SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Inhibidores de amilasa

Inhibidores de amilasa

Resumen:

La amilasa es una enzima que descompone los carbohidratos o almidones en el cuerpo. Debido a su supuesta habilidad para evitar la descomposición y absorción del almidón, los inhibidores de alfa-amilasa se han utilizado para perder peso. En la actualidad, los inhibidores de amilasa disponibles en el comercio se extraen del trigo o del frijol común blanco (Phaseolus vulgaris).

En humanos, los inhibidores de amilasa han mostrado disminuir la absorción intestinal de los carbohidratos al reducir la actividad intestinal de amilasa. Sin embargo, existen pocos estudios de buena calidad en humanos que sustenten el uso de los inhibidores de amilasa para cualquier indicación.

Usos:

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

Antibacteriano, antifúngico, insecticida.

Evidencia:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

  • Diabetes (C)

    Los inhibidores de amilasa han mostrado disminuir los niveles de glucosa en la sangre. Se necesitan estudios grandes y de buen diseño antes de poder ofrecer una recomendación firme.

  • Obesidad/ pérdida de peso (C)

    Estudios preliminares han mostrado que ingerir un inhibidor de amilasa con las comidas puede llevar a la pérdida de peso. Sin embargo, se necesitan estudios clínicos de buen diseño en esta área.

Seguridad:

Los profesionales de la salud que tienen instrucción formal practican muchas técnicas complementarias, de acuerdo con los estándares de organizaciones nacionales. No obstante, este no es el caso universal; es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

Alergias

Debe evitarse en individuos con alergia o sensibilidad conocida a los inhibidores de amilasa o a fuentes de inhibidores de amilasa, tales como trigo o legumbres.

Efectos secundarios y advertencias

Los inhibidores de amilasa pueden disminuir los niveles de azúcar en la sangre. Se aconseja precaución a pacientes con diabetes o hipoglucemia, y a quienes ingieren drogas, hierbas o suplementos que afecten el azúcar en la sangre. Puede ser necesario que un profesional de salud calificado monitoree los niveles de glucosa en la sangre. También puede ser necesario ajustar los medicamentos.

Los inhibidores de amilasa deben usarse con cautela en individuos con trastornos gastrointestinales, trastornos renales o problemas hepáticos. Cuando se usan en combinación con otros agentes para la pérdida de peso, los inhibidores de amilasa pueden tener efectos aditivos.

Embarazo y lactancia

Debido a la falta de evidencia científica disponible, los inhibidores de amilasa no se recomiendan a mujeres embarazadas o lactantes.

Las posibles interacciones:

Interacciones con otras drogas

Los inhibidores de amilasa pueden disminuir los niveles de azúcar en la sangre. Se aconseja precaución cuando se usan medicamentos que también pueden reducir el azúcar en la sangre. A los pacientes que ingieren drogas para la diabetes por vía oral o inyección los debe monitorear de cerca un proveedor de salud calificado. Puede ser necesario ajustar los medicamentos.

Cuando se ingieren con otros agentes para perder peso, los inhibidores de amilasa pueden tener efectos aditivos.

Interacciones con hierbas y suplementos dietéticos

Los inhibidores de amilasa pueden disminuir los niveles de azúcar en la sangre. Se aconseja precaución cuando se usan hierbas o suplementos que también pueden reducir el azúcar en la sangre. Puede ser necesario monitorear los niveles de glucosa en la sangre y ajustar las dosis.

Cuando se ingieren con otros agentes para la pérdida de peso, tal como la Garcinia cambogia, la inulina y el ácido rosmarínico, los inhibidores de amilasa pueden tener efectos aditivos. Los inhibidores de amilasa también pueden interactuar con la goma de guar.

Dosificación:

Adultos (18 años y mayores)

Se han estudiado varias dosis de inhibidores de amilasa pero no se ha probado su efectividad. Por lo general, se han usado entre 1,500 y 6,000 miligramos de inhibidores de amilasa antes de las comidas.

Para la diabetes, se han empleado entre 4 y 6 gramos hasta por siete días. Para la pérdida de peso, se ha utilizado una dosis diaria de 3,000 unidades de inhibidores de amilasa de Phase 2® (inhibidores de amilasa derivados del frijol común blanco) por 30 días. Se ha utilizado una dosis de 1,500 miligramos de Phase 2® dos veces al día durante ocho semanas sin efectos.

Niños (menores de 18 años)

No existe una dosis comprobada como segura o efectiva para el uso de inhibidores de amilasa en niños.

Referencias:

  • Bays HE. Current and investigational antiobesity agents and obesity therapeutic treatment targets. Obes.Res. 2004;12(8):1197-1211.
  • Bo-Linn GW, Santa Ana CA, Morawski SG, et al. Starch blockers--their effect on calorie absorption from a high-starch meal. N.Engl.J Med. 12-2-1982;307(23):1413-1416.
  • Boivin M, Flourie B, Rizza RA, et al. Gastrointestinal and metabolic effects of amylase inhibition in diabetics. Gastroenterology 1988;94(2):387-394.
  • Boivin M, Zinsmeister AR, Go VL, et al. Effect of a purified amylase inhibitor on carbohydrate metabolism after a mixed meal in healthy humans. Mayo Clin.Proc. 1987;62(4):249-255.
  • Brugge WR, Rosenfeld MS. Impairment of starch absorption by a potent amylase inhibitor. Am.J Gastroenterol. 1987;82(8):718-722.
  • Celleno L, Tolaini MV, D'Amore A, et al. A Dietary supplement containing standardized Phaseolus vulgaris extract influences body composition of overweight men and women. Int.J Med.Sci. 2007;4(1):45-52.
  • Chokshi D. Subchronic oral toxicity of a standardized white kidney bean (Phaseolus vulgaris) extract in rats. Food Chem.Toxicol. 2007;45(1):32-40.
  • Chokshi D. Toxicity studies of Blockal, a dietary supplement containing Phase 2 Starch Neutralizer (Phase 2), a standardized extract of the common white kidney bean (Phaseolus vulgaris). Int.J Toxicol. 2006;25(5):361-371.
  • Choudhury A, Maeda K, Murayama R, et al. Character of a wheat amylase inhibitor preparation and effects on fasting human pancreaticobiliary secretions and hormones. Gastroenterology 1996;111(5):1313-1320.
  • Lankisch M, Layer P, Rizza RA, et al. Acute postprandial gastrointestinal and metabolic effects of wheat amylase inhibitor (WAI) in normal, obese, and diabetic humans. Pancreas 1998;17(2):176-181.
  • Layer P, Zinsmeister AR, DiMagno EP. Effects of decreasing intraluminal amylase activity on starch digestion and postprandial gastrointestinal function in humans. Gastroenterology 1986;91(1):41-48.
  • Liener IE, Donatucci DA, Tarcza JC. Starch blockers: a potential source of trypsin inhibitors and lectins. Am.J Clin.Nutr. 1984;39(2):196-200.
  • Rekha MR, Padmaja G. Alpha-amylase inhibitor changes during processing of sweet potato and taro tubers. Plant Foods Hum.Nutr. 2002;57(3-4):285-294.
  • Thom E. A randomized, double-blind, placebo-controlled trial of a new weight-reducing agent of natural origin. J Int.Med.Res. 2000;28(5):229-233.
  • Udani J, Hardy M, Madsen DC. Blocking carbohydrate absorption and weight loss: a clinical trial using Phase 2 brand proprietary fractionated white bean extract. Altern.Med.Rev. 2004;9(1):63-69.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Medicina Natural a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad