SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Extracto de corteza de yohimbe (Pausinystalia yohimbe Pierre ex Beille Rubiaceae)

Por HolaDoctor -
Extracto de corteza de yohimbe (Pausinystalia yohimbe Pierre ex Beille Rubiaceae)

Resumen:

Los términos yohimbina, cloridrato de yohimbina, y extracto de corteza de yohimbe están relacionados pero no son intercambiables. La yohimbina es un compuesto químico (de la índole alcaloide) que se encuentra en la corteza del árbol yohimbe Pausinystalia. El clorhidrato de yohimbina es una forma estandarizada de yohimbina que está disponible como medicamento de receta en los Estados Unidos, y se ha mostrado efectivo en estudios con humanos en el tratamiento de impotencia en hombres. El cloridrato de yohimbina también se ha usado para tratar los efectos sexuales secundarios causados por algunos antidepresivos, trastorno femenino de hiposexualidad, como agente para mejorar la presión arterial en fallo autonómico, xerostomia, y como sondeo para actividad noradrenérgica. En general, hay una falta de ensayos clínicos sobre el extracto de corteza de yohimbe, que generalmente contiene concentraciones bajas de yohimbina (alcaloides índol 6%, de los cuales sólo 10-15% es yohimbina). Preparaciones comerciales posiblemente no comparten los efectos farmacológicos y clínicos de clorhidrato de yohimbina.

Usos:

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

Enfermedad de Alzheimer, anestético, afrodisíaco, aterosclerosis, dolor de pecho, cognición, enfermedad arterial coronaria, tos, complicaciones por diabetes, agotamiento, debilidad, fiebres, alucinogénico, insomnio, lepra, baja presión arterial, narcolepsia, obesidad, afecciones de pánico, enfermedad de Parkinson, envenenamiento (sobredosis de clonidina), dilatador de pupilas, esquizofrenia (disminución de respuesta evocada/entrada sensorial), estimulante, síncope (mediada por neuronas).

Evidencia:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

  • Rendimiento atlético (cuerpo/masa muscular) (C)

    Históricamente, yohimbina ha sido utilizada para el culturismo y mejorar el rendimiento atlético. Debido a los efectos estimulantes sobre el sistema nervioso simpático, se ha sugerido que la yohimbina puede mejorar el rendimiento del ejercicio, aumenta la pérdida de grasa y aumentar la masa muscular. Un estudio pequeño no encontró ningún efecto sobre la masa total del cuerpo o la masa muscular del cuerpo, pero una disminución de la masa grasa entre atletas. Se necesitan más estudios antes de llegar a una conclusión.

  • Depresión (C)

    Ensayos clínicos preliminares sugieren que el clorhidrato de yohimbina puede mejorar los síntomas de la depresión. Sin embargo, el extracto de corteza de yohimbe puede no contener cantidades significativas de yohimbina, y por lo tanto no puede tener efectos antidepresivos. Se necesita más investigación antes de llegar a una conclusión firme.

  • Boca seca (xerostomia) (C)

    Hay estudios que reportan que la yohimbina es capaz de incrementar la cantidad de saliva en animales y en humanos. En base a estos pocos estudios, la yohimbina se ha utilizado para el tratamiento de boca seca causada por medicamentos, como los antidepresivos. Sin embargo, el extracto de corteza de yohimbe puede no contener cantidades significativas de yohimbina, y por lo tanto, puede no tener los efectos propuestos. Se necesitan más estudios antes de poder hacer una recomendación firme.

  • Disfunción eréctil (impotencia masculina) (C)

    El clorhidrato de yohimbina es un medicamento de receta que ha mostrado en múltiples estudios en humanos que es efectivo para tratar eficientemente la impotencia masculina. La yohimbina también puede ser una opción de tratamiento útil en la disfunción orgásmica. A pesar de que la yohimbina está presente en el extracto de corteza de yohimbe, los niveles varían mucho y a menudo son demasiado bajos. Por lo tanto, aunque la corteza de yohimbe ha sido tradicionalmente usada para reducir la disfunción eréctil en hombres, no hay suficiente evidencia científica para formar una conclusión definitiva en esta área.

  • Libido (mujeres) (C)

    Se ha propuesto que la yohimbina aumenta la libido femenina (interés sexual). Hay únicamente investigación limitada y de mala calidad en esta área, por lo que se necesitan más estudios antes de poder hacer una recomendación.

  • Disfunción del sistema nervioso (falla autonómica) (C)

    Se ha formulado la teoría de que la yohimbina puede mejorar la hipotensión ortostática (bajar la presión sanguínea estando de pie) u otros síntomas de disfunción del sistema nervioso autónomo. Sin embargo, el extracto de corteza de yohimbe puede no contener cantidades significativas de yohimbina, y por lo tanto, puede no tener los efectos propuestos. Se necesitan más estudios antes de poder hacer una recomendación.

  • Mejoramiento de orgasmos (hombres) (C)

    El clorhidrato de yohimbina se ha sugerido como un agente potencial para mejorar la disfunción orgásmica. Sin embargo, ensayos en humanos en esta área son limitados. Se necesitan más estudios antes de hacer una conclusión.

  • Efectos sexuales secundarios por antidepresivos selectivos, inhibidores de serotonina (C)

    El clorhidrato de yohimbina, una forma estandarizada de yohimbina que es disponible como medicamento de receta en los Estados Unidos, se ha sugerido como efectivo para tratar disfunción sexual debido a efectos sexuales secundarios por antidepresivos selectivos inhibidores de serotonina. Sin embargo, la investigación en esta área es limitada y de mala calidad, por lo que se necesitan más estudios antes de poder hacer una recomendación. Además, el extracto de corteza de yohimbe puede no contener cantidades significativas de yohimbina, y por lo tanto, puede no tener los efectos propuestos.

Seguridad:

Los profesionales de la salud que tienen instrucción formal practican muchas técnicas complementarias, de acuerdo con los estándares de organizaciones nacionales. No obstante, este no es el caso universal; es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

Alergias

En teoría, pueden surgir alergias/ hipersensibilidad con la corteza de yohimbe, o con cualquiera de sus constituyentes, o productos que contienen yohimbina.

Efectos secundarios y advertencias

La yohimbina es generalmente bien tolerada en las dosis recomendadas. Sin embargo, muchos efectos secundarios han sido reportados con clorhidrato de yohimbina y puede aplicarse a la corteza de yohimbe.Se dice que tradicionalmente el extracto de corteza de yohimbe causa ocasionalmente enrojecimiento de la piel, piloerección (cabello corporal parado), dolor al orinar, dolor genital, reducción en el apetito, agitación, mareo, dolores de cabeza, fastidio, nerviosismo, temblores, o insomnio.

Múltiples efectos adversos han sido asociados con el uso del clorhidrato de yohimbina, aunque tomado en las dosis recomendadas, generalmente es bien tolerado. Si ocurren efectos adversos, estos efectos desaparecen al descontinuar el consumo de la droga. En teoría, los mismos efectos secundarios pueden ocurrir con el consumo del extracto de corteza de yohimbe, el cual contiene cantidades variables (generalmente bajas) de yohimbina.

Hay reportes de erupciones, enrojecimiento de la piel, dificultad para respirar, tos, escurrimiento de nariz, náusea, vómito, aumento de salivación, diarrea, aumento en la frecuencia para orinar, falla de riñones, dolores musculares, y un síndrome parecido al lupus con el uso del clorhidrato de yohimbina. La yohimbine también se ha asociado con temblores, insomnio, ansiedad, fastidio y excitación. La yohimbina puede precipitar ataques de pánico, ansiedad, episodios de manía o psicosis en pacientes con historia de enfermedad mental.

En investigación con animales, la yohimbina se ha asociado con un incremento en actividad motora y ataques con dosis más altas. En humanos, la yohimbina puede cambiar el portal de los ataques (la posibilidad de que ocurra un ataque en algunas personas), y puede causar aumentos en presión arterial/ ritmo cardiaco, retención de líquidos, incomodidad en el pecho, anormalidades en el ritmo cardiaco. Dosis más altas pueden ser responsables de bajar la presión. La yohimbina puede entrar en el cerebro a través del flujo sanguíneo. La yohimbina puede aumentar el riesgo de sangrado al alterar la función de las plaquetas, y puede reducir peligrosamente el número de glóbulos blancos (agranulocitosis).

Los síntomas de toxicidad por la yohimbina pueden incluir parálisis, presión arterial peligrosamente baja, anormalidades en el ritmo cardiaco, fallos del corazón, y muerte. Estos mismos riesgos en teoría pueden también existir con el extracto de corteza de yohimbe, dependiendo de la concentración de yohimbina que está presente y la cantidad que se ha ingerido. Las drogas bloqueadoras de Beta, como metoprolol (Lopressor®, Toprol®) pueden ser protectoras contra la toxicidad por yohimbina.

Utilice con precaución en pacientes con trastornos de la sangre o que utilizan los anticoagulantes; en aquellos con enfermedad cardiovascular; en personas con diabetes o que utilizan insulina o agentes que reducen el azúcar en la sangre; en personas con trastornos convulsivos; en los que el uso de inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina ( ISRS) o antidepresivos tricíclicos (TCA); en pacientes con asma u otras enfermedades respiratorias; y en aquellos con insomnio; en aquellos que utilizan depresores del sistema nervioso central (SNC), bloqueadores alfa, inhibidores de la ECA, antagonistas de la angiotensina II, betabloqueadores, bloqueadores de los canales de calcio, diuréticos, guanabenzo, o guanetidina; en las personas con lupus eritematoso sistémico, enfermedad renal o hepática, o antecedentes de insuficiencia renal.

Evitar en pacientes que toman inhibidores de la monoamino oxidanse (IMAO) o de los estabilizadores del ánimo y en mujeres embarazadas y lactantes. La yohimbina se debe evitar en los niños.

Embarazo y lactancia

Debe evitarse el consumo de yohimbe durante el embarazo porque puede relajar el útero y puede ser tóxico para el feto. Debe evitarse el consumo de yohimbe también durante la lactancia, debido a reportes de muertes en niños.

Las posibles interacciones:

Interacciones con drogas

Las interacciones de drogas multiples pueden ocurrir con el uso del clorhidrato de yohimbina. En teoría, estos efectos pueden también aplicarse al extracto de corteza de yohimbe, el cual contiene cantidades variables (generalmente bajas) de yohimbina.

Con base a un estudio en humanos, se ha reportado que la yohimbina bloquea los efectos de las drogas anti-adrenérgicas, como clonidina o guanabenz. El uso de la yohimbina con estimulantes del sistema nervioso central puede tener efectos aditivos. En teoría, debido a la inhibición de la monoaminaoxidasa, el uso de la yohimbina con drogas como el isocarboxazid (Marplan®), fenelzina (Nardil®), tranilcipromina (Parnate®) o linezolid (Zyvox®) puede producir efectos secundarios aditivos, como un mayor riesgo de presión arterial extremadamente alta. La presión arterial alta también se ha descrito cuando se toma la yohimbina con antidepresivos tricíclicos.

Con base a un estudio en humanos, el uso de etanol (alcohol) con yohimbina puede producir efectos aditivos como mayor riesgo de intoxicación. En base al estudio en humanos, la yohimbina puede incrementar el alivio del dolor por la morfina y puede aumentar o disminuir los síntomas de abstinencia causados por el medicamento naloxone. De acuerdo al uso que se le ha dado históricamente y a estudios con animales, la yohimbina puede aumentar los efectos de los medicamentos para diabetes, incluyendo insulina, aunque no hay evidencia científica confiable en esta área. Se aconseja tener precaución al usar medicamentos que bajan el nivel de azúcar en la sangre. Los pacientes que están tomando medicamentos para la diabetes por vía oral, o insulina deben ser observados por un profesional de la salud. Puede ser necesario hacer ajustes con respecto al medicamento.

Con base a estudios en humanos, el uso de la yohimbina con fisostigmina en pacientes con enfermedad de Alzheimer puede asociarse con ansiedad, agitación, inquietud y dolor en el pecho. Se previene contra el uso de la yohimbina con antihistamínicos, aunque no hay evidencia científica confiable en esta área. La combinación de la yohimbina con agentes anti-muscarínicos puede resultar en un alto riesgo de toxicidad. En teoría, la yohimbina puede agregarse a los efectos de drogas que bajan la presión arterial.

En teoría, la yohimbina puede interferir con la manera en que el cuerpo procesa ciertas drogas usando el sistema de enzimas del hígado llamado "citocromo P450." Como resultado, los niveles de estas drogas (y de la yohimbina) en la sangre puede ser alterado, y puede aumentar o disminuir los efectos en reacciones adversas potencialmente muy serias. Los pacientes que toman cualquier medicamento deben revisar el folleto que viene con el empaque y hablar con su profesional de salud calificado o farmacista acerca de interacciones posibles.

La yohimbina también puede interactuar con las benzodiazepinas (tranquilizantes), antibióticos como linezolid, fenotiazinas y antidepresivos tricíclicos. Los pacientes que toman cualquier medicamento deben revisar el folleto que viene con el empaque y hablar con su profesional de salud calificado o farmacista acerca de interacciones posibles.

Basado en la evidencia clínica sobre la actividad antiplaquetaria, clorhidrato de yohimbina puede aumentar el riesgo de sangrado cuando se toma con medicamentos anticoagulantes.

Estudios de laboratorio ha demostrado que clorhidrato de yohimbina puede tener propiedades antiandrogénicas. En teoría, la yohimbina puede inhibir el efecto de los andrógenos, como la testosterona, y puede aumentar los efectos de los agentes antiandrógenos, como el leuprolide y espironolactona. La yohimbina también se ha informado de interactuar con otros fármacos hormonales.

El clorhidrato de yohimbina ha informado de que los efectos inhibidores de la recaptación de la serotonina, y, teóricamente, puede aumentar la eficacia de los medicamentos similares, como la fluoxetina (Prozac ®). Sin embargo, no hay evidencia clínica suficiente de este efecto.

El clorhidrato de yohimbina puede bajar el umbral convulsivo. Teóricamente, puede aumentar el riesgo de convulsiones cuando se toma con otros medicamentos que disminuyen el umbral convulsivo. También puede reducir la eficacia de los fármacos anticonvulsivos. La yohimbina también se ha demostrado efectos sobre el sistema nervioso central, como el aumento de la ansiedad e inquietud. En teoría, puede interactuar con los fármacos utilizados para tratar condiciones neurológicas.

La yohimbina puede bloquear los efectos de los medicamentos que disminuyen la presión arterial.

Los medicamentos sin receta médica que contienen estimulantes, incluida la cafeína, fenilefrina, fenilpropanolamina (sacada del mercado estadounidense), puede tener efectos aditivos cuando se usa en combinación con el extracto de corteza de yohimbe.

La yohimbina puede aumentar o disminuir los efectos de los medicamentos utilizados para tratar la sobredosis de opiáceos (naloxona/naltrexona).

Interacciones con hierbas y suplementos dietéticos

Pueden ocurrir múltiples interacciones entre la droga clorhidrato de yohimbina y hierbas/ suplementos. En teoría, estos efectos pueden también aplicarse al extracto de corteza de yohimbe, el cual contiene cantidades variables (generalmente bajas) de yohimbina.

En teoría, otros productos que no requieren receta médica que contienen estimulantes, incluida la cafeína, fenilefrina y fenilpropanolamina (sacada del mercado estadounidense), pueden tener efectos aditivos cuando se usan en combinación con la yohimbina. La yohimbina teóricamente puede interferir con el control de la presión arterial y debe usarse cuidadosamente con otras hierbas o suplementos que afecten la presión arterial.

Debido a la inhibición de monoaminaoxidasa, el uso de yohimbina con hierbas/ suplementos con posibles propiedades similares puede producir efectos aditivos, como el aumento peligrosamente alto de la presión arterial (crisis hipertensiva). En teoría, los agentes que contienen cafeína como el café, el té, la cola, guaraná y mate también pueden aumentar el riesgo de una crisis hipertensiva cuando se toman con yohimbina.

La yohimbina teóricamente puede aumentar los efectos de las hierbas y suplementos que pueden bajar el nivel de azúcar en la sangre. Los niveles de glucosa en la sangre pueden requerir ser observados, y las dosis pueden necesitar ajustes.

En teoría, la yohimbina puede interferir con la manera en que el cuerpo procesa hierbas y suplementos utilizando el sistema de enzima del hígado "citocromo P450." Como resultado, los niveles de hierbas o suplementos (y yohimbina) en la sangre pueden ser alterados, y pueden causar un incremento o disminución en los efectos y pueden tener potencialmente reacciones adversas serias. También pueden alterar los efectos que otras hierbas o suplementos puedan tener posiblemente en el sistema P450.

Otras posibles interacciones con yohimbina incluyen hierbas y suplementos que se usan para le enfermedad de Alzheimer, infecciones bacterianas o depresión. En teoría, la yohimbina puede interactuar con el sello de oro o hierbas que contienen berberina.

El clorhidrato de yohimbina es un alcaloide y, teóricamente, puede interactuar con otras sustancias que también contienen alcaloides. Hay pocas pruebas clínicas para determinar los efectos de esta interacción potencial.

Basado en la evidencia clínica de la actividad antiplaquetaria, clorhidrato de yohimbina puede aumentar el riesgo de sangrado cuando se toma con suplementos para adelgazar la sangre.

Estudios de laboratorio ha demostrado que clorhidrato de yohimbina puede tener propiedades antiandrogénicas. En teoría, la yohimbina puede inhibir el efecto de los andrógenos, y puede aumentar los efectos de los agentes antiandrógenos. La yohimbina también se ha informado de interactuar con otros fármacos hormonales.

El clorhidrato de yohimbina puede tener efectos inhibidores de la recaptación de la serotonina y, teóricamente, puede aumentar la eficacia de los suplementos que afectan a la vía de la serotonina.

El clorhidrato de yohimbina se ha informado a bajar al umbral convulsivo. Teóricamente, puede aumentar el riesgo de convulsiones cuando se toma con otros suplementos que disminuyen el umbral convulsivo. También puede reducir la eficacia de los suplementos para las convulsiones. La yohimbina también se ha demostrado efectos sobre el sistema nervioso central, como el aumento de la ansiedad e inquietud. En teoría, puede interactuar con los agentes utilizados para tratar condiciones neurológicas.

Referencias:

  • Adeniyi AA, Brindley GS, Pryor JP, et al. Yohimbine in the treatment of orgasmic dysfunction. Asian J Androl 2007 May;9(3):403-7.
  • Bagheri H, Schmitt L, Berlan M, et al. A comparative study of the effects of yohimbine and anetholtrithione on salivary secretion in depressed patients treated with psychotropic drugs. Eur J Clin Pharmacol 1997;52(5):339-342.
  • Balon R. Fluoxetine-induced sexual dysfunction and yohimbine. J Clin Psychiatry 1993;54(4):161-162.
  • Betz JM, White KD, der Marderosian AH. Gas chromatographic determination of yohimbine in commercial yohimbe products. J AOAC Int 1995;78(5):1189-1194.
  • Carey MP, Johnson BT. Effectiveness of yohimbine in the treatment of erectile disorder: four meta-analytic integrations. Arch Sex Behav 1996;25(4):341-360.
  • Ernst E, Pittler MH. Yohimbine for erectile dysfunction: a systematic review and meta- analysis of randomized clinical trials. J Urol 1998;159(2):433-436.
  • Friesen K, Palatnick W, Tenenbein M. Benign course after massive ingestion of yohimbine. J Emerg Med 1993;11(3):287-288.
  • Hollander E, McCarley A. Yohimbine treatment of sexual side effects induced by serotonin reuptake blockers. J Clin Psychiatry 1992;53(6):207-209.
  • Jacobsen FM. Fluoxetine-induced sexual dysfunction and an open trial of yohimbine. J Clin Psychiatry 1992;53(4):119-122.
  • Knoll LD, Benson RC Jr, Bilhartz DL, et al. A randomized crossover study using yohimbine and isoxsuprine versus pentoxifylline in the management of vasculogenic impotence. J Urol. 1996;155(1):144-146.
  • Kunelius P, Hakkinen J, Lukkarinen O. Is high-dose yohimbine hydrochloride effective in the treatment of mixed-type impotence? A prospective, randomized, controlled double-blind crossover study. Urology 1997;49(3):441-444.
  • Landis E, Shore E. Yohimbine-induced bronchospasm. Chest 1989;96(6):1424.
  • Montague DK, Barada JH, Belker AM, et al. Clinical guidelines panel on erectile dysfunction: summary report on the treatment of organic erectile dysfunction. The American Urological Association. J Urol 1996;156(6):2007-2011.
  • Ostojic SM. Yohimbine: the effects on body composition and exercise performance in soccer players. Res Sports Med 2006 Oct-Dec;14(4):289-99.
  • Vogt HJ, Brandl P, Kockott G, et al. Double-blind, placebo-controlled safety and efficacy trial with yohimbine hydrochloride in the treatment of nonorganic erectile dysfunction. Int J Impot Res 1997;9(3):155-161.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Medicina Natural a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad