SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Lactobacillus acidophilus

Lactobacillus acidophilus

Resumen:

Los lactobacilos son bacterias que normalmente se encuentran en el intestino delgado y la vagina en los seres humanos. El Lactobacillus acidophilus se considera, en términos generales, benéfico, ya que produce vitamina K, lactasa y sustancias antimicrobianas como acidolina, acidolfina, lactocidina y bacteriocina. Varios ensayos realizados en seres humanos reportan beneficios del L. acidophilus para la vaginosis bacterial. Otros usos medicinales del L. acidophilus no se han estudiado lo suficiente que permitan llegar a conclusiones firmes.

El término “prebiótico” se usa para describir a algunos organismos que se usan en la medicina, incluidas las bacterias como L. acidophilus y levaduras como Saccharomyces boulardii.

Aunque en términos generales, se cree que es seguro y con pocos efectos secundarios, el L. acidophilus por vía oral se debe evitar en personas con lesión intestinal, sistema inmunológico debilitado o con un crecimiento excesivo de bacterias intestinales.

Usos:

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

Acné, SIDA, cáncer, úlceras bucales, colitis, prevención del cáncer de colon, estreñimiento, pañalitis, enfermedad de Crohn, diverticulitis, infección por E. coli en pacientes con cáncer, ampollas por fiebre, cardiopatía, acidez gástrica, urticaria, refuerzo inmunológico, indigestión, infección, crecimiento excesivo de bacterias en el intestino delgado, prevención preoperatoria de infecciones o pérdida de bacterias en el intestino, úlcera estomacal, afta, colitis ulcerosa, infección del tracto urinario.

Evidencia:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

  • Vaginosis bacterial (B)

    Varios estudios realizados en seres humanos reportan que el Lactobacillus acidophilus en supositorios vaginales es efectivo en el tratamiento de la vaginosis bacterial. Un pequeño número de estudios indica que consumir yogur enriquecido con Lactobacillus acidophilus puede ser similarmente benéfico. Se necesitan investigaciones adicionales antes de llegar a una conclusión firme. A las pacientes con malestar vaginal persistente se les aconseja buscar atención médica.

  • Tratamiento de alergias (polen del cedro japonés) (C)

    Se realizó un pequeño estudio para evaluar los efectos del Lactobacillus acidophilus cepa L-92 en los síntomas de la alergia al polen del cedro japonés, el cual arrojó resultados positivos. Se requiere investigación adicional antes de llegar a una conclusión firme.

  • Asma (C)

    Existen investigaciones limitadas en esta área que han arrojado resultados confusos.

  • Prevención de la diarrea (C)

    Una pequeña cantidad de investigaciones en seres humanos indica que el Lactobacillus acidophilus podría no ser efectivo si se usa para prevenir la diarrea en viajeros o en personas que consumen antibióticos. Varios estudios informan que la especie relacionada Lactobacillus GG puede ser útil para la prevención de la diarrea en niños y viajeros. Se necesitan estudios adicionales antes de llegar a una conclusión firme.

  • Tratamiento de la diarrea (en niños) (C)

    Una pequeña cantidad de investigaciones en niños, donde se han usado diferentes formas de acidophilus, no reporta ninguna mejoría en la diarrea. Estudios futuros deben usar Lactobacillus acidophilus en cultivos viables para evaluar los efectos en la diarrea. El lactobacillus GG, una especie diferente, es una indicación médica que aparece en varios estudios realizados en seres humanos por ser un tratamiento efectivo y seguro para la diarrea en infantes y niños otrora sanos. El Lactobacillus acidophilus puede ayudar en el tratamiento de diarrea persistente o crónica y el crecimiento excesivo de bacterias relacionadas con la diarrea. Se necesitan investigaciones adicionales para determinar qué dosis puede ser segura y efectiva para esta afección.

  • Encefalopatía hepática (pensamientos confusos provocados por trastornos hepáticos) (C)

    Existen estudios limitados en esta área que han arrojado resultados diversos.

  • Colesterol alto (C)

    Existe información contradictoria proveniente de varios estudios realizados en seres humanos con respecto a los efectos de productos lácteos enriquecidos con Lactobacillus acidophilus en la disminución del colesterol total de la sangre o la lipoproteína de baja densidad (“colesterol malo”).

  • Síndrome del intestino irritable (C)

    Estudios realizados en seres humanos reportan diversos resultados en el mejoramiento de los síntomas del intestino después de ingerir Lactobacillus acidophilus por vía oral.

  • Intolerancia a la lactosa (C)

    Existe información contradictoria proveniente de varios estudios realizados en seres humanos de que el uso de Lactobacillus acidophilus por vía oral mejora la tolerancia a la lactosa. Se necesitan más investigaciones en esta área antes de llegar a una conclusión.

  • Prevención de la enterocolitis necrotizante en infantes (C)

    Un estudio que se realizó en infantes donde se usó L. acidophilus en combinación con otra bacteria (B. infantis) reportó pocos casos de enterocolitis necrotizante (inflamación aguda del intestino) y ninguna complicación relacionada con el tratamiento. Se necesitan investigaciones adicionales en esta área antes de llegar a una conclusión.

  • Candidiasis vaginal (infección de levadura) (C)

    El Lactobacillus acidophilus administrado ya sea por vía oral o en forma de supositorios vaginales es algo que no se ha evaluado de forma adecuada en la prevención o el tratamiento de infecciones vaginales por levaduras. Se necesitan más investigaciones en esta área antes de llegar a una conclusión.

Seguridad:

Los profesionales de la salud que tienen instrucción formal practican muchas técnicas complementarias, de acuerdo con los estándares de organizaciones nacionales. No obstante, este no es el caso universal; es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

Alergias

Las personas sensibles a la lactosa pueden desarrollar dolencias abdominales al consumir productos lácteos que contienen L. acidophilus.

Efectos secundarios y advertencias

Estudios realizados reportan pocos efectos secundarios del L. acidophilus si se usa en las dosis recomendadas. La dolencia más común es el malestar abdominal o gases, lo cual se cura con el uso continuado. Algunos expertos recomiendan limitar la dosis diaria de organismos vivos de L. acidophilus para reducir el riesgo de malestares abdominales. Algunas mujeres han reportado ardor vaginal después de usar L. acidophilus en tabletas vaginales.

Existen pocos reportes de infecciones en las válvulas del corazón con L. acidophilus, y el riesgo puede ser mayor en personas con válvulas artificiales en el corazón. Las personas con sistemas inmunológicos gravemente debilitados (por la enfermedad o drogas como la quimioterapia para el cáncer y agentes inmuno-supresores de transplantes de órganos) pueden desarrollar infecciones serias o bacterias en la sangre al tomar L. acidophilus. Por tanto, el L. acidophilus se debe evitar en estos pacientes. Las personas con lesiones intestinales o a quienes se les haya practicado alguna cirugía de intestino reciente deben evitar consumir lactobacilos.

Embarazo y lactancia

No existen suficientes estudios científicos disponibles para establecer la seguridad durante el embarazo. Por tanto, las mujeres embarazadas deben usar el L. acidophilus con precaución y bajo supervisión médica, si es que lo hacen. Un pequeño número de mujeres embarazadas han participado en estudios, donde se analizó L. acidophilus en tabletas vaginales y un cultivo de L. acidophilus, los cuales no arrojaron ningún tipo de efecto negativo. Se necesitan investigaciones adicionales.

Las posibles interacciones:

Interacciones con drogas

Algunos expertos consideran que el L. acidophilus si se administra por vía oral, se debe usar dos o tres horas después de la dosis de antibióticos para evitar la eliminación del L. acidophilus. También se ha indicado que el alcohol lesiona los lactobacilos y éstos no se deben tomar de forma simultánea. Las investigaciones científicas en estas áreas son limitadas.

En teoría, el L. acidophilus si se administra de forma oral, es posible que no logre sobrevivir en el ambiente ácidico del estómago. Algunos expertos han indicado que los antiácidos se deben tomar de 30 a 60 minutos antes de ingerir lactobacilos. Sin embargo, esto no se ha estudiado bien en seres humanos.

En teoría, L. acidophilus puede prolongar los efectos de algunas drogas, incluidos los anticonceptivos o benzodiazepinas como la diazepam (Valium®). Con base en los experimentos realizados en laboratorio, el L. acidophilus puede reducir la efectividad de la sulfasalazina (Azulfidine®), droga que se usa para la enfermedad de inflamación del intestino.

Interacciones con hierbas y suplementos dietéticos

Los fructo-oligosacáridos (que también se conocen como “prebióticos”) son cadenas de azúcar no digeribles y a la vez son nutrientes para los lactobacilos. Algunos expertos consideran que los prebióticos administrados por vía oral pueden ayudar al crecimiento de los lactobacilos. Dentro de las fuentes alimenticias naturales se incluyen el banano, la alcachofa de Jerusalén, la cebolla, el espárrago y el ajo.

L. casei, S. boulardi u otros probióticos se pueden agregar a los efectos del L. acidophilus.

Dosificación:

Adultos (18 años y mayores)

Tabletas/cápsulas/líquido/yogur: La opinión de expertos indica que una dosis entre 1 y 10 mil millones de bacterias viables (vivas) de L. acidophilus administradas a diario en dosis divididas es suficiente para la mayoría de las personas. Dosis superiores pueden ocasionar leves malestares abdominales y es posible que dosis inferiores no puedan establecer una población estable en el intestino. Para las infecciones vaginales bacteriales, se ha usado una dosis de ocho onzas de yogur que contiene L. acidophilus en una concentración compuesta por una colonia de 100 millones de unidades (108CFU) en cada mililitro. En un estudio que se realizó, se usaron cápsulas que contenían 1.5 gramos de lactobacillus acidophilus.

Supositorios vaginales: Para las infecciones vaginales se han usado dosis de una o dos tabletas (cada tableta contiene de 10 millones a un mil millones de CFU), las que se introducen en la vagina una o dos veces al día.

Supositorios anales: Se han usado cápsulas que contienen 1.5 gramos de lactobacillus acidophilus para tratar la diarrea.

Niños (menores de 18 años)

Tabletas/cápsulas/líquido: Algunos libros de texto y expertos de medicina natural indican que un cuarto de cucharadita o un cuarto de una cápsula que se encuentra disponible en el mercado de L. acidophilus puede ser segura para el uso en niños en el reemplazo de bacterias localizadas en el intestino que los antibióticos eliminan. Se han administrado cada 12 horas hasta un máximo de 12 mil millones de L. acidophilus liofilizados que han sido eliminados por el calor hasta por un máximo de cinco días. A menudo se recomienda que los suplementos de L. acidophilus se tomen dos horas después de la dosis de antibióticos, puesto que éstos pueden eliminar el L. acidophilus si se administran de forma simultánea. Consulte con un proveedor médico calificado antes de usar L. acidophilus en niños y use con precaución en niños menores de tres años de edad.

Aplicación en la piel: Se han usado preparaciones líquidas en el área del pañal para tratar infecciones de levadura, aunque no se ha estudiado bien la seguridad y efectividad de estas preparaciones. Consulte con un proveedor médico calificado antes de usar L. acidophilus en niños y use con precaución en niños menores de tres años de edad.

Referencias:

  • Arvola T, Laiho K, Torkkeli S, et al. Prophylactic Lactobacillus GG reduces antibiotic-associated diarrhea in children with respiratory infections: a randomized study. Pediatrics 1999;104(5):e64.
  • Bayer AS, Chow AW, Betts D, et al. Lactobacillemia--report of nine cases. Important clinical and therapeutic considerations. Am J Med 1978;64(5):808-813.
  • dios Pozo-Olano J, Warram JH, Jr., Gomez RG, et al. Effect of a lactobacilli preparation on traveler's diarrhea. A randomized, double blind clinical trial. Gastroenterology 1978;74(5 Pt 1):829-830.
  • Fedorak RN, Madsen KL. Probiotics and the management of inflammatory bowel disease. Inflamm.Bowel.Dis. 2004;10(3):286-299.
  • Halpern GM, Prindiville T, Blankenburg M, et al. Treatment of irritable bowel syndrome with Lacteol Fort: a randomized, double-blind, cross-over trial. Am J Gastroenterol 1996;91(8):1579-1585.
  • Hilton E, Isenberg HD, Alperstein P, et al. Ingestion of yogurt containing Lactobacillus acidophilus as prophylaxis for candidal vaginitis. Ann Intern Med 1992;116(5):353-357.
  • Ishida Y, Nakamura F, Kanzato H, et al. Clinical effects of Lactobacillus acidophilus strain L-92 on perennial allergic rhinitis: a double-blind, placebo-controlled study. J.Dairy Sci. 2005;88(2):527-533.
  • Ishida Y, Nakamura F, Kanzato H, et al. Effect of milk fermented with Lactobacillus acidophilus strain L-92 on symptoms of Japanese cedar pollen allergy: a randomized placebo-controlled trial.Biosci Biotechnol Biochem. 2005 Sep;69(9):1652-60.
  • Kliegman RM, Willoughby RE. Prevention of necrotizing enterocolitis with probiotics. Pediatrics 2005;115(1):171-172.
  • Pirotta M, Gunn J, Chondros P, et al. Effect of lactobacillus in preventing post-antibiotic vulvovaginal candidiasis: a randomised controlled trial. BMJ 9-4-2004;329(7465):548.
  • Saggioro, A. Probiotics in the treatment of irritable bowel syndrome. J.Clin.Gastroenterol. 2004;38(6 Suppl):S104-S106.
  • Saltzman JR, Russell RM, Golner B, et al. A randomized trial of Lactobacillus acidophilus BG2FO4 to treat lactose intolerance. Am J Clin Nutr 1999;69(1):140-146.
  • Sazawal S, Hiremath G, Dhingra U, et al. Efficacy of probiotics in prevention of acute diarrhoea: a meta-analysis of masked, randomised, placebo-controlled trials. Lancet Infect Dis. 2006 Jun;6(6):374-82.
  • Tankanow RM, Ross MB, Ertel IJ, et al. A double-blind, placebo-controlled study of the efficacy of Lactinex in the prophylaxis of amoxicillin-induced diarrhea. DICP 1990;24(4):382-384.
  • Xiao SD, Zhang de Z, Lu H, et al. Multicenter, randomized, controlled trial of heat-killed Lactobacillus acidophilus LB in patients with chronic diarrhea. Adv.Ther. 2003;20(5):253-260.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Medicina Natural a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad