SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Escoba negra (Cytisus scoparius Linn.) hierba y flor, esparteína

Escoba negra (Cytisus scoparius Linn.) hierba y flor, esparteína

Resumen:

Escoba negra (Cytisus scoparius), También se le conoce como escoba, es una planta leñosa perenne nativa de Europa. La especie se introdujo como una planta ornamental de jardín a Norteamérica y ahora es común en el oeste de Canadá y California. Las plantas de la escoba negra crecen hasta 10 pies de alto, con ramas notablemente angulares que salen del tallo principal, hojas trifoliadas y flores pequeñas amarillo claro. La escoba negra se propaga rápida y agresivamente a costa de otras plantas y árboles y a menudo se considera una plaga.

Tanto la flor como la hierba de la escoba negra se han usado en la medicina. Existe muy poca evidencia científica disponible acerca de la eficacia o la seguridad de esta planta y la mayoría de las conclusiones provienen del conocimiento de sus constituyentes o del uso tradicional. Existe una preocupación particular sobre la toxicidad potencial de la escoba negra debido a la presencia de pequeñas cantidades de los alcaloides tóxicos esparteína y isosparteína, los cuales se encuentran tanto en las flores como en las hierbas (partes al descubierto). Se han conocido efectos de la esparteína en la conductibilidad eléctrica del músculo cardíaco y en términos potenciales, puede causar ritmos cardíacos peligrosos o interactuar con las drogas cardíacas. También se sabe que la esparteína causa contracciones uterinas y se debe evitar durante el embarazo. Los efectos adversos que ponen la vida en peligro se han asociado con la esparteína y por tanto, la escoba negra se debe usar únicamente bajo supervisión médica estricta.

Usos:

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

Absceso, angina, astringente, sabor de cerveza, trastornos de la vejiga, sangrado de las encías, limpieza sanguínea, bronquitis, cáncer, purgante, trastornos de coagulación (sangrado), insuficiencia cardiaca congestiva, difteria, vomitivo (inductor de vómito), euforia (cuando se fuma en cigarrillos), sabor para los alimentos, cálculos biliares, gota, hemofilia, hipertensión, inflamación, intoxicación, ictericia, inflamación del riñón, cálculos renales, piojos, trastornos del hígado, menorragia (menstruación excesiva), dolor muscular, náuseas, hemorragia posparto, relajación (cuando se fuma en cigarrillos), trastornos reumáticos, ciática, esplenomegalia (bazo agrandado), mordedura de serpiente, dolor dental.

Evidencia:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

  • Afecciones cardiovasculares (C)

    La hierba de la escoba negra se ha tomado por vía oral tradicionalmente para una variedad de afecciones relacionadas con el corazón o la circulación sanguínea. Dentro de éstas se incluyen ritmos cardíacos anormales (arritmias), palpitaciones rápidas (taquicardia), hinchazón en las piernas (edema periférico), agua en los pulmones (edema pulmonar; insuficiencia cardiaca congestiva) y presión arterial baja (hipotensión). La flor de la escoba negra se ha tomado por vía oral tradicionalmente para la taquicardia y para reducir la hinchazón en las piernas al aumentar la micción (diurética), como también para el daño al músculo cardíaco (cardiomiopatía) y para la escasa circulación. Existe una base científica para algunos de estos usos debido a la presencia de pequeñas cantidades del alcaloide esparteína en la hierba y en la flor de la escoba negra. La esparteína puede afectar la conductibilidad eléctrica del músculo cardíaco (similar a las drogas antiarrítmicas tipo 1A como la cinconina). Sin embargo, existe evidencia limitada en los humanos y no está claro si la esparteína que se encuentra en forma de planta tiene efectos clínicamente significativos. Estas propiedades potenciales de la escoba negra pueden ser peligrosas para las personas que padecen de enfermedad cardiaca o toman medicamentos cardíacos. A las personas con trastornos cardiovasculares las debe evaluar y supervisar un profesional de la salud autorizado.

  • Diurético (mayor flujo de la orina) (C)

    Las preparaciones de la escoba negra, particularmente las de la flor, se han usado tradicionalmente como diuréticos (para aumentar la micción). Los efectos diuréticos se han atribuido al constituyente escoparín o escoparosida. No existen evidencias científicas suficientes en este momento para formar conclusiones claras sobre la seguridad o la eficacia en los seres humanos.

  • Inducción del alumbramiento (oxitócico) (C)

    La hierba de la escoba negra se ha usado históricamente para estimular las contracciones uterinas al dar a luz y para reducir la hemorragia postparto (sangrado después del alumbramiento). Existe una base científica de este uso debido a la presencia de pequeñas cantidades del alcaloide esparteína en la escoba negra, el cual se estudió y usó a lo largo de la década de los años 70 como una droga oxitócica (para inducir el alumbramiento). Este uso se descontinuó debido a las toxicidades serias asociadas con la esparteína. Actualmente se usan otras drogas como la oxitocina (Pitocín®) para este propósito. La seguridad y la eficacia de las preparaciones de la escoba negra en el alumbramiento no están bien estudiadas o establecidas. A las mujeres que requieren inducción del alumbramiento las deber examinar y supervisar un médico.

Seguridad:

Los profesionales de la salud que tienen instrucción formal practican muchas técnicas complementarias, de acuerdo con los estándares de organizaciones nacionales. No obstante, este no es el caso universal; es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

Alergia

Evítese si es hipersensible a la escoba negra o a cualquiera de sus constituyentes, incluida la esparteína.

Efectos secundarios y advertencias

La escoba negra contiene esparteína y alcaloides con propiedades antiarrítmicas y una toxicidad cardiaca potencial (reportada como similar a los antiarrítmicos de clase 1A como la quinidina). Pueden ocurrir cambios en la presión arterial y un colapso circulatorio si se toman grandes dosis en cualquier forma, incluso por vía oral o si se fuma en cigarrillos. Existe una posibilidad de ritmos cardíacos anormales, ataque cardíaco y empeoramiento de la insuficiencia cardiaca. Por tanto, el uso de esta hierba exige una supervisión médica y extrema precaución en personas con un historial de enfermedad cardiaca, ritmos cardíacos anormales, presión arterial alta o aquellas personas que toman medicamentos para el corazón.

Altas dosis de escoba negra tomadas por vía oral pueden causar síntomas de toxicidad incluidos el mareo, dolores de cabeza, debilidad, fatiga, somnolencia, visión borrosa, sudoración, náuseas, vómito, molestias gastrointestinales, diarrea y confusión. Cuando se fuma en forma de cigarrillo, pueden ocurrir dolores de cabeza, confusión, relajación y euforia. Se debe evitar conducir u operar maquinaria pesada. Fumar cigarrillos que contengan escoba negra conlleva un riesgo de inhalación de contaminantes fúngicos (aspergillus), con la posibilidad de que derive en neumonía fungoidea.

El uso tópico (piel) puede causar irritación debido a la presencia de saponinas.

Embarazo y lactancia

Se debe evitar la escoba negra durante el embarazo. La escoba negra contiene el alcaloide esparteína, el cual se conoce que causa contracciones uterinas y conlleva un riesgo de inducción de aborto (propiedades abortivas).

Se debe evitar la escoba negra durante la lactancia debido a la evidencia insuficiente y un hipotético riesgo de toxicidad seria.

Las posibles interacciones:

Interacciones con drogas

La escoba negra contiene el alcaloide tóxico esparteína, el cual es metabolizado (descompuesto) por el sistema de isoenzimas P450 2D6 (CYP2D6) del citocromo del hígado. Por tanto, las drogas que inhiben la CYP2D6 pueden aumentar la toxicidad potencial de la escoba negra, incluso un riesgo de eventos adversos que ponen la vida en peligro como el colapso cardiovascular. Esto incluye las drogas amiodarona, celecoxib, clorfeniramina, cimetidina, clomipramina, cocaína, doxorubicina, halofantrina, haloperidol, metadona, mibefradil, meclobemida, nefazodona, cinconina, ranitidina, ritonavir, terbinafina, venlafaxina y múltiples antidepresivos en la clase de inhibidor selectivo de la recaptación de serotonina (SSRI en inglés), particularmente fluoxetina y paroxetina. En lo particular, la droga haloperidol (Haldol®) ha mostrado que aumenta los niveles sanguíneos de esparteína.

La escoba negra contiene el alcaloide esparteína, el cual puede afectar la conductividad cardiaca. El uso en personas que toman otros medicamentos para el corazón que pueden afectar el ritmo cardíaco como digoxina, beta-bloqueadores, bloqueadores del canal del calcio u otros antiarrítmicos puede ser peligroso y se debe evitar a menos que sea con estricta supervisión médica.

La escoba negra contiene el alcaloide esparteína, el cual puede aumentar (o disminuir) potencialmente la presión arterial. No se recomienda el uso en pacientes con un historial de presión arterial anormal o para las personas que toman medicamentos para la presión arterial.

La escoba negra contiene pequeñas cantidades de tiramina, la cual puede provocar una crisis hipertensiva en personas que toman drogas MAOI. Por tanto, se debe evitar esta combinación. Las drogas MAOI incluyen isocarboxazida (Marplan®), fenelzina (Nardil®) y tranilcipromina (Parnate®).

Interacciones con hierbas/suplementos

La escoba negra contiene el alcaloide tóxico esparteína, el cual es metabolizado (descompuesto) por el sistema de isoenzimas P450 2D6 (CYP2D6) del citocromo del hígado. Por tanto, las hierbas que inhiben la CYP2D6 pueden aumentar la toxicidad potencial de la escoba negra, incluso un riesgo de eventos adversos que ponen la vida en peligro, tal como el colapso cardiovascular.

Las hierbas con efectos potenciales en el ritmo cardíaco similares a la digoxina pueden presentar un riesgo de bloqueo cardíaco o ritmos cardíacos anormales cuando se usan con la escoba negra, la cual contiene el constituyente cardíaco esparteína.

La escoba negra contiene el alcaloide esparteína, que puede aumentar o disminuir potencialmente la presión arterial. No se recomienda el uso en pacientes con un historial de presión arterial anormal o que tomen agentes con efectos significantes en la presión arterial.

La escoba negra contiene pequeñas cantidades de tiramina, la cual puede provocar una crisis hipertensiva en personas que toman agentes MAOI. Por tanto, se debe evitar esta combinación.

Dosificación:

Adultos (18 años y mayores)

No está claro qué dosis de escoba negra es sana o efectiva para cualquier afección médica y el uso debe ser únicamente bajo supervisión médica. La flor o la hierba se deben guardar en lugar seco y frío.

Se ha preparado un jugo al presionar las puntas frescas, magulladas y agregar un tercio de alcohol, dejando reposar por siete días, luego se filtra y se toma a diario según sea necesario. Se ha preparado una infusión al agregar una onza de hojas secas a una pinta de agua hervida (o 1 cucharadita en 200 mililitros de agua hervida) y se toma una taza llena una o dos veces al día según sea necesario.

Como , 1-2 gramos (1 cucharadita a ras) de hierba puede empaparse en 150-200mL de agua hirviendo, luego se cuela después de 5-10 minutos y se toma una taza llena, hasta tres veces al día según sea necesario. Como cocimiento, 1-2 gramos de hierba se han usado en las preparaciones. Como extracto en líquido, una preparación 1:1 en 25% de etanol (v/v) se ha preparado y se toman unos 1-2mL diario según sea necesario. Como tintura, una preparación de 1:5 en 45% de etanol (v/v) se ha tomado en una dosis de 0.5-2mL diarios. La hierba puede estar disponible también como una preparación de etanol acuoso (1:1:5) o como un extracto de aceite esencial acuoso.

Niños (menores de 18 años)

Evítese debido a la toxicidad potencial que pone la vida en peligro.

Referencias:

  • Dipont M. [Effects of sparteine on uterus contractility during labor]. Ginekol Pol 1971;42(5):657-663.
  • Eichelbaum M, Spannbrucker N, Dengler HJ. Influence of the defective metabolism of sparteine on its pharmacokinetics. Eur J Clin Pharmacol 1979;16(3):189-194.
  • Gram LF, Debruyne D, Caillard V, et al. Substantial rise in sparteine metabolic ratio during haloperidol treatment. Br J Clin Pharmacol 1989;27(2):272-275.
  • Jusiak L, Soczewinski E, Waksmundzki A. Analysis of alkaloid extract of broom (Cystisus scoparius) by chromatography on wet buffered paper and countercurrent distribution. Acta Pol Pharm 1967;24(6):619-624.
  • Kolodziejski J, Gill S, Lucziewicz I. [Localization of sparteine in Cytisus scoparius link. (Sarothamnus scoparius L. Wimm.) during the vegetation stage.]. Acta Pol Pharm 1964;21:501-508.
  • Lacinova L. [Sparteine and tedisamil inhibit chloride channels in pulmonary epithelial cells isolated from patients with cystic fibrosis]. Bratisl Lek Listy 1992;93(8):411-414.
  • Magnin P, Charrier J, Chapuis Y. [Importance of sparteine in directed labor]. Presse Med 1968;76(18):859-860.
  • Mangin P, Kintz P, Tracqui A, et al. A fatal ingestion of sparteine and meprobamate: medicolegal and toxicological data. Acta Med Leg Soc (Liege) 1989;39(1):385-388.
  • Mendel EB. Oxytocin and sparteine in the conduct of the third and fourth stages of labor. South Med J 1970;63(2):193.
  • Mendel EB, Buring DM. Use of oxytocin and sparteine in postpartum hemorrhage caused by uterine atony. Tex Med 1972;68(4):101-103.
  • Raschack M. [Actions of sparteine and sparteine derivatives on the heart and circulation]. Arzneimittelforschung 1974;24(5):753-759.
  • Schellens JH, Soons PA, van der Wart JH, et al. Lack of pharmacokinetic interaction between nifedipine, sparteine and phenytoin in man. Br J Clin Pharmacol 1991;31(2):175-178.
  • Thies PW. [Spartium and sparteine. Its antiarrhythmia action]. Pharm Unserer Zeit 1986;15(6):172-176.
  • Veningerova M, Prachar V, Lukacsova M, et al. Rapid determination of sparteine and its metabolites in urine. J Chromatogr 1993;622(2):274-277.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Medicina Natural a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad