SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cáscara sagrada (Rhamnus purshiana)

Cáscara sagrada (Rhamnus purshiana)

Resumen:

La cáscara se obtiene de la corteza seca del Rhamnus purshianus (Ramináceas), y es una planta con propiedades tanto medicinales como venenosas. Se le encuentra en Europa, Asia occidental y en Norte América desde la región del norte de Idaho, hasta las zonas montañosas de la costa Pacífica. En español se le llama "corteza sagrada" quizás porque este arbusto maderero se ha utilizado para aliviar a las personas con estreñimiento. Desde los años 1800, las tribus nativas americanas y los sacerdotes españoles y mexicanos han utilizado la cáscara como laxante de corteza de árbol. La corteza de la cáscara sagrada se añeja durante un año de tal manera que los principios activos se suavicen, ya que cuando está fresca, la corteza seca produce un efecto laxante demasiado fuerte que no se considera seguro.

La cáscara produce actividad purgante, tóxica, terapéutica y tónica. Su uso más común es como un laxante estimulante de antraquinona para la limpieza intestinal. Es común que se abuse del uso de los laxantes estimulantes y catárticos, los cuales tienen el potencial de causar daños en el largo plazo.

Usos:

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

Dolor abdominal y fisuras anales, analgésico (alivio del dolor), antibacteriano, antiparasitario, antiviral (virus del herpes simple y virus vaccinia), colagogo (promotor del flujo biliar), dispepsia (molestia estomacal), emético (inductor del vómito), agente saborizante, cálculos biliares, hemorroides, inmunosupresor, leucemia, enfermedad del hígado, problemas del bazo, antisolar, cálculos urinarios.

Evidencia:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

  • Limpieza intestinal (C)

    Estudios preliminares han examinado el uso de la cáscara en la preparación intestinal. La evidencia disponible es insuficiente para concluir sobre su efectividad en comparación con los tratamientos convencionales para esta indicación.

  • Estreñimiento (C)

    La cáscara sagrada es comúnmente aceptada como un tratamiento suave y efectivo contra el estreñimiento crónico. No obstante, la información disponible es limitada. Se requieren estudios adicionales antes de dar una recomendación definitiva.

Seguridad:

Los profesionales de la salud que tienen instrucción formal practican muchas técnicas complementarias, de acuerdo con los estándares de organizaciones nacionales. No obstante, este no es el caso universal; es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

Alergias

Debe evitarse en individuos con alergias reconocidas o hipersensibilidad a la cáscara o a la familia de las Ramináceas. La exposición ocupacional a la cáscara sagrada ha ocasionado asma y rinitis. Dentro de los síntomas de alergia están la urticaria por contacto o brote.

Efectos secundarios y advertencias

Anteriormente, la Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU. (FDA) había clasificado el uso de la cáscara como efectivo y seguro, pero en el año 2002 se cambió esta clasificación, dada la falta de evidencia científica de soporte. Cuando se administra por vía oral, la cáscara comúnmente puede causar molestias abdominales, cólicos y calambres leves. Su utilización por largo plazo puede conllevar al agotamiento del potasio, albuminuria (albúmina en la orina por encima de un nivel específico, lo que indica un daño renal potencial), hematuria (sangre en la orina), alteración de la función cardiaca, debilidad muscular, deformación de los dedos (alargamiento) y caquexia (pérdida de peso extrema). Se ha indicado que la corteza de la cáscara debe ponerse a añejar durante un año o recibir tratamiento de calor a fin de suavizar la fuerza de sus ingredientes, los cuales pueden producir vómito severo, calambres intestinales y/o espasmos.

La corteza de la cáscara sagrada aparece en las Monografías de la Comisión E alemana relacionada a la pérdida de potasio. Los pacientes que toman la corteza de la cáscara sagrada durante más de una o dos semanas puede padecer hipocalemia. Los signos y síntomas incluyen letargo, calambres musculares, dolores de cabeza, paresteria, tetania (temblores y espasmos musculares dolorosos), edema periférico, poliuria (micción excesiva), falta de aliento e hipertensión (presión arterial alta). Debe utilizarse con precaución en niños, dado el riesgo de pérdida de electrolitos y particularmente, la disminución de los niveles de potasio.

Se han reportado molestias abdominales leves, cólicos, melanosis gástrica (depósitos anormales de melanina), hepatitis colestática, ascitis (fluido en el abdomen), hipertensión portal (presión arterial alta), calambres, náusea, vómito, diarrea y catarsis del colon (produce movimiento intestinal) con el uso crónico de la cáscara y otros laxantes de antraquinonas. En algunos casos, su uso crónico también puede causar pseudomelanosis coli. La pseudomelanosis coli (manchas de pigmentos en el recubrimiento del intestino grueso) se considera inofensiva y normalmente desaparece con la interrupción del uso. Tampoco se le ha asociado de manera directa al incremento del riesgo de desarrollar adenoma colorrectal o carcinoma.

La cáscara puede incrementar el riesgo de sangrado. Se recomienda precaución en pacientes con trastornos de sangrado o que toman drogas que pueden aumentar este riesgo. Podría ser necesario ajustar las dosis.

La cáscara debe utilizarse con precaución en pacientes de edad, ya que puede ocurrir exacerbación de la debilidad, descoordinación e hipotensión ortostática (baja presión arterial mientras se está de pie), como resultado de la pérdida significativa de electrolitos cuando se utilizan laxantes estimulantes de manera repetida para la evacuación del colon. Debe tenerse en cuenta que la cáscara puede acelerar el paso de todos los medicamentos orales a través del intestino y por lo tanto, inhibir la acción de tales medicamentos.

Debe evitarse el uso de la cáscara en personas con náuseas o vómito, enfermedad intestinal inflamatoria, apendicitis, obstrucción intestinal o inflamación intestinal aguda, por lo cual debe evitarse en personas con enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa y apendicitis. También se contraindica en personas con úlceras y dolor abdominal cuyo origen se desconoce. Téngase en cuenta que el uso prolongado de la cáscara puede inducir a dependencia de los laxantes para la evacuación de las heces y tolerancia.

Embarazo y lactancia

Se considera que la cáscara es excretada en la leche materna, por lo que puede causar diarrea. Debe evitarse su uso en mujeres embarazadas y lactantes.

Las posibles interacciones:

Interacciones con drogas

La cáscara puede incrementar el riesgo de sangrado cuando se toma con drogas que incrementan este riesgo. Algunos ejemplos incluyen aspirina, anticoagulantes ("adelgazantes de la sangre") tales como warfarina (Coumadin®) o heparina, drogas antiplaquetarias tales como clopidogrel (Plavix®) y drogas no esteroides anti-inflamatorias (NSAIDS) tales como ibuprofeno (Motrin®, Advil®) o naproxeno (Naprosyn®, Aleve®).

La cáscara puede inhibir la absorción de los glucósidos digitales, tales como la digoxina, y disminuir sus efectos en el corazón. Antes de combinar terapias, debe consultarse con un proveedor de la salud o un farmaceuta debidamente calificados.

La utilización de la cáscara como laxante o para inducir diarrea puede ocasionar disminución de la absorción de isoniacidas o sulfisoxazolas.

Teóricamente, la utilización de la cáscara con otros laxantes puede causar agotamiento de los electrolitos y fluidos. También en teoría, se considera que el uso concomitante de la cáscara y los diuréticos (agentes que incrementan el flujo de orina), corticosteroides (esteroides) o drogas que agotan el potasio puede causar pérdida excesiva de potasio.

Interacciones con hierbas y suplementos alimenticios

La cáscara puede incrementar el riesgo de sangrado cuando se toma junto con hierbas y suplementos que se consideran que incrementan dicho riesgo. Se han reportado múltiples casos con el uso de Ginkgo biloba y algunos casos con el ajo y la palma enana americana. Otros numerosos agentes pueden, en teoría, incrementar el riesgo de sangrado, aunque esto no se ha comprobado en la mayoría de los casos.

En teoría, el uso concomitante de la cáscara con hierbas y suplementos diuréticos puede causar pérdida excesiva de potasio. Se recomienda precaución cuando se usa en pacientes que toman hierbas y suplementos que pueden incrementar el flujo de orina o que tienen efectos diuréticos.

La cáscara puede inhibir la absorción de glucósidos digitales, tales como la dedalera e incrementar su acción cardiaca (corazón). La cáscara también puede interactuar con la esquila. Antes de combinar terapias, debe consultarse a un proveedor de la salud o un farmaceuta.

En teoría, el uso concomitante de la cáscara junto con hierbas que agotan el potasio tales como la cola de caballo, puede incrementar el riesgo de agotamiento de potasio. El uso de laxantes estimulantes o regaliz junto con la cáscara también puede incrementar el riesgo de agotamiento del potasio.

La cáscara induce un incremento en la velocidad del vaciado intestinal por lo que en teoría puede ocasionar una disminución en la absorción de la vitamina K.

Dosificación:

Adultos (18 años y mayores)

No existe una dosis comprobada como segura o efectiva para el uso de la cáscara. Tradicionalmente, se han utilizado 20-30 miligramos al día del ingrediente activo que son los derivados del hidroxiantraceno, calculado como un cascarósido tipo A, a partir de la corteza cortada, en polvo o en extracto. Para el estreñimiento también se han administrado dosis de 300-1,000 miligramos de la corteza seca, al momento de dormir. A menudo, se administra el extracto líquido de la cáscara en dosis de 2-5 mililitros, tres veces al día. Tradicionalmente, se han administrado de 4-6 mililitros de un extracto fluido aromático al momento de dormir, para el tratamiento del estreñimiento. También se ha utilizado un té para el estreñimiento, preparado a partir de la cáscara. La dosis consiste en 1 taza de té, preparada al sumergir 2 gramos de corteza finamente picada en 150 mililitros de agua hirviendo, durante 5-10 minutos, y luego pasada por un colador. La cantidad apropiada de cáscara es la dosis más pequeña que sea suficiente para mantener las heces suaves.

Niños (menores de 18 años)

No existe una dosis comprobada como segura o efectiva para el uso de la cáscara en niños, por lo que no se recomienda su uso. Tradicionalmente, se han utilizado de 1-3 mililitros de un extracto fluido aromático al día, (normalmente la mitad de la dosis de los adultos) en niños a partir de los dos años de edad. En cuanto a la preparación de la corteza seca, se han utilizado de 150-500 miligramos al día.

Referencias:

  • Borkje B, Pedersen R, Lund GM, et al. Effectiveness and acceptability of three bowel cleansing regimens. Scand J Gastroenterol 1991;26(2):162-166.
  • Borrelli F, Mereto E, Capasso F, Orsi P, Set al. Effect of bisacodyl and cascara on growth of aberrant crypt foci and malignant tumors in the rat colon. Life Sci 9-7-2001;69(16):1871-1877.
  • Chen HC, Hsieh WT, Chang WC, et al. Aloe-emodin induced in vitro G2/M arrest of cell cycle in human promyelocytic leukemia HL-60 cells. Food Chem Toxicol 2004;42(8):1251-1257.
  • Food and Drug Administration, HHS. Status of certain additional over the-counter drug category II and III active ingredients. Final rule. Fed Regist 2002;67(90):31125-31127.
  • Hangartner PJ, Munch R, Meier J, et al. Comparison of three colon cleansing methods: evaluation of a randomized clinical trial with 300 ambulatory patients. Endoscopy 1989;21(6):272-275.
  • Huang Q, Shen HM, Ong CN. Inhibitory effect of emodin on tumor invasion through suppression of activator protein-1 and nuclear factor-kappaB. Biochem Pharmacol 7-15-2004;68(2):361-371.
  • Jung H.A, Chung HY, Yokozawa T, et al. Alaternin and emodin with hydroxyl radical inhibitory and/or scavenging activities and hepatoprotective activity on tacrine-induced cytotoxicity in HepG2 cells. Arch Pharm Res 2004;27(9):947-953.
  • Kuo PL, Lin TC, Lin,CC. The antiproliferative activity of aloe-emodin is through p53-dependent and p21-dependent apoptotic pathway in human hepatoma cell lines. Life Sci 9-6-2002;71(16):1879-1892.
  • Lai GH, Zhang Z, Sirica AE. Celecoxib acts in a cyclooxygenase-2-independent manner and in synergy with emodin to suppress rat cholangiocarcinoma growth in vitro through a mechanism involving enhanced Akt inactivation and increased activation of caspases-9 and -3. Mol.Cancer Ther 2003;2(3):265-271.
  • Liu JB, Gao XG, Lian T, et al. [Apoptosis of human hepatoma HepG2 cells induced by emodin in vitro]. Ai.Zheng. 2003;22(12):1280-1283.
  • Marchesi M, Marcato M, Silvestrini C. [Clinical experience with a preparation containing cascara sagrada and boldo in the therapy of simple constipation in the elderly]. G.Clin.Med. 1982;63(11-12):850-863.
  • Mereto E, Ghia M, Brambilla G. Evaluation of the potential carcinogenic activity of Senna and Cascara glycosides for the rat colon. Cancer Lett 3-19-1996;101(1):79-83.
  • Nadir A, Reddy D, Van Thiel DH. Cascara sagrada-induced intrahepatic cholestasis causing portal hypertension: case report and review of herbal hepatotoxicity. Am.J.Gastroenterol. 2000;95(12):3634-3637.
  • Stern FH. Constipation--an omnipresent symptom: effect of a preparation containing prune concentrate and cascarin. J Am Geriatr Soc 1966;14(11):1153-1155.
  • Tramonte SM, Brand MB, Mulrow CD, et al. The treatment of chronic constipation in adults. A systematic review. J Gen.Intern.Med 1997;12(1):15-24.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Medicina Natural a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad