SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Colina

Colina

Resumen:

La colina es un nutriente esencial relacionado con las vitaminas del complejo B solubles en agua, el ácido fólico, la piridoxina y B12, y con el aminoácido esencial metionina. Es sintetizada en el cuerpo y consumida en la dieta. La fuente alimenticia más grande de colina es la yema del huevo. También puede encontrarse en altas cantidades en hígado, maní, pescado, leche, levadura de cerveza, germen de trigo, soya, fruta de calabaza envasada, hojas de fenogreco, hierba de alforja, nueces de Brasil, flores de diente de león, semillas de amapola, habas mung y otros frijoles, y en variedad de carnes y vegetales, inclusive el repollo y la coliflor.

La colina es un elemento fundamental de la lecitina. Es un precursor para la acetilcolina, un químico utilizado para transmitir impulsos nerviosos. Por lo tanto, se cree que la colina tiene efectos neurológicos.

La colina es producto de la descomposición del relajante muscular succinilcolina, el cual se emplea ampliamente en anestesia. Teóricamente, la colina podría mostrar efectos relajantes musculares similares.

La colina es un constituyente de la fosfatidilcolina, la cual es un componente de las paredes de la célula y de las membranas. Está relacionada con el metabolismo y el transporte de la grasa y el colesterol. De esta forma, la colina ayuda en el metabolismo de las grasas y a transportarlas fuera del hígado.

La colina pura se emplea raramente debido a sus efectos secundarios indeseables relacionados con el olor a pescado. Por lo tanto, la lecitina o la fosfatidilcolina purificada se utilizan más comúnmente.

Usos:

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

Envejecimiento, alcoholismo, alergia, anestesia, ataxia, trastorno por déficit de atención con hiperactividad, autismo, trastorno bipolar, culturismo, mejoramiento de la actividad cerebral, lesiones cerebrales (cráneo-encefálicas), bronquitis (inducida por polvo), prevención de cáncer, salud cardiovascular, fomento del crecimiento infantil, arterias obstruidas, dependencia de la cocaína, trastornos cognitivos, colitis (enterocolitis necrotizante), contusiones, trastornos digestivos, mareos, edema (cerebral), energía, mejoramiento del desempeño de ejercicios, fatiga, desarrollo fetal, cálculos en vesícula biliar, glaucoma, crecimiento, hemorragia (intracerebral), hepatitis, colesterol alto, enfermedad de Huntington o corea, hiperhomocisteinemia, hipoxia (cerebro), infecciones, infertilidad, lesión isquémica (focal), ictericia, salud hepática, protección hepática, tónico masculino, manía, pérdida de memoria, desempeño/alerta mental, funcionamiento del sistema nervioso, trastornos reproductivos, dificultades respiratorias (síndrome del recién nacido), ataques de epilepsia, discinesia tardía, síndrome de Tourette, trastornos vasculares, vértigo, problemas de visión (ambliopía), degeneración de regiones cerebrales (cerebelar), pérdida de peso.

Evidencia:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

  • Asma (B)

    Es posible que la colina sea efectiva para el asma cuando se ingiere oralmente. Parece ser que los suplementos de colina reducen la severidad de los síntomas, el número de días sintomáticos, y la necesidad de usar broncodilatadores en pacientes con asma. Hay alguna evidencia de que dosis diarias más altas podrían ser más efectivas que dosis diarias más bajas.

  • Hígado graso (esteatosis hepática) (B)

    Cuando se suministra por vía intravenosa, la colina está clasificada como un fármaco huérfano para esteatosis hepática asociada con nutrición parenteral total (depósitos de grasa en el hígado).

  • Suplemento nutricional (leche de fórmula para bebés) (B)

    La colina se considera efectiva cuando se usa oralmente como suplemento en leche de fórmula para bebés.

  • Hepatitis viral aguda (C)

    Muchos estudios han evaluado el uso de la colina para la hepatitis, aunque falta suficiente evidencia para hacer recomendaciones a favor o en contra de su uso en el tratamiento de la hepatitis viral aguda.

  • Rinitis alérgica (C)

    El citrato de tricolina oral podría aliviar efectivamente los síntomas de la rinitis alérgica. Se necesita más investigación antes de poder hacer una recomendación firme.

  • Lesiones cerebrales (cráneo-cerebral) (C)

    Un tratamiento previo con alfoscerato de colina, un sustrato de la fosfatidilocolina y un portador de colina, mostró ser seguro. Cuando se ingiere como parte de una farmacoterapia compleja, ha mostrado efectos beneficiosos en pacientes con lesiones cráneo-cerebrales. Se necesitan estudios adicionales para confirmar estos hallazgos.

  • Coma (C)

    Hay insuficiente evidencia para hacer recomendaciones a favor o en contra del uso de la colina en pacientes en coma. La investigación disponible es limitada.

  • Accidente cerebrovascular (C)

    A pesar de que muchos estudios han encontrado resultados promisorios, otros no han mostrado importancia estadística cuando se evalúa la colina para el tratamiento de accidentes cerebrovasculares agudos. Debido a información contradictoria, la terapia con colina no puede ser recomendada.

  • Masa muscular / masa corporal (C)

    No hay suficiente evidencia para el uso de la colina para cambiar la composición corporal, específicamente para cambiar la grasa corporal y músculos sin grasa.

  • Enfermedad de Parkinson (C)

    Los datos en relación con la eficacia de la colina en el tratamiento de la enfermedad de Parkinson son contradictorios e inciertos.

  • Recuperación posquirúrgica (C)

    Hay insuficiente evidencia para hacer recomendaciones a favor o en contra del uso de la colina en pacientes que se recuperan de una cirugía.

  • Enfermedad de Alzheimer / deterioro cognitivo (D)

    Numerosos estudios han evaluado el uso de la colina en enfermedades cerebrovasculares, desempeño de la memoria, demencia y enfermedad de Alzheimer sin beneficios significativos.

  • Ataxia cerebelosa (D)

    Es posible que la colina no sea efectiva cuando se toma vía oral para tratar la ataxia cerebelosa.

  • Mejoramiento del desempeño deportivo (deportes de resistencia) (D)

    Las investigaciones han mostrado que la colina no mejora significativamente el desempeño ni retarda la fatiga durante la práctica de deportes de resistencia.

  • Esquizofrenia (D)

    Se ha estudiado la colina en la esquizofrenia con resultados negativos.

Seguridad:

Los profesionales de la salud que tienen instrucción formal practican muchas técnicas complementarias, de acuerdo con los estándares de organizaciones nacionales. No obstante, este no es el caso universal; es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

Alergias

Debe evitarse en individuos con alergia o hipersensibilidad conocidas a la colina, la lecitina o la fosfatidilcolina.

Efectos secundarios y advertencias

Generalmente se considera la colina segura y parece tolerarse bien. Una alta ingesta de colina podría causar presión arterial baja, esteatorrea (grasa no digerida en las heces), náuseas, vómito, salivación, diarrea, estreñimiento, anorexia, mareos (vértigo), transpiración, insomnio y dolores de cabeza. La colina posiblemente puede activar una epilepsia ya existente. Las dosificaciones en los límites máximos de ingesta están contraindicadas para personas que sufren de trimetilaminuria, enfermedad de Parkinson, o enfermedades renales o hepáticas.

Se ha reportado brote en la piel. Y se observaron resfriado y tos en pacientes que tomaron citicolina durante un ensayo. Las personas con trastornos renales o hepáticos deben usar la colina con precaución. Se han reportado agitación, paranoia y depresión severa. Úsese con cautela en pacientes con antecedentes de depresión.

Debido a que la colina es producto de la descomposición de la succinilcolina, ella podría ocasionar efectos secundarios similares a los de la droga, como depresión respiratoria. Se ha asociado un olor a "pescado" con la colina. Pueden presentarse transpiración y crecimiento atrofiado.

Embarazo y lactancia

La Comisión de Alimentos y Nutrición del Instituto de Medicina de la Academia Nacional de Ciencias afirma que la colina es vital en la complementación prenatal. Durante el embarazo, la ingesta de colina por parte de la madre podría influenciar el desarrollo de la memoria y del cerebro del bebé en formación. Estudios hechos sobre la complementación de la colina y la lecitina muestran claramente un incremento de los niveles de colina en la sangre luego de la suplementación.

Las mujeres embarazadas y lactantes, además de los niños, pudieran consumir colina dentro de los parámetros de ingesta adecuada recomendada; la suplementación fuera del régimen alimenticio usualmente no es necesaria si se sigue una dieta sana.

Las posibles interacciones:

Interacciones con drogas

La suplementación de la colina se ha asociado con la disminución de la excreción urinaria de carnitina en las mujeres adultas jóvenes.

Un estudio concluyó que el tratamiento crónico con litio realza los efectos de la colina en el cerebro. Un reporte preliminar de estudios de resonancia magnética no mostró una relación positiva significativa entre los aumentos de la colina y de litio en el cerebro.

La colina CDP puede causar un aumento en las concentraciones de dopa en el plasma.

El metotrexato podría disminuir las reservas de todos los metabolitos de colina. En ratas, la suplementación de colina revierte el hígado graso causado por la administración de metotrexato.

La pentazocina muestra efectos de bloqueo neuromuscular, en parte, a través de la acción depresiva en sitios colinoceptivos en las terminales motoras nerviosas, lo cual presenta una posible interacción si se administra con colina.

Aunque pocos estudios han relacionado la colina con la inversión parcial de los efectos de la escopolamina, un estudio posterior no pudo demostrar efectos similares.

La colina es producto de la descomposición de la succinilcolina. Ingerir colina con succinilcolina podría, en teoría, intensificar los efectos y/o la toxicidad.

Interacciones con hierbas y suplementos

La suplementación de colina se ha asociado con la disminución de la excreción urinaria de carnitina en mujeres adultas jóvenes.

Un estudio concluyó que el tratamiento crónico con litio realza los efectos de la colina en el cerebro. Un reporte preliminar de estudios de resonancia magnética no mostró una relación positiva significativa entre los aumentos tanto de la colina como del litio en el cerebro.

La colina, a través de su metabolización a betaína, funciona en coordinación con las vitaminas B6, B12 y ácido fólico en el metabolismo de la homo-cisteina, sustancia potencialmente aterogénica.

Dosificación:

Adultos (18 años y mayores):

La dieta "promedio" provee entre 400 y 900 miligramos de colina diariamente, lo cual se cree es adecuado. De acuerdo con el Instituto de Medicina, aunque la Comisión de Alimentos y Nutrición de este instituto ha definido la ingesta apropiada de colina, hay pocos datos para evaluar si una provisión alimenticia de colina es necesaria en todas las edades, y podría ser que el requerimiento de ella pueda ser alcanzado por la síntesis endógena en algunos de estos períodos.

La ingesta diaria recomendada por la Comisión de Alimentos y Nutrición de EE.UU para los hombres entre 18 y 70 años o más es de 550 miligramos por día, sin exceder 3.5 gramos por día; para mujeres entre 19 y 70 años o más, 425 miligramos por día, sin exceder 3.5 gramos por día; para mujeres de 18 años, 400 miligramos por día, sin exceder 3 gramos por día; para mujeres en embarazo, 450 miligramos por día; para mujeres lactantes, 550 miligramos por día.

Los niveles máximos de ingesta no deben exceder 3.5 gramos diarios para adultos y personas de edad. Las dosificaciones en los límites superiores de ingesta están contraindicadas para personas que sufren de trimetilaminuria, enfermedad renal, enfermedad hepática, depresión y enfermedad de Parkinson, ya que podrían estar en riesgo de sufrir efectos secundarios.

No se ha comprobado una dosis efectiva para la enfermedad de Alzheimer, asma, hígado graso o convulsiones. Sin embargo, se ha estudiado la colina para el tratamiento de estas afecciones con diferentes dosis.

Niños (menores de 18 años):

El Comité de Nutrición de la Academia Americana de Pediatría recomienda la fortificación de la leche de fórmula para bebés a por lo menos 7 miligramos de colina por 100 kilocalorías. Esta cantidad corresponde más o menos a 9 ± 2 miligramos por decilitro de colina presente en la leche materna humana. Los pacientes con edades entre 1 y 8 años no deben exceder 1 gramo diario; niños entre 9 y 13 no deben exceder 2 gramos diarios, y niños entre 14 y 18 años no deben sobrepasar 3 gramos de colina al día.

La ingesta diaria recomendada por la Comisión de Alimentos y Nutrición de EE.UU. del Instituto de Medicina para bebés de 6 a 12 meses es de 150 miligramos por día; para bebés de hasta 6 meses, 125 miligramos por día; para niños entre 9 y 13 años es de 375 miligramos por día (sin exceder 2 gramos por día); para niños entre 4 y 8 años: 250 miligramos por día, sin exceder 1 gramo por día. Para niños entre 1 y 3 años: 200 miligramos por día, sin exceder 1 gramo por día; para niñas entre 14 y 18 años: 400 miligramos por días, sin exceder 3 gramos por día; para niños entre 14 y 18 años: 550 miligramos por día, sin exceder 3.5 gramos por día.

Los niveles máximos de ingesta por día no deben sobrepasar 1 gramo por día, por vía oral, para niños entre 1 y 8 años; 2 gramos por día tomados oralmente, para niños entre 9 y 13 años; 3 gramos por día tomados por vía oral para adolescentes (entre 14 y 18 años de edad). No hay niveles máximos de ingesta diaria de colina disponibles para infantes, y ella debe provenir sólo de la leche de fórmula, de la leche materna y de los alimentos.

Referencias:

  • Blusztajn JK. Choline, a vital amine. Science 1998;281(5378):794-795.
  • Buchman AL, Ament ME, Sohel M, et al. Choline deficiency causes reversible hepatic abnormalities in patients receiving parenteral nutrition: proof of a human choline requirement: a placebo-controlled trial. JPEN J Parenter Enteral Nutr 2001;25(5):260-268.
  • Canty DJ, Zeisel SH. Lecithin and choline in human health and disease. Nutr Rev 1994;52(10):327-339.
  • Carlson SE, Montalto MB, Ponder DL, et al. Lower incidence of necrotizing enterocolitis in infants fed a preterm formula with egg phospholipids. Pediatr Res 1998;44(4):491-498.
  • Cohen BM, Renshaw PF, Stoll AL, et al. Decreased brain choline uptake in older adults. An in vivo proton magnetic resonance spectroscopy study. JAMA 1995;274(11):902-907.
  • Dechent P, Pouwels PJ, Frahm J. Neither short-term nor long-term administration of oral choline alters metabolite concentrations in human brain. Biol Psychiatry 1999;46(3):406-411.
  • Food and Nutrition Board IoM. Dietary Reference Intakes for Thiamin, Riboflavin, Niacin, Vitamin B6, Folate, Vitamin B12, Pantothenic Acid, Biotin, and Choline. 1998.
  • Hirsch MJ, Growdon JH, Wurtman RJ. Relations between dietary choline or lecithin intake, serum choline levels, and various metabolic indices. Metabolism 1978;27(8):953-960.
  • Kidd PM. Phosphatidylcholine, a superior protectant against liver damage. Altern Med Rev 1996;1:258-274.
  • Knuchel F. [Double-blind study in patients with alcoholic toxic fatty liver. Effect of essential phospholipids on enzyme behavior and lipid composition of the serum]. Med Welt 1979;30(11):411-416.
  • Little A, Levy R, Chuaqui-Kidd P, et al. A double-blind, placebo controlled trial of high-dose lecithin in Alzheimer's disease. J Neurol Neurosurg Psychiatry 1985;48(8):736-742.
  • McNamara JO, Carwile S, Hope V, et al. Effects of oral choline on human complex partial seizures. Neurology 1980;30(12):1334-1336.
  • Mohs RC, Davis KL. Choline chloride effects on memory: correlation with the effects of physostigmine. Psychiatry Res 1980;2(2):149-156.
  • Wurtman RJ, Hefti F, Melamed E. Precursor control of neurotransmitter synthesis. Pharmacol Rev 1980;32(4):315-335.
  • Zeisel SH, Blusztajn JK. Choline and human nutrition. Annu Rev Nutr 1994;14:269-296.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Medicina Natural a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad