Quantcast

Publicidad

Editar mi perfil

Artemisa (Artemisia vulgaris)

Resumen:

La artemisa es una hierba perenne nativa de Europa, Asia y África del Norte; se poliniza especialmente de julio a septiembre, aunque puede florecer en todo el año, dependiendo del clima. Los chinos han usado las hojas de artemisa (moxa) secas en la moxibustión por varios siglos. La moxibustión es un método de calentamiento de puntos de acupuntura específicos en el cuerpo para tratar afecciones físicas. La artemisa se cultiva cuidadosamente, se seca y se añeja y luego se enrolla en forma de cigarro. Esta "moxa" se quema cerca de la piel para calentar los puntos específicos de presión.

La hoja y el tallo de la artemisa se han utilizado en medicina como estimulante digestivo y de la menstruación. Se cree que la acción nervina de la artemisa ayuda a la depresión y alivia la tensión. Tradicionalmente, se creía que la artemisa protegía contra la fatiga, la insolación, los animales salvajes y los espíritus malignos.

No se han realizado estudios clínicos sobre el uso de la artemisa como un tratamiento médico, aunque el extracto de la Artemisia annua relacionada indica alguna promesa en el tratamiento de la malaria. La artemisa seca (moxa) se ha utilizado en la moxibustión para tratar el cáncer, pero no existe evidencia científica que apoye este uso. La mayor información sobre la artemisa se ha concentrado en sus propiedades alergénicas, ya que su polen afecta al 10-14% de los pacientes que sufren de polinosis en Europa.

Usos:

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

Abortivo (que induce el aborto), adicción (opio), anorexia, antihelmíntico (expulsa las lombrices), antidepresivo, antifúngico, antimicrobiano, antioxidante, antiséptico, antiespasmódico, ansiedad, asma, limpieza intestinal, cáncer, carminativo (ayuda digestiva), catártico, colagogo (estimulación del flujo biliar), trastornos circulatorios, convulsiones, diaforético (estimulante de la sudoración), digestión, emenagogo (estimulante de la menstruación), epilepsia, expectorante, fatiga, fiebre, usos alimenticios, úlceras gástricas, gota, dolores de cabeza, histeria, infertilidad, insomnio, irritabilidad, trastornos hepáticos, malaria, espasmo muscular, hemorragia nasal, agitación, trastornos reumáticos, picaduras de serpientes, estimulante, estrés, insolación, tónico.

Evidencia:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

Seguridad:

Los profesionales de la salud que tienen instrucción formal practican muchas técnicas complementarias, de acuerdo con los estándares de organizaciones nacionales. No obstante, este no es el caso universal; es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

Alergias

Evítese en personas con una alergia conocida o hipersensibilidad a la artemisa, cualquiera de sus constituyentes o a los otros miembros de la familia de las Compuestas /Asteráceas, entre las que se incluyen la ambrosía, el crisantemo, la manzanilla, las caléndulas y las margaritas. Las respuestas alérgicas se han asociado a la exposición a la artemisa, incluidas la bronco-constricción/asma, sensibilización del tracto respiratorio superior e inferior, rinitis alérgica estacional, conjuntivitis, polinosis, dermatitis por contacto, urticaria y eczema atópico.

Se ha notado reactividad cruzada entre el abedul, repollo, césped, avellana, polen de olivas, miel, mostaza, jalea real, salvia, polen de pimiento y girasol. También se ha demostrado reactividad cruzada entre la artemisa y el kiwi, durazno, mango, manzana, apio y zanahorias. Un florista con una alergia preexistente al girasol desarrolló un edema de la glotis con riesgo de muerte después del contacto ocupacional con la artemisa.

Efectos secundarios y advertencias

Existe información limitada con respecto a los efectos adversos de la artemisa. La artemisa ha provocado dificultades en la respiración y respuestas alérgicas en la piel, como la dermatitis por contacto, urticaria, conjuntivitis, eczema atópico, bronco-constricción/asma, sensibilización del tracto respiratorio superior e inferior, rinitis alérgica estacional, polinosis y anafilaxis. De acuerdo con el uso tradicional y la opinión de expertos, grandes dosis de artemisa pueden provocar aborto, náuseas, vómito o daño al sistema nervioso.

La artemisa se encuentra en la lista de hierbas no aprobadas por la Comisión E de Alemania (la agencia de regulación de hierbas de Alemania). Evítese en personas alérgicas al abedul, césped, avellana, polen de olivas, miel, mostaza, jalea real, salvia, polen de pimiento, tabaco y girasol porque se ha observado reactividad cruzada. Evítese con alimentos alérgicos como el kiwi, durazno, mango, manzana, apio y zanahorias debido a la reactividad cruzada.

Embarazo y lactancia

La artemisa no se recomienda en mujeres embarazadas o en período de lactancia debido a la falta de evidencia científica disponible. La artemisa se encuentra en la lista de hierbas no aprobadas por la Comisión E de Alemania (La agencia de regulación de hierbas de Alemania). De forma tradicional, la artemisa se ha usado para la inducción del aborto (abortivo).

Las posibles interacciones:

Interacciones con drogas

La artemisa contiene derivados de la cumarina, la cual puede aumentar el riesgo de sangrado. Dentro de algunos ejemplos se incluyen la aspirina, los anticoagulantes ("adelgazantes de la sangre") como la warfarina (Coumadin®) o heparina, drogas antiplaquetas como clopidogrel (Plavix®) y drogas no esteorides anti-inflamatorias como ibuprofeno (Motrin®, Advil®) o naproxeno (Naprosyn®, Aleve®).

Interacciones con hierbas y suplementos alimenticios

La artemisa contiene derivados de la cumarina, la cual puede aumentar el riesgo de sangrado. Se aconseja precaución en pacientes con trastornos de sangrado o que toman hierbas que pueden aumentar el riesgo de sangrado. Podría ser necesario hacer ajustes en la dosis.

Dosificación:

Adultos (18 años y mayores)

No existe una dosis para la artemisa que se haya probado que sea segura o efectiva. Tradicionalmente, se han usado 2 tazas de té de artemisa (1 onza de hoja fresca de artemisa en una infusión de 5-10 minutos, tapada, en ½ litro de agua hervida) diario por seis días.

Niños (menores de 18 años)

No existe una dosis que se haya probado que sea segura o efectiva para la artemisa y no se recomienda su uso en niños.

Referencias:

  • Bauer R, Himly M, Dedic A, et al. Optimization of codon usage is required for effective genetic immunization against Art v 1, the major allergen of mugwort pollen. Allergy 2003;58(10):1003-1010.
  • Darsow U, Vieluf D, Ring J. Evaluating the relevance of aeroallergen sensitization in atopic eczema with the atopy patch test: a randomized, double-blind multicenter study. Atopy Patch Test Study Group. J Am Acad Dermatol. 1999;40(2 Pt 1):187-193.
  • Figueroa J, Blanco C, Dumpierrez AG, et al. Mustard allergy confirmed by double-blind placebo-controlled food challenges: clinical features and cross-reactivity with mugwort pollen and plant-derived foods. Allergy 2005;60(1):48-55.
  • Gilani AH, Yaeesh S, Jamal Q, et al. Hepatoprotective activity of aqueous-methanol extract of Artemisia vulgaris. Phytother Res 2005;19(2):170-172.
  • Jimeno, L., Duffort, O., Serrano, C., et al. Monoclonal antibody-based ELISA to quantify the major allergen of Artemisia vulgaris pollen, Art v 1. Allergy 2004;59(9):995-1001.
  • Kurzen M, Bayerl C, Goerdt S. [Occupational allergy to mugwort]. J Dtsch Dermatol.Ges. 2003;1(4):285-290.
  • Osterballe M, Hansen TK, Mortz CG, et al. The clinical relevance of sensitization to pollen-related fruits and vegetables in unselected pollen-sensitized adults. Allergy 2005;60(2):218-225.
  • Palacin A, Cumplido J, Figueroa J, et al. Cabbage lipid transfer protein Bra o 3 is a major allergen responsible for cross-reactivity between plant foods and pollens. J Allergy Clin Immunol 2006;117(6):1423-1429.
  • Ramezani M, Fazli-Bazzaz BS, Saghafi-Khadem F, et al. Antimicrobial activity of four Artemisia species of Iran. Fitoterapia 2004;75(2):201-203.
  • Rossi RE, Monasterolo G. A pilot study of feasibility of ultra-rush (20-25 minutes) sublingual-swallow immunotherapy in 679 patients (699 sessions) with allergic rhinitis and/or asthma. Int J Immunopathol.Pharmacol 2005;18(2):277-285.
  • Sakagami H, Matsumoto H, Satoh K, et al. Cytotoxicity and radical modulating activity of Moxa smoke. In Vivo 2005;19(2):391-397.
  • Schmid-Grendelmeier P, Holzmann D, Himly M, et al. Native Art v 1 and recombinant Art v 1 are able to induce humoral and T cell-mediated in vitro and in vivo responses in mugwort allergy. J.Allergy Clin.Immunol. 2003;111(6):1328-1336.
  • Tuekpe MK, Todoriki H, Sasaki S, et al. Potassium excretion in healthy Japanese women was increased by a dietary intervention utilizing home-parcel delivery of Okinawan vegetables. Hypertens.Res 2006;29(6):389-396.
  • Vermeulen AM, Groenewoud GC, de Jong NW, et al. Primary sensitization to sweet bell pepper pollen in greenhouse workers with occupational allergy. Clin Exp Allergy 2003;33(10):1439-1442.
  • Wopfner N, Gadermaier G, Egger M, et al. The spectrum of allergens in ragweed and mugwort pollen. Int Arch Allergy Immunol. 2005;138(4):337-346.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo