SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Enebrina (Juniperus communis)

Enebrina (Juniperus communis)

Resumen:

Mucha gente alrededor del mundo ha utilizado las especies Juniperus, pero también han sido reconocidas como plantas tóxicas. La enebrina es un saborizante en la ginebra y otras bebidas, y se ha usado como especia en pequeñas cantidades. La planta presenta toxicidad significativa para los riñones y la piel, lo cual limita su uso en medicina, excepto en pequeñas cantidades. El uso de la enebrina es seguro como fragancia en jabones, champúes, cosméticos, almohadillas perfumadas y otros productos.

La enebrina se ha empleado para la dispepsia (estómago alterado) como té de bayas; para eczema y otras enfermedades de la piel como aceite de cade o aceite de enebrina. Se cree que la enebrina es más efectiva y menos irritante cuando se combina con uva ursi, manzanita o pipsissewa. Hay una larga historia de uso de la enebrina en Europa y China, pero no se han publicado ensayos clínicos.

Usos:

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

Abortos, analgésico, antireumático, artritis, astringente (hojas), infecciones de vejiga, cálculos de vejiga, distensión abdominal, purificación de la sangre, cáncer, carminativo, resfriados, estreñimiento, cosméticos, cistitis (infección de la vejiga), desinfectante (bayas), diurético, dispepsia (estómago alterado), eczema, flatulencia (gases), fumigante (pesticida), infecciones gastrointestinales, agrieras, hipoglucemia (bajo nivel de azúcar en la sangre), inflamación (aceite volátil), gusanos intestinales, infecciones en riñones, cálculos renales, pérdida de apetito, plaga, regula la menstruación, mordeduras de serpientes, estimulación de secreciones estomacales, jabones, uretritis (inflamación de la uretra), infecciones del tracto urinario, lesiones.

Evidencia:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

Seguridad:

Los profesionales de la salud que tienen instrucción formal practican muchas técnicas complementarias, de acuerdo con los estándares de organizaciones nacionales. No obstante, este no es el caso universal; es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

Alergias

Debe evitarse en individuos con alergia o hipersensibilidad conocidas a la enebrina. La exposición repetida al polen de la enebrina podría causar alergias ocupacionales que pueden afectar la piel y el tracto respiratorio.

Efectos secundarios y advertencias

La baya de enebrina tiene reconocimiento en Estados Unidos como generalmente segura (lista GRAS). El máximo nivel usado en alimentos es 0.006% para el aceite y 0.01% para el extracto.

Una sobredosis pudiera llevar a daños en riñones y piel, y los síntomas incluyen albuminuria (proteína en exceso), hematuria (sangre en la orina), orina purpúrea, taquicardia (frecuencia cardiaca acelerada), hipertensión (presión arterial alta), convulsiones y metrorragia (ausencia de sangrado menstrual del útero).

Otros posibles efectos adversos incluyen hipotensión (presión arterial baja), irritación, ampollas, quemaduras, toxicidad del hígado, daño en riñones o insuficiencia renal.

La enebrina también podría disminuir los niveles de azúcar en la sangre. Se recomienda precaución en pacientes con diabetes o hipoglucemia (bajo nivel de azúcar en la sangre), y en aquellos que toman drogas, hierbas o suplementos que afectan el azúcar en la sangre. Puede ser necesario que un profesional de la salud calificado, incluso un farmaceuta, monitoree los niveles de glucosa en la sangre. Podrían requerirse ajustes en los medicamentos.

Aunque no se ha estudiado bien en humanos, la enebrina también podría aumentar el riesgo de sangrado. Se aconseja precaución en pacientes con trastornos de sangrado o que toman drogas que pudieran incrementar este riesgo. Puede ser necesario ajustar la dosificación.

Embarazo y lactancia

La enebrina no se recomienda para mujeres embarazadas o lactantes debido a abortos potenciales y/o la inducción de las contracciones de parto.

Las posibles interacciones:

Interacciones con drogas

La enebrina podría incrementar el riesgo de sangrado cuando se toma con drogas que aumentan este riesgo. Algunos ejemplos de ellas son aspirina, anticoagulantes ("adelgazantes de sangre") como warfarina (Coumadin®) o heparina, drogas anti-plaquetas como clopidogrel (Plavix®), y drogas anti-inflamatorias no esteroides como ibuprofeno (Motrin®, Advil®) o naproxeno (Naprosyn®, Aleve®).

La enebrina podría reducir los niveles de azúcar en la sangre. Se recomienda precaución cuando se usan medicamentos que también pueden tener este efecto. Los pacientes que toman drogas para diabetes por vía oral o insulina deben ser monitoreados de cerca por un profesional de la salud calificado, incluso por un farmaceuta. Puede ser necesario hacer ajustes en los medicamentos.

Interacciones con hierbas y suplementos alimenticios

La enebrina podría incrementar el riesgo de sangrado cuando se toma con hierbas y suplementos que se cree aumentan este riesgo. Se han reportado múltiples casos de sangrado con el uso de Ginkgo biloba, y otros pocos con ajo y palma enana americana. Numerosos agentes adicionales pudieran, en teoría, incrementar el riesgo de sangrado, aunque esto no se ha comprobado en la mayoría de los casos.

La enebrina pudiera disminuir los niveles de azúcar en la sangre. Se aconseja precaución cuando se usan hierbas o suplementos que también podrían tener este efecto. Puede ser necesario monitorear los niveles de glucosa en la sangre, y las dosis podrían requerir ajustes.

Dosificación:

Adultos (mayores de 18 años)

No se ha comprobado una dosis segura o efectiva para la enebrina. Tinturas, tabletas, cápsulas y otras formas de extractos de bayas están disponibles en el comercio. Como infusión, se han tomado oralmente de 2 a 3 gramos de bayas secas en 150 mL de agua caliente 3 ó 4 veces al día. Para la dispepsia, se han ingerido entre 20 y 50 miligramos de aceite esencial de bayas dos veces al día (para un máximo de 100 miligramos). Usualmente, esto se toma como té de bayas de enebrina.

Típicamente se ha usado el aceite de cade (alquitrán de enebrina) o el aceite de enebrina puro o parcialmente diluido. Debe notarse que la aplicación en la piel podría causar irritación o ser tóxico para ella. Se ha aplicado aceite volátil a la piel tres o más veces diarias.

Niños (menores de 18 años)

No se ha comprobado una dosis segura o efectiva de enebrina para niños, y su uso no se recomienda

Referencias:

  • Adams RP. Systematics of Juniperus section Juniperus based on leaf essential oils and random amplified polymorphic DNAs (RAPDs). Biochem.Syst.Ecol. 7-1-2000;28(6):515-528.
  • Argento A, Tiraferri E, Marzaloni M. [Oral anticoagulants and medicinal plants. An emerging interaction]. Ann Ital.Med Int 2000;15(2):139-143.
  • Asakura K, Matsuo Y, Oshima T, et al. omega-agatoxin IVA-sensitive Ca(2+) channel blocker, alpha-eudesmol, protects against brain injury after focal ischemia in rats. Eur.J Pharmacol. 4-7-2000;394(1):57-65.
  • Barrero AF, Arseniyadis S, Quilez del Moral JF, et al. First synthesis of the antifungal oidiolactone C from trans-communic acid: cytotoxic and antimicrobial activity in podolactone-related compounds. J Org.Chem. 4-19-2002;67(8):2501-2508.
  • Buckle J. Use of aromatherapy as a complementary treatment for chronic pain. Altern.Ther.Health Med 1999;5(5):42-51.
  • Cool LG, Adams RP. A pregeijerene isomer from Juniperus erectopatens foliage. Phytochemistry 2003;63(1):105-108.
  • Gardner DR, Panter KE, James LF, et al. Abortifacient effects of lodgepole pine (Pinus contorta) and common juniper (Juniperus communis) on cattle. Vet.Hum.Toxicol. 1998;40(5):260-263.
  • Johnson W. Final report on the safety assessment of Juniperus communis extract, Juniperus oxycedrus extract, Juniperus oxycedrus tar, Juniperus phoenicia extract, and Juniperus virginiana extract. Int J Tox 2001;20 (sup 2):41-56.
  • Johnston WH, Karchesy JJ, Constantine GH, et al. Antimicrobial activity of some Pacific Northwest woods against anaerobic bacteria and yeast. Phytother Res 2001;15(7):586-588.
  • Koruk ST, Ozyilkan E, Kaya P, et al. Juniper tar poisoning. Clin.Toxicol.(Phila) 2005;43(1):47-49.
  • Leitner J, Hofbauer F, Ackerl M. [Poisoning with a podophyllin-containing wart-treating tincture]. Dtsch.Med Wochenschr. 7-12-2002;127(28-29):1516-1520.
  • Martin AM, Queiroz EF, Marston A, et al. Labdane diterpenes from Juniperus communis L. berries. Phytochem.Anal. 2006;17(1):32-35.
  • Nakanishi T, Iida N, Inatomi Y, et al. Neolignan and flavonoid glycosides in Juniperus communis var. depressa. Phytochemistry 2004;65(2):207-213.
  • Salido S, Altarejos J, Nogueras M, et al. Chemical studies of essential oils of Juniperus oxycedrus ssp. badia. J Ethnopharmacol 2002;81(1):129-134.
  • Sanchez de Medina F, Gamez MJ, Jimenez I., et al. Hypoglycemic activity of juniper "berries". Planta Med 1994;60(3):197-200.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Medicina Natural a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad