SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Euforbio

Euforbio

Resumen:

Existen más de 2,000 especies de Euphorbia en el mundo, que varían desde malezas que florecen anualmente hasta árboles. La mayoría se origina en África y Madagascar y un porcentaje significativo de ellas son plantas suculentas. Todas contienen látex y tienen una estructura floral distintiva.

Los nativos americanos usaban la planta para muchos propósitos medicinales, tales como infecciones cutáneas (aplicada en la piel) y gonorrea (aplicada internamente). Tradicionalmente, se han utilizado las especies de Euphorbia de manera interna como laxante y de manera externa para el reumatismo y afecciones cutáneas. Sin embargo, casi todas las Euphorbias son venenosas y expelen un fluido lechoso acre cuando se parten.

Al euforbio se le atribuyen propiedades antitusivas, antifúngicas y antitumorales. Existe evidencia contradictoria con relación a la efectividad del euforbio en el tratamiento de la bronquitis crónica, eczema, epilepsia e inflamación oral. Las dosis pequeñas funcionan como expectorantes y diaforéticos; las dosis mayores producen emesis (vómito) usualmente sin dolores fuertes o espasmos, náuseas o mareos. Tanto las hojas como las raíces del euforbio son un fuerte laxante. La savia lechosa se utiliza de manera tradicional como un tratamiento para curar las verrugas.

Usos:

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

Analgésico (alivio del dolor), antibacteriano, antifúngico, anti-inflamatorio, antiviral, hinchazón abdominal, cáncer, catarro (inflamación de la membrana mucosa), diaforético (inductor de sudoración), problemas digestivos, disentería (diarrea severa), emético (inductor de vómito), expectorante (promueve la expulsión de moco a través de la tos), gonorrea, fiebre de heno, regulación del sistema inmunológico, espasmos de la laringe, laxante, resistencia a multi- medicamentos, antimoluscos (elimina los moluscos), parásitos/lombrices, trastornos respiratorios, reumatismo, trastornos cutáneos, tumores, verrugas.

Evidencia:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

  • Bronquitis crónica (C)

    La Euphorbia helioscopia puede ser benéfica para los pacientes ancianos que tienen bronquitis crónica. Sin embargo, se requiere investigación adicional en esta área para ofrecer recomendaciones más concluyentes.

  • Eczema (C)

    La evidencia preliminar sobre la Euphorbia acaulis ha demostrado su efecto en el tratamiento de pacientes con eczema tanto seco como húmedo. Se requieren pruebas clínicas adicionales para evaluar el efecto de la Euphorbia acaulis en el eczema.

  • Epilepsia (C)

    El alcaloide del euforbio que es el ingrediente activo de la Euphorbia fisheriana puede tener efectos anticonvulsivos. Por ello, este alcaloide puede ser útil para los pacientes con epilepsia. Se requiere investigación adicional en esta área.

  • Inflamación (oral) (C)

    Se ha estudiado el uso de la Euphorbia balsamifera en pacientes con pulpitis dental aguda y puede ser comparada con los medicamentos cáusticos del nervio pulpar. Se requiere investigación adicional para ofrecer recomendaciones.

Seguridad:

Los profesionales de la salud que tienen instrucción formal practican muchas técnicas complementarias, de acuerdo con los estándares de organizaciones nacionales. No obstante, este no es el caso universal; es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

Alergias

Existen reportes de alergia o hipersensibilidad a la inhalación del polen de la Euphorbia fulgens Karw, aunque estos no tienen relación con las sustancias tóxicas presentes en la savia lechosa de las plantas de la familia de las Euforbiáceas.

Efectos secundarios y advertencias

En general, la savia del euforbio puede causar dermatitis por contacto y lesiones en los ojos. Por ello, deben utilizarse guantes y protectores en los ojos cuando se manipula el euforbio. También puede irritar o afectar la motilidad del tracto gastrointestinal y causar diarrea y vómito.

El euforbio puede empeorar el linfoma africano de Burkitt y el virus de Epstein-Barr, por lo que debe utilizarse con precaución en pacientes con estas enfermedades y consultar a un profesional de la salud o farmaceuta.

Embarazo y lactancia

No se recomienda el uso del euforbio en mujeres embarazadas o lactantes debido a la falta de evidencia científica disponible.

Las posibles interacciones:

Interacciones con drogas

El euforbio puede interactuar con medicamentos anticonvulsivos o agentes debilitantes. Debe consultarse con un proveedor de la salud o farmaceuta antes de combinar tratamientos.

El euforbio tiene efectos antitusivos potenciales (previene o alivia la tos) y puede incrementar los efectos o efectos secundarios cuando se toma en conjunto con otros agentes antitusivos. Se recomienda precaución.

En teoría, el euforbio puede interactuar con otros agentes reguladores de hormonas, tales como agentes menopáusicos o píldoras de control de natalidad.

Interacciones con hierbas y suplementos alimenticios

El euforbio puede interactuar con hierbas y suplementos que tienen efectos anticonvulsivos o agentes debilitantes. Debe consultarse con un proveedor de la salud o farmaceuta antes de combinar tratamientos.

El euforbio tiene efectos antitusivos potenciales (previene o alivia la tos) y puede incrementar los efectos o efectos secundarios cuando se toma en conjunto con otras hierbas o suplementos con efectos antitusivos. Se recomienda precaución.

El extracto acuoso a partir de la hoja de la Euphorbia hirta puede disminuir el efecto del aceite de castor para inducir la diarrea.

En teoría, el euforbio puede interactuar con otras hierbas y suplementos que regulan las hormonas, tales como el cohosh negro o la hierba de San Juan.

Dosificación:

Adultos (mayores de 18 años)

Para el tratamiento del eczema seco y mojado, se ha administrado una tableta de 50 miligramos de la planta pulverizada, por vía oral en tres dosis diarias, durante dos a seis semanas.

Niños (menores de 18 años)

No existe una dosis comprobada como segura o efectiva para el uso del euforbio en niños.

Referencias:

  • Aya T, Kinoshita T, Imai S, et al. Chromosome translocation and c-MYC activation by Epstein-Barr virus and Euphorbia tirucalli in B lymphocytes. Lancet 5-18-1991;337(8751):1190.
  • Betancur-Galvis L, Checa J, Marco JA, et al. Jatrophane diterpenes from the latex of Euphorbia obtusifolia with inhibitory activity on the mammalian mitochondrial respiratory chain. Planta Med. 2003;69(2):177-178.
  • Corea G, Fattorusso E, Lanzotti V, et al. Discovery and biological evaluation of the novel naturally occurring diterpene pepluanone as antiinflammatory agent. J Med.Chem 11-3-2005;48(22):7055-7062.
  • Dai C, Yu B, Zhao Y, et al. [Correlation between inhibition activity of endophytic fungus from Euphorbia pekinensis and its host]. Ying.Yong.Sheng Tai Xue.Bao. 2005;16(7):1290-1294.
  • Feizbakhsh A, Bighdeli M, Tehrani MS, et al. Chemical constituents of the essential oil of Euphorbia teheranica Boiss., a species endemic to Iran. Journal of Essential Oil Research 2004;Jan/Feb
  • Ferreira MJ, Gyemant N, Madureira AM, et al. The effects of jatrophane derivatives on the reversion of. Anticancer Res 2005;25(6B):4173-4178.
  • Hsueh KF, Lin PY, Lee SM, et al. Ocular injuries from plant sap of genera Euphorbia and Dieffenbachia. J.Chin Med.Assoc. 2004;67(2):93-98.
  • Miyata S, Wang LY, Yoshida C, et al. Inhibition of cellular proliferation by diterpenes, topoisomerase II inhibitor. Bioorg.Med.Chem 11-24-2005;
  • Natarajan D, Britto SJ, Srinivasan K, et al. Anti-bacterial activity of Euphorbia fusiformis-A rare medicinal herb. J Ethnopharmacol. 10-31-2005;102(1):123-126.
  • Osato T, Mizuno F, Imai S, et al. African Burkitt's lymphoma and an Epstein-Barr virus-enhancing plant Euphorbia tirucalli. Lancet 5-30-1987;1(8544):1257-1258.
  • Singh A, Singh SK. Molluscicidal evaluation of three common plants from India. Fitoterapia 2005;76(7-8):747-751.
  • Valadares MC, Carrucha SG, Accorsi W, et al. Euphorbia tirucalli L. modulates myelopoiesis and enhances the resistance of tumour-bearing mice. Int.Immunopharmacol. 2006;6(2):294-299.
  • Valente C, Pedro M, Ascenso JR, et al. Euphopubescenol and euphopubescene, two new jatrophane polyesters, and lathyrane-type diterpenes from Euphorbia pubescens. Planta Med. 2004;70(3):244-249.
  • Yin ZQ, Fan CL, Ye WC, et al. Acetophenone derivatives and sesquiterpene from Euphorbia ebracteolata. Planta Med. 2005;71(10):979-982.
  • Yu FR, Lian XZ, Guo HY, et al. Isolation and characterization of methyl esters and derivatives from Euphorbia kansui (Euphorbiaceae) and their inhibitory effects on the human SGC-7901 cells. J Pharm.Pharm.Sci. 2005;8(3):528-535.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Medicina Natural a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad