (C)

    No existe suficiente investigación de buena calidad de los efectos de la linaza o el ácido alfa-linolénico (el cual se encuentra en la linaza) sobre el riesgo de cáncer de próstata. Esta área permanece en controversia ya que hay algunos datos que informan de un posible riesgo incrementado de cáncer de próstata con ácido alfa-linolénico. El tratamiento del cáncer de próstata debe estar a cargo de un oncólogo.

Seguridad:

Los profesionales de la salud que tienen instrucción formal practican muchas técnicas complementarias, de acuerdo con los estándares de organizaciones nacionales. No obstante, este no es el caso universal; es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

Alergias

Las personas con conocimiento de alergia a la linaza, aceite de linaza o cualquier otro miembro de la familia de las plantas Lináceas o del género Linum deben evitar el uso de los productos de la linaza. Se han reportado reacciones alérgicas severas.

Efectos secundarios y advertencias

Existen pocos estudios sobre la seguridad del uso de la linaza en humanos. En las investigaciones disponibles se muestra que la linaza y el aceite de linaza se han tolerado de manera efectiva y el uso de los productos de la linaza se ha mantenido a través de la historia sin reportes de efectos secundarios. Sin embargo, se cree que la vaina sin madurar de la linaza es venenosa y no se debe comer. La linaza cruda o la planta de la linaza puede incrementar los niveles de cianuro, un tóxico químico (este efecto no se ha reportado cuando se toman los suplementos de la linaza en dosis recomendadas.) No se debe aplicar la linaza o el aceite de linaza en heridas abiertas o sobre la piel agrietada.

Basados en estudios en animales, una sobredosis de linaza puede causar falta de respiración, respiración acelerada, debilidad, dificultad para caminar y puede causar convulsiones o parálisis. Teóricamente, la linaza (no se incluye el aceite de linaza) puede incrementar el riesgo de daño celular producto de una reacción llamada estrés oxidativo. Los estudios reportan resultados en conflicto en esta área. Basados en un estudio, la linaza o el aceite de linaza tomado por vía oral puede causar manía o hipomanía en personas con trastorno bipolar. En teoría, los efectos laxantes de la linaza (no se incluye el aceite de linaza) pueden causar diarrea, incrementar el número de movimientos del intestino y el malestar abdominal. En varios estudios se han reportado efectos laxantes en personas que toman linaza o ácidos omega 3. Las personas con diarrea, síndrome de intestino irritado, diverticulitis o enfermedad inflamatoria del intestino (enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa) deben evitar la linaza debido a sus posibles efectos laxantes. Se han reportado en dos individuos náusea, vómito y dolor abdominal inmediatamente después de tomar los productos de la linaza por vía oral. Las causas de estas reacciones pueden ser las alergias.

Grandes cantidades de linaza ingeridas por vía oral pueden hacer que el intestino detenga sus movimientos (íleo). Las personas con el intestino o el esófago estrechos, íleo u obstrucción intestinal deben evitar el consumo de linaza (no se incluye el aceite de linaza). Los individuos con los triglicéridos altos en la sangre deben evitar la linaza y el aceite de linaza debido a la falta de claridad de los efectos en los niveles de los triglicéridos en investigaciones en animales. Las personas que sufren de diabetes deben tener precaución si toman los productos de la linaza por vía oral, ya que los ácidos grasos omega 3 en la linaza y en el aceite de linaza pueden incrementar los niveles de azúcar en la sangre.

Un estudio reporta que el periodo menstrual se puede alterar en mujeres que toman polvo de linaza diarios por vía oral. Debido a los posibles efectos de la linaza (no se incluye el aceite de linaza) similares a los estrógenos, se debe usar con precaución en mujeres con sensibilidad hormonal como endometriosis, síndrome de ovario poliquístico, fibroma uterino o cáncer de seno, útero u ovario. Algunos libros de medicina natural recomiendan precaución en pacientes con hipotiroidismo, aunque es poca la información científica disponible en esta área. La linaza y el aceite de linaza pueden incrementar el riesgo de hemorragia, basados en estudios que mostraron la reducción de coagulación sanguínea. . Se recomienda tener precaución en pacientes con trastornos de sangrado, en personas que toman drogas que incrementan el riesgo de sangrado y en personas que planean un procedimiento médico, quirúrgico o dental. Se pueden necesitar ajustes en las dosis de los medicamentos adelgazantes de la sangre. Los estudios en animales muestran que la linaza ha incrementado el número de glóbulos rojos en la sangre.

Varios estudios en humanos reportan un incremento del cáncer de próstata en hombres que toman el ácido alfa-linolénico (el cual esta presente en la linaza) por vía oral. Un estudio pequeño realizado en hombres con cáncer de próstata reporta que los suplementos de la linaza no incrementan los niveles antígenos específicos de la próstata. Los hombres con cáncer de próstata o con riesgo de cáncer de próstata deben evitar la linaza y los suplementos con ácido alfa-linolénico hasta que exista más información disponible.

Embarazo y lactancia

No se recomienda el uso de la linaza o del aceite de linaza durante el embarazo o la lactancia. Los estudios en animales muestran posibles efectos perjudiciales y no existe suficiente información en humanos. La linaza puede estimular la menstruación o tener otros efectos hormonales y puede ser perjudicial durante el embarazo.

Las posibles interacciones:

Interacciones con drogas

El consumo de linaza (no se incluye el aceite de linaza) por vía oral puede reducir la absorción de otros medicamentos. Las drogas que se usan por vía oral se deben tomar una hora antes o dos horas después de la linaza para prevenir una menor absorción. Las personas que toman estabilizadores del humor como litio deben tener precaución. La linaza contiene ácido alfa-linolénico, el cual teóricamente baja la presión arterial. Los individuos que toman medicamentos que reducen la presión arterial deben tener precaución cuando toman linaza. Los laxantes o emolientes de las heces pueden incrementar o mejorar los efectos laxantes de la linaza. La linaza y el aceite de linaza pueden bajar los niveles de colesterol en los animales pero estudios en humanos muestran resultados mixtos. En teoría, la linaza puede incrementar el efecto de otros medicamentos que reducen los niveles de los lípidos (colesterol y triglicéridos) en la sangre. Las drogas hormonales se pueden afectar. La linaza en la dieta puede incrementar los efectos del tamoxifeno, un medicamento usado para tratar el cáncer. Se debe consultar con el oncólogo o el farmaceuta antes de decidir acerca de un tratamiento o afecciones de salud.

Aunque algunos estudios reportan resultados contradictorios, los ácidos grasos omega 3 presentes en la linaza y el aceite de linaza pueden incrementar el azúcar en la sangre, reduciendo los efectos de los tratamientos para la diabetes, entre los que se incluyen la insulina y los medicamentos tomados por vía oral que bajan la glucosa. La linaza (no se incluye el aceite de linaza) es una fuente rica de lignanos de la planta. Algunas veces los lignanos se denominan fitoestrógenos y pueden poseer propiedades similares a los estrógenos. No se sabe si la linaza puede alterar los efectos de las píldoras anticonceptivas o las terapias de reemplazo hormonal. Teóricamente la linaza y el aceite de linaza pueden incrementar el riesgo de hemorragia, se debe tener precaución cuando se toman los productos de linaza con drogas que incrementan el riesgo de hemorragia. Algunos ejemplos son la aspirina, anticoagulantes ("adelgazantes de la sangre") como la warfarina (Coumadin®) o heparina, drogas antiplaquetas como el clopidogrel (Plavix®) y drogas antiinflamatorias no esteroides como el ibuprofeno (Motrin®, Advil®) o naproxeno (Naprosyn®, Aleve®).

La linaza puede también interactuar con los relajantes musculares (como la metaxalona) usados para el reflejo ácido (inhibidores de la bomba de protones como lansoprazol) o prostaglandinas (como Iloprost o treprostinil).

Interacciones con hierbas y suplementos dietéticos

El consumo de la linaza (no se incluye el aceite de linaza) puede reducir la absorción de las vitaminas o suplementos tomados al mismo tiempo por vía oral. Por consiguiente, las vitaminas y los suplementos se deben tomar una hora antes o dos horas después de la dosis de linaza para prevenir una menor la absorción. La linaza puede alterar los efectos del psyllium y de la vitamina E en particular.

Se debe tener precaución cuando se combina la linaza con otras hierbas que alteran el humor entre las que se incluyen la hierba de San Juan (Hypericum perforatum), kava (Piper methysticum) o valeriana (Valeriana officinalis). Se pueden afectar las hierbas hormonales y los suplementos. La linaza contiene ácido alfa-linolénico, el cual teóricamente baja la presión arterial. Se debe tener precaución cuando se combina con otras hierbas o suplementos que bajan la presión arterial.

Debido a los efectos laxantes de la linaza, se recomienda tener precaución cuando se toma con otros suplementos que tienen efectos laxantes.

Los estudios sobre los efectos de la linaza en el azúcar en la sangre en personas con diabetes tipo 2 han reportado resultados mixtos. Se debe tener precaución cuando se combinan los productos de la linaza con suplementos que pueden elevar los niveles el azúcar en la sangre. En teoría, la linaza puede contener químicos similares a los estrógenos. Se debe tener precaución cuando se combina la linaza (no se incluye el aceite de linaza) con suplementos que se considere tienen propiedades similares a los estrógenos.

Los estudios anteriores en humanos muestran que la linaza y el aceite de linaza, teóricamente pueden incrementar el riesgo de sangrado. Se debe tener precaución cuando se usan los productos de la linaza con hierbas y suplementos que se considere incrementan el riesgo de hemorragia.

La linaza puede reducir los niveles del colesterol en la sangre. Se recomienda precaución al usar hierbas o suplementos que también puede reducir el colesterol. Es posible que se requiera supervisión y ajuste de las dosis.

Se recomienda precaución al tomar linaza con otras hierbas y suplementos tomados para tratar o prevenir el cáncer a causa de una posible interacción.

Dosificación:

Adultos (18 años y mayores)

El aceite de linaza está disponible en líquido y en cápsulas. Se han tomado de 10 a 250 gramos de polvo, harina y fibra soluble de linaza por vía oral.

La linaza entera o machacada (no molida) se puede mezclar con líquido y tomar por vía oral. Por lo general, una cucharada de esta forma se mezcla con 6 a 12 onzas de líquido y se toma por vía oral hasta tres veces al día. Algunos estudios usan dosis de mucílago/fibra de linaza hasta de 60 a 80 gramos por kilogramo de peso (un kilogramo es igual a 2.2 libras) de la persona. Estas formas líquidas de semilla de linaza no se deben confundir con preparados de aceite de linaza.

Anecdóticamente, 30 - 100 gramos de harina de linaza se pueden mezclar con agua tibia o caliente para formar compresas para aplicar a la piel hasta tres veces al día. No es claro por cuánto tiempo se deben usar los cataplasmas de linaza.

Niños (menores de 18 años)

No existe suficiente información disponible para recomendar el uso de la linaza o del aceite de linaza en niños.

Referencias:

 

  • Basch E, Bent S, Collins J, et al. Flax and flaxseed oil (Linum usitatissimum): a review by the Natural Standard Research Collaboration. J Soc Integr Oncol 2007 Summer;5(3):92-105.
  • Brooks JD, Ward WE, Lewis JE, et al. Supplementation with flaxseed alters estrogen metabolism in postmenopausal women to a greater extent than does supplementation with an equal amount of soy. Am J Clin Nutr 2004;79(2):318-325.
  • Dahl WJ, Lockert EA, Cammer AL, et al. Effects of flax fiber on laxation and glycemic response in healthy volunteers. J Med Food 2005 Winter;8(4):508-11.
  • Dodin S, Lemay A, Jacques H, et al. The effects of flaxseed dietary supplement on lipid profile, bone mineral density, and symptoms in menopausal women: a randomized, double-blind, wheat germ placebo-controlled clinical trial. J Clin Endocrinol Metab 2005;90(3):1390-1397.
  • Faintuch J, Horie LM, Barbeiro HV, et al. Systemic inflammation in morbidly obese subjects: response to oral supplementation with alpha-linolenic acid. Obes Surg 2007 Mar;17(3):341-7.
  • Goss PE, Li T, Theriault M, et al. Effects of dietary flaxseed in women with cyclical mastalgia. Breast Cancer Res Treat 2000;64:49.
  • Hu FB, Stampfer MJ, Manson JE, et al. Dietary intake of alpha-linolenic acid and risk of fatal ischemic heart disease among women. Am J Clin Nutr 1999;69(5):890-897.
  • Joshi K, Lad S, Kale M, et al. Supplementation with flax oil and vitamin C improves the outcome of Attention Deficit Hyperactivity Disorder (ADHD). Prostaglandins Leukot Essent Fatty Acids 2006 Jan;74(1):17-21.
  • Lemay A, Dodin S, Kadri N, et al. Flaxseed dietary supplement versus hormone replacement therapy in hypercholesterolemic menopausal women. ObstetGynecol 2002;100(3):495-504.
  • Lewis JE, Nickell LA, Thompson LU, et al. A randomized controlled trial of the effect of dietary soy and flaxseed muffins on quality of life and hot flashes during menopause. Menopause 2006 Jul-Aug;13(4):631-42.
  • Mandasescu S, Mocanu V, Dascalita AM, et al. Flaxseed supplementation in hyperlipidemic patients. Rev Med Chir Soc Med Nat Iasi. 2005 Jul-Sep;109(3):502-6.
  • Oomen CM, Ocke MC, Feskens EJ, et al. Alpha-Linolenic acid intake is not beneficially associated with 10-y risk of coronary artery disease incidence: the Zutphen Elderly Study. Am J Clin Nutr 2001;74(4):457-463.
  • Stoll AL, Severus WE, Freeman MP, et al. Omega 3 fatty acids in bipolar disorder: a preliminary double-blind, placebo-controlled trial. Arch Gen.Psychiatry 1999;56(5):407-412.
  • von Schacky C, Angerer P, Kothny W, et al. The effect of dietary omega-3 fatty acids on coronary atherosclerosis. A randomized, double-blind, placebo-controlled trial. Ann Intern Med 4-6-1999;130(7):554-562.
  • Young GS, Conquer JA, Thomas R. Effect of randomized supplementation with high dose olive, flax or fish oil on serum phospholipid fatty acid levels in adults with attention deficit hyperactivity disorder. Reprod Nutr Dev 2005 Sep-Oct;45(5):549-58.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Medicina Natural a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad