SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Garrote del diablo (Oplopanax horridus)

Garrote del diablo (Oplopanax horridus)

Resumen:

La hierba garrote del diablo, miembro de la familia del ginseng (Araliáceas), ha sido utilizada desde tiempos inmemoriales para el tratamiento de enfermedades médicas por parte de los habitantes indígenas de Alaska y del Pacífico Nor-Occidental. Dentro de los muchos usos tradicionales que se le dan al garrote del diablo, se le utiliza con más frecuencia para el tratamiento de infecciones externas e internas.

Tradicionalmente, se utilizan los tallos de la corteza interna que están expuestos al aire. Sin embargo, los preparados más recientes que se encuentran en el comercio utilizan su raíz. Los expertos occidentales en hierbas utilizan el garrote del diablo como un estimulante y expectorante y para afecciones auto-inmunes, eczema, infecciones externas, infecciones internas, artritis reumatoide, llagas y diabetes tipo 2. También la utilizan para disminuir el azúcar en la sangre y mejorar el bienestar en general y como tónico pancreático. Actualmente no existen pruebas clínicas de buena calidad en humanos que apoyen el uso del garrote del diablo para ninguna indicación.

Así como ocurre con muchas plantas medicinales, existe preocupación sobre la comercialización del garrote del diablo, en relación con los derechos de propiedad de las personas que originalmente poseían el conocimiento de la hierba, sobre la compensación a los usuarios originales de la planta y sobre la conformidad ética y cultural de los usos corrientes dentro del contexto etno-botánico, debido a las deficiencias en los mecanismos legales existentes para lograr tales metas.

Usos:

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

Acné, antibacteriano, antifúngico, antiviral, estimulación del apetito, artritis, trastornos sanguíneos, control de la natalidad, purificador de la sangre, equilibrio del cuerpo, forúnculos, quemaduras, prevención del cáncer, resfriados, estreñimiento, tos, difteria, emético (inducción del vómito), fertilidad, fiebre, cálculos biliares, enfermedad cardiaca, influenza, laxante, sarampión, menstruación, dolor, neumonía, trastornos siquiátricos, purgante (laxante), infecciones cutáneas, enfermedades de transmisión sexual, llagas, problemas estomacales, úlceras estomacales, glándulas inflamadas, tuberculosis, visión, pérdida de peso, cicatrización de heridas.

Evidencia:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

  • Diabetes (C)

    Uno de los usos más reportados del garrote del diablo es su efecto hipoglucémico (disminución del azúcar en la sangre) por lo cual se le ha utilizado tradicionalmente para el tratamiento de la diabetes y aún se le continúa usando. Aunque la evidencia preliminar es promisoria, se requieren ensayos clínicos adicionales y de buen diseño para ofrecer recomendaciones.

Seguridad:

Los profesionales de la salud que tienen instrucción formal practican muchas técnicas complementarias, de acuerdo con los estándares de organizaciones nacionales. No obstante, este no es el caso universal; es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

Alergias

Debe evitarse en personas con alergias conocidas o hipersensibilidad al garrote del diablo. Se sabe que las púas en los tallos y hojas pueden causar reacciones alérgicas tópicas.

Efectos secundarios y advertencias

La American Herbal Products Association (Asociación Americana de Productos Herbales) clasifica en su listado al garrote del diablo como clase 1, es decir "hierbas que pueden consumirse de manera segura, cuando se utilizan correctamente", aunque la duración para un uso seguro no se especifica. Por el contrario, la Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU., (FDA) no la clasifica en su lista de "generalmente reconocida como segura", (GRAS).

La ingesta crónica de una infusión de garrote del diablo puede ocasionar mucho aumento de peso. Se sabe que las púas del tallo y de las hojas de la hierba causan reacciones alérgicas; también se reportó un caso de un paciente con diarrea posterior a la toma de un extracto acuoso de la corteza de la raíz interna de la planta.

El garrote del diablo también puede disminuir los niveles de azúcar en la sangre; se recomienda precaución en pacientes con diabetes (azúcar alto en la sangre) o hipoglucemia (azúcar bajo en la sangre) y en aquellos que toman drogas, hierbas o suplementos que afectan el azúcar en la sangre. Puede ser necesario que un profesional de la salud o farmaceuta vigile los niveles de glucosa séricos y haga ajustes a los medicamentos.

Embarazo y lactancia

No se recomienda el uso del garrote del diablo en mujeres embarazadas o lactantes debido a la falta de evidencia científica disponible. El garrote del diablo puede expulsarse después del alumbramiento y comenzar el flujo menstrual posparto.

Las posibles interacciones:

Interacciones con drogas

El garrote del diablo puede disminuir los niveles de azúcar en la sangre. Se recomienda precaución cuando se utilizan medicamentos que también disminuyen estos niveles. Los pacientes que toman insulina o drogas para la diabetes por vía oral deben ser vigilados estrictamente por parte de un profesional de la salud o farmaceuta. También puede ser necesario hacer ajustes a las dosis de los medicamentos.

Interacciones con hierbas y suplementos alimenticios

El garrote del diablo puede disminuir los niveles de azúcar en la sangre. Se recomienda precaución cuando se utilizan hierbas o suplementos que también puedan disminuir estos niveles. Puede ser necesario vigilar los niveles de glucosa en la sangre y hacer ajustes a las dosis de los medicamentos.

Dosificación:

Adultos (18 años y mayores)

No existe una dosis comprobada como segura o efectiva para el uso del garrote del diablo. Se ha administrado vía decocciones, tinturas e infusiones. Tradicionalmente se han usado 15-30 gotas de tintura aplicadas 3 veces al día (de la hierba fresca 1:2, hierba seca 1:5, ambas con 60% alcohol), ó 1-3 onzas fluidas de la infusión fría, tres veces al día.

Para lograr el efecto de disminución de azúcar en la sangre se han utilizado 1.4-1.6 mililitros de un extracto acuoso por libra de peso corporal. Para el aumento de peso, resfriados y otras enfermedades se han administrado 125 mililitros, antes de las comidas.

Como analgésico (alivio del dolor), se mastica la corteza interna cruda del garrote del diablo, y luego se escupe en las heridas. También se acostumbra poner la corteza en tiras sobre las fracturas para disminuir el dolor y la hinchazón. Para reducir la infección se utiliza la corteza interna seca, la cual se manipula hasta convertirla en una pulpa y luego se le aplica sobre las heridas. Por último, para el tratamiento de hinchazones se ha preparado un ungüento al quemar los tallos de la hierba y mezclar las cenizas con grasa.

Niños (menores de 18 años)

No existe una dosis comprobada como segura o efectiva para el uso del garrote del diablo en niños.

Referencias:

  • Bloxton JD. Notes on Economic Plants: Bioactive constituents of Alaskan devil's root (, Araliaceae). Econ Bot. 2002;56(3):285-289.
  • Gruber JW, Kittipongpatana N, Bloxton JD, et al. High-performance liquid chromatography and thin-layer chromatography assays for Devil's Club (Oplopanax horridus). J Chromatogr Sci 2004;42(4):196-199.
  • Justice JW. Use of devil's club in Southeast Alaska. Alaska Med 1966;8(2):36-39.
  • Kobaisy M, Abramowski Z, Lermer L, et al. Antimycobacterial polyynes of Devil's Club (Oplopanax horridus), a North American native medicinal plant. J Nat Prod 1997;60(11):1210-1213.
  • Lantz T, Swerhun K, Turner N. Devil's club an ethnobotanical review. HerbalGram 2004;(62):33-48.
  • McCutcheon AR, Ellis SM, Hancock RE, et al. Antibiotic screening of medicinal plants of the British Columbian native peoples. J Ethnopharmacol 1992;37(3):213-223.
  • McCutcheon AR, Ellis SM, Hancock RE, et al. Antifungal screening of medicinal plants of British Columbian native peoples. J Ethnopharmacol 1994;44(3):157-169.
  • McCutcheon AR, Roberts TE, Gibbons E, et al. Antiviral screening of British Columbian medicinal plants. J Ethnopharmacol 1995;49(2):101-110.
  • Mi HM, Li CG, Su ZW, et al. [Studies on the chemical constituents and antifungal activities of essential oil from Oplopanax elatus nakai]. Yao Xue Xue Bao 1987;22(7):549-552.
  • Smith GW. Arctic pharmacognosia II. Devil's Club, Oplopanax horridus. J Ethnopharmacol 1983;7(3):313-320.
  • Stuhr ET, Henry FB. An investigation of the root bark of . Pharm Archives 1944;(15):9-15.
  • Turner NJ. Traditional Use of Devil's-Club (; Araliaceae) by Native Peoples in Western North America. J Ethnobiol 1982;2(1):17-38.
  • Wattenberg LW. Inhibition of azoxymethane-induced neoplasia of the large bowel by 3-hydroxy-3,7,11-trimethyl-1,6,10-dodecatriene (nerolidol). Carcinogenesis 1991;12(1):151-152.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Medicina Natural a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad