Quantcast
15 de Diciembre
último día para comprar un seguro médico
que comience en enero de 2015 - ¡entra aquí al mercado!

Editar mi perfil

Cordyceps (Cordyceps sinensis)

Resumen:

Cordyceps sinensis, la especie de las cordyceps más empleada como suplemento alimenticio, crece de manera natural al reverso de la larva de la oruga de la polilla Hepialus armoricanus Oberthur que se encuentra en China, Nepal y Tíbet. El micelio invade la oruga y termina por reemplazar el tejido anfitrión. El estroma (cuerpo fungoideo de la fruta) crece a partir de la cabeza de la oruga. Las estructuras restantes de la oruga, además del hongo, se secan y venden como cordyceps, un suplemento alimenticio.

El cordyceps, comúnmente conocido como "dong chong xia cao" (planta de verano, gusano de invierno) en chino, se ha utilizado como alimento tónico en China y Tíbet, y como suplemento alimenticio y bebida tónica entre los ricos, debido a su escasez por sobre-cosecha. También es un ingrediente para sopas y otras comidas empleadas tradicionalmente en la medicina china durante miles de años, para ayudar a pacientes debilitados a recuperarse de enfermedades.

El cordyceps se usa terapéuticamente para asma, bronquitis, quimoprotección, desempeño en el ejercicio, hepatitis B, cirrosis hepática, hiperlipidemia (colesterol alto), como agente inmunosupresor y en insuficiencias renales crónicas.

El hongo se hizo popular en 1993 cuando dos atletas chinas, que admitieron haber usado suplementos de cordyceps, batieron los récords mundiales en las competencias de pista y campo en los Campeonatos mundiales de Stuttgart para las carreras de 1,500, 3,000 y 10,000 metros. Las mujeres fueron examinadas buscando cualquier sustancia prohibida, tales como esteroides, y dieron resultados negativo. Su entrenador atribuyó el desempeño al suplemento de cordyceps.

Usos:

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

Adicción (opiáceos), enfermedad de Alzheimer, anemia, anti-inflamatorio, antioxidante, arritmia (latidos de corazón irregulares), arterosclerosis (endurecimiento de las arterias), producción de médula espinal, cáncer, enfermedad cardiovascular, tos, diabetes, fatiga, fertilidad, hematopoyesis (formación de células sanguíneas), hemorragia, hipertensión (presión arterial alta), longevidad, dolor lumbar, memoria, irregularidades menstruales, mucílago, debilidad muscular, nefritis (inflamación de los riñones), neurodegeneración, sudoraciones nocturnas, protección radiológica, enfermedad respiratoria, senilidad (debilidad), lupus erimatoso sistémico, tinnitus, tónico, tranquilizante, tuberculosis, incontinencia urinaria (nicturia).

Evidencia:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

  • Hepatitis B (B)

    El cordyceps podría estimular el sistema inmunológico y mejorar los niveles de gama-globulina sérica en pacientes con hepatitis B. Actualmente, no hay suficiente evidencia para hacer recomendaciones a favor o en contra del uso de cordyceps para hepatitis B crónica. Sin embargo, los resultados son promisorios. Se necesitan estudios adicionales sobre el cordyceps y los tratamientos de hepatitis actuales.

  • Hiperlipidemia (colesterol alto) (B)

    El cordyceps podría disminuir los niveles totales de colesterol y triglicéridos, aunque es posible que estas variaciones no sean permanentes o de larga duración. Se requieren estudios adicionales de mayor duración con seguimiento para determinar los efectos a largo plazo del cordyceps en la hiperlipidemia.

  • Anti-envejecimiento (C)

    El cordyceps podría mejorar diversos síntomas relacionados con el envejecimiento. Sin embargo, se necesitan estudios de mayor calidad que examinen síntomas específicos de envejecimiento antes de poder describir los efectos del cordyceps. En la actualidad, hay insuficiente evidencia para hacer recomendaciones a favor o en contra del uso del cordyceps contra el envejecimiento.

  • Asma (C)

    El cordyceps podría reducir los síntomas del asma. Se requieren estudios adicionales para hacer una recomendación firme.

  • Bronquitis (C)

    No hay suficiente evidencia proveniente de ensayos clínicos controlados para hacer recomendaciones a favor o en contra del uso del cordyceps para la bronquitis. La mayoría de los estudios que lo emplean ha encontrado un mayor mejoramiento en los síntomas con el uso del cordyceps que con las drogas de control. Aunque los resultados son promisorios, deben llevarse a cabo más estudios antes de poder hacer una recomendación firme.

  • Quimoprotector (C)

    No hay suficiente evidencia para hacer recomendaciones a favor o en contra del uso del cordyceps como agente quimoprotector en toxicidad aminoglucósida. No obstante, los resultados son promisorios.

  • Mejoramiento del desempeño en el ejercicio (C)

    En 1993, dos atletas chinas que admitieron haber usado suplementos de cordyceps batieron las marcas mundiales en las competencias de pista y campo de los Campeonatos mundiales de Stuttgart para las carreras de 1,500, 3,000 y 10,000 metros. No obstante, no hay suficiente evidencia debido a ensayos clínicos controlados contradictorios para hacer recomendaciones a favor o en contra del uso de cordyceps para mejorar el desempeño físico. Se requieren más estudios en esta área.

  • Inmunosupresión (C)

    Dos estudios que utilizaron tratamientos de combinación herbal que incluían cordyceps indican que estas combinaciones reprimieron el sistema inmunológico en pacientes con trasplante de riñón y nefritis por lupus. Sin embargo, como estos tratamientos emplearon productos combinados, el efecto del cordyceps no puede definirse. Se necesitan más estudios con cordyceps como monoterapia.

  • Enfermedades del hígado (cirrosis hepática) (C)

    En la medicina tradicional china se ha usado el cordyceps para apoyar y mejorar la función del hígado. En dos estudios que utilizaron combinaciones herbales que incluían el cordyceps, la función hepática mejoró el hígado y la función inmunológica. Sin embargo, ya que estos estudios emplearon tratamientos combinados, el efecto del cordyceps por sí solo se desconoce.

  • Insuficiencia renal (crónica) (C)

    En la medicina tradicional china, el cordyceps se emplea para fortalecer la función de los riñones. Dos estudios indican que el cordyceps podría mejorar la función renal en pacientes con insuficiencia renal crónica. Se necesitan más estudios para confirmar estos hallazgos.

  • Disfunción sexual (C)

    No existe suficiente evidencia científica en esta área.

Seguridad:

Los profesionales de la salud que tienen instrucción formal practican muchas técnicas complementarias, de acuerdo con los estándares de organizaciones nacionales. No obstante, este no es el caso universal; es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

Alergias

Debe evitarse en individuos con alergia o hipersensibilidad conocidas al cordyceps, al moho u hongos.

Efectos secundarios y advertencias

Se han reportado efectos secundarios mínimos en humanos con el uso del cordyceps. Se considera seguro cuando se emplea en pacientes con asma, bronquitis, hepatitis B, cirrosis hepática, hiperlipidemia (colesterol alto), inmunosupresión e insuficiencia renal crónica (riñón). También es probable que sea seguro cuando se usa como agente quimoprotector o como promotor del desempeño físico, aunque se requieren más estudios para confirmar estos hallazgos.

El cordyceps podría causar boca seca, náuseas, pérdida del apetito, diarrea o mareos. Debido a la creciente popularidad del cordyceps sinesis, se han adulterado algunos suplementos; ciertos fabricantes sustituyen otras especies de cordyceps. La seguridad de estos suplementos no se conoce.

Cuando se ingiere por vía oral, el cordyceps (cápsulas de jin shiubao) podría causar estrechez en el pecho, jadeo o palpitaciones. Los síntomas pudieran aliviarse después de administrar una antihistamina. También se han observado brotes en la piel.

Aunque no se ha estudiado bien en humanos, los polisacáridos del cordyceps podrían incrementar la producción de los corticosteroides. Los cordyceps también pudieran aumentar el 17 beta-estradiol y estimular la producción de progesterona. También podría inhibir la agregación de plaquetas y acrecentar el riesgo de sangrado.

Debe usarse con precaución en pacientes con afecciones de próstata o en individuos que tomen medicamentos inmunosupresores, terapias de reemplazo hormonal o anticonceptivos. Evítese en pacientes con cánceres de tipo mielógeno, según reportes que dicen que el cordyceps causa proliferación de glóbulos rojos progenitores.

Embarazo y lactancia

El cordyceps no se recomienda para mujeres embarazadas o lactantes debido a la falta de evidencia científica. Podría ser inseguro en mujeres embarazadas ya que pudiera afectar los niveles de hormonas esteroides.

Las posibles interacciones:

Interacciones con drogas

La administración concomitante de cordyceps y aminoglucósidos podría reducir la nefrotoxicidad (daño a los riñones) inducida por la amikacina en gente mayor.

El cordyceps podría disminuir la frecuencia cardiaca. Se aconseja precaución con pacientes que tengan enfermedades del corazón o que toman agentes antiarrítmicos.

Aunque no se ha estudiado bien en humanos, el cordyceps podría incrementar el riesgo de sangrado cuando se ingiere con drogas que aumentan este riesgo. Algunos ejemplos incluyen la aspirina, los anticoagulantes ("adelgazantes de sangre") como la warfarina (Coumadin®) o la heparina, las drogas anti-plaquetarias como el clopidogrel (Plavix®), y las drogas anti-inflamatorias no esteroides como el ibuprofeno (Motrin®, Advil®) o el naproxeno (Naprosyn®, Aleve®).

El cordyceps podría inducir efectos sexuales similares a los de los esteroides. Los pacientes que toman terapias de reemplazo hormonal o píldoras anticonceptivas deben usar el cordyceps con cautela.

El cordyceps pudiera estimular el sistema inmunológico y podría disminuir la eficacia de los inmunosupresores, tales como la prednisolona o la ciclofosfamida.

El uso del cordyceps con la ciclosporina podría reducir la nefrotoxicidad (daño de los riñones) en pacientes con trasplante de riñón. Además, la administración de cordyceps y gentamicina pudiera devolver nitrógeno ureico en sangre, creatinina sérica, excreción de sodio, y N-acetilglucosaminidasa urinaria a unos niveles más normales durante la nefrotoxicidad (daño de riñón) inducida por drogas. La administración concomitante de cordyceps con drogas que dañan los riñones podría reducir el daño de riñón inducido por la amikacina en personas mayores.

El cordyceps podría decrecer los niveles de azúcar en la sangre. Se aconseja precaución cuando se emplean medicamentos que también pudieran reducir estos niveles. Los pacientes que toman drogas para la diabetes por vía oral o insulina, deben ser monitoreados de cerca por un proveedor de la salud calificado. Puede ser necesario ajustar los medicamentos.

El cordyceps podría reducir la presión arterial. Se recomienda precaución cuando se usan medicamentos que también pueden tener este efecto. Los pacientes que ingieren drogas para la presión arterial, tales como los inhibidores de la enzima conversora de angiotensina, deben ser vigilados de cerca por un profesional de la salud calificado, inclusive por un farmaceuta.

Evidencia preliminar sugiere que el cordyceps podría tener efectos acumulativos cuando se usa con medicamentos que disminuyen el colesterol. Se recomienda tener precaución.

Los extractos de micelio del cordyceps podrían inhibir la monoaminaoxidasa tipo B. Los pacientes que toman MAOIs (inhibidores de la monoaminaoxidasa, una clase de antidepresivos) tales como la isocarboxazida (Marplan®), fenelzina (Nardil®), tranilcipromina (Parnate®), deben consultar a un profesional de la salud calificado, inclusive a un farmaceuta, antes de combinar terapias.

Interacciones con hierbas y suplementos alimenticios

El cordyceps podría reducir le frecuencia cardiaca. Se recomienda precaución con pacientes que tengan enfermedades del corazón o que toman agentes antiarrítmicos.

Aunque no se ha estudiado bien en humanos, el cordyceps podría aumentar el riesgo de sangrado cuando se toma con hierbas y suplementos que se cree incrementan el riesgo de sangrado. Se han reportado múltiples casos de sangrado con el uso de Ginkgo biloba, y menos casos con ajo y palma enana americana. Muchos agentes adicionales pudieran, en teoría, incrementar el riesgo de sangrado, aunque esto no se ha comprobado en la mayoría de los casos.

El cordyceps podría inducir efectos sexuales similares a los esteroides. Los pacientes que toman hierbas y suplementos con efectos hormonales potenciales, tales como el cohosh negro o la hierba de San Juan, deben usar el cordyceps con cautela.

El cordyceps podría disminuir los niveles de azúcar en la sangre. Se recomienda precaución cuando se usan hierbas o suplementos que también pudieran tener este efecto. Puede ser necesario vigilar los niveles de glucosa en la sangre y hacer ajustes en las dosis.

El cordyceps podría reducir la presión arterial. Se aconseja cautela cuando se emplean hierbas o suplementos que también pudieran tener dicho resultado.

El cordyceps podría estimular el sistema inmunológico y reducir la eficacia de los inmunosupresores.

Evidencia preliminar sugiere que el cordyceps podría tener efectos acumulativos cuando se usa con hierbas o suplementos que disminuyen el colesterol, tales como el arroz de levadura roja. Se recomienda tener precaución.

Los extractos de micelio del cordyceps podrían inhibir la monoaminaoxidasa tipo B. Se aconseja precaución con pacientes que toman hierbas y suplementos con posible actividad de los inhibidores de la monoaminaoxidasa, antidepresivos. Se debe consultar con un profesional de la salud calificado, inclusive a un farmaceuta, antes de combinar terapias.

Dosificación:

Adultos (18 años y mayores)

Las dosis comunes de cordyceps consisten entre 3 y 9 gramos diarios de cordyceps fermentados (por ejemplo, extracto de Cs-4, CordyMax®), los cuales se han suministrado por un máximo de tiempo de entre 4 y 8 semanas. Estas dosis se han utilizado para retardar el envejecimiento, la insuficiencia renal crónica, la hepatitis, y como quimoprotector o promotor del desempeño físico. Se han estudiado dosis más bajas de 999 miligramos ingeridos en tres cápsulas de 333 miligramos para la hiperlipidemia (colesterol alto).

Niños (menores de 18 años)

No se ha comprobado una dosis segura o efectiva de cordyceps para niños, y no se recomienda su uso.

Referencias:

  • Chen J, Zhang W, Lu T, et al. Morphological and genetic characterization of a cultivated Cordyceps sinensis fungus and its polysaccharide component possessing antioxidant property in H22 tumor-bearing mice. Life Sci 5-1-2006;78(23):2742-2748.
  • Kim HG, Shrestha B, Lim SY, et al. Cordycepin inhibits lipopolysaccharide-induced inflammation by the suppression of NF-kappaB through Akt and p38 inhibition in RAW 264.7 macrophage cells. Eur J Pharmacol 9-18-2006;545(2-3):192-199.
  • Kunwar RM, Nepal BK, Kshhetri HB, et al. Ethnomedicine in Himalaya: a case study from Dolpa, Humla, Jumla and Mustang districts of Nepal. J Ethnobiol Ethnomedicine. 2006;2:27.
  • Lee H, Kim YJ, Kim HW, et al. Induction of apoptosis by Cordyceps militaris through activation of caspase-3 in leukemia HL-60 cells. Biol Pharm Bull. 2006;29(4):670-674.
  • Li FH, Liu P, Xiong WG, Xu GF. [Effects of Cordyceps sinensis on dimethylnitrosamine-induced liver fibrosis in rats]. Zhong.Xi.Yi.Jie.He.Xue.Bao. 2006;4(5):514-517.
  • Li SP, Yang FQ, Tsim KW. Quality control of Cordyceps sinensis, a valued traditional Chinese medicine. J Pharm Biomed.Anal. 8-28-2006;41(5):1571-1584.
  • Li SP, Zhang GH, Zeng Q, et al. Hypoglycemic activity of polysaccharide, with antioxidation, isolated from cultured Cordyceps mycelia. Phytomedicine 2006;13(6):428-433.
  • Liu WC, Wang SC, Tsai ML, et al. Protection against radiation-induced bone marrow and intestinal injuries by Cordyceps sinensis, a Chinese herbal medicine. Radiat.Res 2006;166(6):900-907.
  • Rukachaisirikul V, Chantaruk S, Tansakul C, et al. A cyclopeptide from the Insect pathogenic fungus Cordyceps sp. BCC 1788. J Nat Prod 2006;69(2):305-307.
  • Wang NQ, Jiang LD, Zhang XM, et al. [Effect of dongchong xiacao capsule on airway inflammation of asthmatic patients]. Zhongguo Zhong Yao Za Zhi 2007;32(15):1566-1568.
  • Wu WC, Hsiao JR, Lian YY, et al. The apoptotic effect of cordycepin on human OEC-M1 oral cancer cell line. Cancer Chemother.Pharmacol 10-10-2006.
  • Wu WC, Hsiao JR, Lian YY, et al. The apoptotic effect of cordycepin on human OEC-M1 oral cancer cell line. Cancer Chemother Pharmacol 2007;60(1):103-111.
  • Yoo O, Lee DH. Inhibition of sodium glucose cotransporter-I expressed in Xenopus laevis oocytes by 4-acetoxyscirpendiol from Cordyceps takaomantana (anamorph = Paecilomyces tenuipes). Med Mycol 2006;44(1):79-85.
  • Yu HM, Wang BS, Huang SC, Duh PD. Comparison of protective effects between cultured Cordyceps militaris and natural Cordyceps sinensis against oxidative damage. J Agric.Food Chem 4-19-2006;54(8):3132-3138.
  • Zhang G, Huang Y, Bian Y, et al. Hypoglycemic activity of the fungi Cordyceps militaris, Cordyceps sinensis, Tricholoma mongolicum, and Omphalia lapidescens in streptozotocin-induced diabetic rats. Appl Microbiol Biotechnol 2006;72(6):1152-1156.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo