SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Clorofila

Clorofila

Resumen:

La clorofila es una proteína química que se conoce comúnmente por su contribución a la pigmentación verde de las plantas; está relacionada con el protohemo, el pigmento rojo de la sangre. Puede obtenerse de vegetales de hojas verdes (brócoli, repollas de Bruselas, repollo, lechuga y espinaca), algas (Chlorella y Spirulina), pasto de trigo y numerosas hierbas (alfalfa, damiana, ortiga y perejil).

La clorofila se ha usado de manera tradicional para mejorar el mal aliento y otras formas de olores corporales, incluso olores de orina, heces y heridas infectadas. Más recientemente, la clorofila se ha empleado para ayudar a remover varias toxinas a través del hígado, y sigue siendo un compuesto clave para mejorar el funcionamiento de las vías de desintoxicación esenciales. La evidencia de respaldo indica que puede usarse como agente anti-inflamatorio para afecciones como pancreatitis. También ha mostrado actividades antioxidantes y quimio-protectoras potentes. La investigación científica ha demostrado que puede ser un agente terapéutico efectivo en el tratamiento del herpes simplex, enfermedad benigna del seno, quimio-prevención, tuberculosis y artritis reumatoide. La diabetes tipo 2 y la obesidad también se están explorando como áreas en las que la clorofila también puede emplearse.

Usos:

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

Anemia, prevención de cáncer, antioxidante, antiviral, arteriosclerosis (endurecimiento de las arterias), mal aliento, trastornos sanguíneos (porfiria), estreñimiento, desodorante, desintoxicación, diabetes, usos alimenticios (colorante), afecciones gastrointestinales, hiperlipidemia (colesterol alto), obesidad, curación de heridas.

Evidencia:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

  • Cáncer (adjunto a terapia con láser) (C)

    La evidencia preliminar indica que la clorofila puede ayudar en la reducción de los efectos secundarios asociados con terapias fotodinámicas tales como las usadas en el manejo de tumores malignos. Se requiere investigación adicional para sustentar su uso en la reducción de los síntomas de la fotosensibilidad.

  • Enfermedad fibroquística del seno (C)

    Los beneficios de la clorofila en la enfermedad benigna del seno pueden atribuirse a su habilidad para alterar las vías enzimáticas del hígado involucradas en el metabolismo del estrógeno. Un producto combinado que contiene clorofila puede ser benéfico para esta afección, pero se necesita más investigación para confirmar estos resultados preliminares.

  • Herpes (simplex y zoster) (C)

    La clorofila puede tratar el herpes simplex y el herpes zoster, aunque se necesita más investigación en esta área.

  • Pancreatitis (crónica) (C)

    La clorofila-a puede reducir la tasa de mortalidad de la pancreatitis experimental. Se necesitan estudios adicionales en esta área.

  • Neumonía (destructiva activa) (C)

    La clorofila puede ayudar a regular el conteo de los linfocitos T en pacientes con neumonía destructiva activa. Se requieren estudios adicionales para profundizar más acerca de los efectos inmuno-modificantes de tiene la clorofila.

  • Envenenamiento (reduce los síntomas de Yusho) (C)

    Yusho es un envenenamiento causado por la ingestión de aceite de arroz contaminado con bifenilos policlorados, específicamente dibenzofuranos policlorados y bifenilos policlorados. Una dieta rica en clorofila puede incrementar la eliminación de dibenzofuranos policlorados y bifenilos policlorados, pero se necesita investigación adicional de buena calidad.

  • Protección de aflatoxinas (C)

    La clorofila puede usarse como agente quimio-preventivo debido a su habilidad para inhibir los efectos promotores de tumores que tienen los carcinógenos. La clorofila puede actuar para mejorar la desintoxicación de toxinas involucradas en la promoción del cáncer. Sin embargo, se necesita más investigación en esta área.

  • Reducción del olor por incontinencia/cateterización de vejiga (C)

    Según el uso histórico, se ha sugerido que la clorofila mejora el olor corporal en pacientes con colostomía. A pesar del uso empírico, la investigación clínica no sustentó estos hallazgos.

  • Artritis reumatoide (C)

    Las hipótesis señalan que las dietas altas en clorofila modifican la flora intestinal, lo cual resulta en el mejoramiento del manejo de los trastornos inmunológicos, incluso de la artritis reumatoide. Se necesitan más evidencias para sustentar el uso de la clorofila en enfermedades auto-inmunológicas.

  • Tuberculosis (C)

    La evidencia preliminar indica que la ingestión de clorofila durante el tratamiento con quimioterapia en pacientes con tuberculosis puede mejorar los parámetros inmunológicos y los índices de radicales libres, tales como dihaldehído malónico. Se necesitan estudios adicionales en esta área.

Seguridad:

Los profesionales de la salud que tienen instrucción formal practican muchas técnicas complementarias, de acuerdo con los estándares de organizaciones nacionales. No obstante, este no es el caso universal; es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

Alergias

Debe evitarse en individuos con alergia o hipersensibilidad conocidas a la clorofila o a cualquiera de sus metabolitos; el contacto puede resultar en un salpullido fotosensible. La clorofila de cobre (E141) puede ser un seudo-alergeno.

Efectos secundarios y advertencias

La clorofila se considera generalmente segura y sin muchos efectos secundarios o toxicidades en personas no sensibles. Los efectos adversos son usualmente de naturaleza gastrointestinal o dermatológica. Entre las dolencias gastrointestinales comunes pueden estar náuseas, diarrea, heces de color verde y calambres abdominales. Cuando se ingiere por vía oral, la clorofilina puede causar una coloración verdosa de la orina.

Debe usarse con cautela en pacientes que muestran signos de fotosensibilidad, como salpullido, a la clorofila o a cualquiera de sus metabolitos.

Debido a la posibilidad de desarrollo de ictericia, debe usarse con cautela en pacientes con funcionamiento hepático comprometido.

Debe usarse con cautela en pacientes que ingieren agentes inmuno-supresores ya que la clorofila puede normalizar el conteo de linfocitos T.

Debe usarse con cautela en pacientes con diabetes o que ingieren agentes para la diabetes ya que la clorofila puede tener efectos anti-diabéticos.

Embarazo y lactancia

Debido a la falta de evidencia científica disponible, no se recomienda el uso de clorofila a mujeres embarazadas lactantes.

Las posibles interacciones:

Interacciones con drogas

El ácido fitánico del metabolito de la clorofila puede tener actividad anti-diabética. Se aconseja precaución cuando se usan medicamentos que pueden reducir el azúcar en la sangre. A los pacientes que ingieren drogas para la diabetes por vía oral o insulina los debe monitorear de cerca un profesional de la salud calificado, incluso un farmaceuta. Puede ser necesario ajustar los medicamentos.

Se cree que los ácidos fitánico y pristánico afectan el metabolismo lípido catabólico. Se aconseja precaución cuando se ingiere clorofila con agentes que disminuyen el colesterol, como las estatinas.

Aunque no se ha estudiado bien en humanos, la clorofila o sus metabolitos pueden tener propiedades anti-neoplásicas (anti-cancerígenas). Se aconseja precaución a pacientes que ingieren otros agentes anti-cancerígenos.

Los ácidos fitánico y pristánico de los metabolitos de la clorofila pueden tener propiedades anti-obesidad. Se aconseja precaución cuando se ingieren clorofila y otros agentes para la pérdida de peso.

La clorofila puede tener propiedades antioxidantes y antivirales. Debido a posibles efectos acumulativos, se aconseja precaución a pacientes que ingieren drogas con propiedades antioxidantes y antivirales.

La clorofila puede tener efectos desintoxicantes, especialmente las dioxinas, dibenzofuranos policlorados y dibenzo-p-dioxinas policloradas.

La clorofila y algunos de sus derivados producidos de forma sintética pueden producir fotosensibilidad. La clorofila puede causar hiperpigmentación, dermatitis, o hacer a un paciente más sensible al tratamiento con láser.

Interacciones con hierbas y suplementos alimenticios

Se cree que los ácidos fitánico y pristánico afectan el metabolismo lípido catabólico. Se aconseja precaución cuando se ingiere clorofila con hierbas o suplementos que disminuyen el colesterol, como el arroz de levadura roja.

Aunque no se ha estudiado bien en humanos, la clorofila o sus metabolitos pueden tener propiedades anti-neoplásicas (anti-cancerígenas). Se aconseja precaución a pacientes que ingieren hierbas o suplementos anti-cancerígenos.

La clorofila puede tener propiedades antioxidantes y antivirales. Debido a posibles efectos acumulativos, se aconseja precaución a pacientes que ingieren hierbas o suplementos con propiedades antioxidantes y antivirales.

Aunque no se ha estudiado bien en humanos, la clorofila puede tener efectos desintoxicantes, especialmente las dioxinas, dibenzofuranos policlorados y dibenzo-p-dioxinas policloradas.

El ácido fitánico del metabolito de la clorofila puede tener actividad anti-diabética. Se aconseja precaución cuando se usan hierbas o suplementos que pueden reducir el azúcar en la sangre. Puede ser necesario monitorear los niveles de glucosa en la sangre y ajustar la dosis.

La clorofila y algunos de sus derivados producidos de forma sintética pueden producir fotosensibilidad. La clorofila puede causar hiperpigmentación, dermatitis, o hacer a un paciente más sensible al tratamiento con láser. El beta-caroteno o cantaxantina puede evitar o disminuir la fotosensibilidad inducida por la clorofila.

Aunque no se ha estudiado bien en humanos, la vitamina C (ácido ascórbico) y el ácido pantoténico pueden ejercer efectos preventivos contra la hemólisis fotosensibilizada.

Los ácidos fitánico y pristánico de los metabolitos de la clorofila pueden tener propiedades anti-obesidad. Se aconseja precaución cuando se ingieren clorofila y otras hierbas o suplementos para la pérdida de peso.

Dosificación:

Adultos (18 años y mayores):

No existe una dosis comprobada como efectiva para el uso de clorofila. Para el mal aliento, se han ingerido 100 miligramos por dos o tres veces al día. Para olor por colostomía, se han empleado 75 miligramos tres veces al día hasta 100-200 miligramos diarios en dosis divididas. Si el olor aún no se ha controlado, se han utilizado 300 miligramos diarios. En un paciente que ha tenido una ostomía, se han puesto 1-2 tabletas de 100 miligramos en la bolsa vacía cada vez que se reutiliza o cambia. Para protegerse de aflatoxinas, se han estudiado 100 miligramos de clorofilina tres veces al día por cuatro meses. Para pancreatitis, se ha usado una infusión diaria con 5-20 miligramos de clorofila-a soluble en agua por una o dos semanas; luego se administra de forma intermitente. Para neumonía, se ha estudiado una infusión de 0.25% de solución de chlorophyllypt en una solución de cloruro de sodio fisiológico administrada por goteo intravenoso.

La evidencia teórica indica que la clorofila puede ayudar al crecimiento de nuevos tejidos cuando se aplica de forma tópica (en la piel) en caso de quemaduras y heridas.

Niños (menores de 18 años):

No existe una dosis comprobada como efectiva para el uso de clorofila en niños.

Referencias:

  • Abbott BL. ABCG2 (BCRP) expression in normal and malignant hematopoietic cells. Hematol Oncol 2003;21(3):115-130.
  • Acheson DW, Flegg PJ. Diagnostic delay due to chlorophyll in oral rehydration solution. Lancet 1-17-1987;1(8525):171.
  • Adida A, Spener F. Intracellular lipid binding proteins and nuclear receptors involved in branched-chain fatty acid signaling. Prostaglandins Leukot Essent Fatty Acids 2002;67(2-3):91-98.
  • Bezpalov VG, Barash NI, Ivanova OA, et al. [Investigation of the drug "Mamoclam" for the treatment of patients with fibroadenomatosis of the breast]. Vopr Onkol 2005;51(2):236-241.
  • Egner PA, Munoz A, Kensler TW. Chemoprevention with chlorophyllin in individuals exposed to dietary aflatoxin. Mutat.Res 2003;523-524:209-216.
  • Fahey JW, Stephenson KK, Dinkova-Kostova AT, et al. Chlorophyll, chlorophyllin and related tetrapyrroles are significant inducers of mammalian phase 2 cytoprotective genes. Carcinogenesis 2005;26(7):1247-1255.
  • Lim DS, Ko SH, Kim SJ, et al. Photoinactivation of vesicular stomatitis virus by a photodynamic agent, chlorophyll derivatives from silkworm excreta. J Photochem Photobiol B 2002;67(3):149-156.
  • Lozovskaia ME. [Effectiveness of using the biologically active additive to food from Laminaria in adolescents during complex treatment of the pulmonary tuberculosis]. Vopr Pitan 2005;74(1):40-43.
  • Mukherji M, Schofield CJ, Wierzbicki AS, et al. The chemical biology of branched-chain lipid metabolism. Prog Lipid Res 2003;42(5):359-376.
  • Nagayama J, Takasuga T, Tsuji H, et al. Promotive excretion of causative agents of Yusho by one year intake of FBRA in Japanese people. Fukuoka Igaku Zasshi 2005;96(5):241-248.
  • Nagayama J, Takasuga T, Tsuji H, et al. Active elimination of causative PCDFs/DDs congeners of Yusho by one year intake of FBRA in Japanese people. Fukuoka Igaku Zasshi 2003;94(5):118-125.
  • Schluter A, Yubero P, Iglesias R, et al. The chlorophyll-derived metabolite phytanic acid induces white adipocyte differentiation. Int J Obes Relat Metab Disord 2002;26(9):1277-1280.
  • Sugiyama C, Nakandakari N, Hayatsu H, et al. Preventive effects of chlorophyllin fixed on chitosan towards DNA adduct formation of 3-amino-1-methyl-5H-pyrido [4,3-b]indole in CDF1 mice. Biol Pharm Bull 2002;25(4):520-522.
  • Tajmir-Riahi HA, Neault JF, Diamantoglou S. DNA adducts with chlorophyll and chlorophyllin as antimutagenic agents: synthesis, stability, and structural features. Methods Mol Biol 2004;274:159-171.
  • Tsukagoshi S. [Development of a novel photosensitizer, talaporfin sodium, for the photodynamic therapy (PDT)]. Gan To Kagaku Ryoho 2004;31(6):979-985.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Medicina Natural a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad