Quantcast

Publicidad

Comentarios

Arándano rojo (Vaccinium macrocarpon)

Publicado -

0 Comentarios | Tamaño del texto:

Resumen:

Existe alguna evidencia en humanos que apoya el uso del jugo de arándano rojo y los suplementos dietéticos de arándano rojo para prevenir las infecciones en las vías urinarias, aunque la mayoría de los estudios que están disponibles son de mala calidad metodológica. No hay pautas claras en cuanto a la dosis, pero dada la seguridad del arándano rojo, puede ser razonable recomendar el uso de cantidades moderadas de jugo de arándano rojo para prevenir las infecciones en las vías urinarias en personas que no son enfermos crónicos.

No se ha demostrado que el arándano rojo sea un tratamiento efectivo para las infecciones en las vías urinarias que han sido documentadas. A pesar de que el arándano rojo puede ser un complemento viable en terapia en ocasiones de resistencia antibacterial de preocupación, dada la eficacia probada de los antibióticos, el arándano rojo no debe considerarse como un agente de primera línea.

Se ha investigado el arándano rojo para numerosos usos medicinales y entre las áreas de investigación prometedoras está la prevención de la infección H. pylori y la placa dental.

Usos:

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

Enfermedad de Alzheimer, anorexia, antiinflamatorio, antiparasitario, trastornos de la sangre, adelgazante de sangre, tratamiento de cáncer, trastornos del corazón, descontaminación (de carnes), enfermedad de las encías, endurecimiento de las arterias, aumento del flujo de la orina, inflamación de la vesícula, cálculos en la vesícula, colesterol alto, influenza, accidente cerebrovascular, trastornos del hígado, enfermedades neurodegenerativas, artritis reumática, escorbuto, dolencias del estómago, inflamación del tracto urinario, vómitos, cicatrización de heridas.

Evidencia:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

  • Infección por H. pylori (B)

    Según investigaciones preliminares, el arándano rojo puede reducir la capacidad de la bacteria Helicobacter pylori de vivir en el estómago y causar úlceras. Se requiere investigación adicional para confirmar estos resultados.

  • Prevención de infección en las vías urinarias (B)

    Existen múltiples estudios del arándano rojo (en jugo o cápsulas) para la prevención de infecciones en las vías urinarias en mujeres saludables, mujeres embarazadas, personas con lesiones de médula espinal, y residentes de hogares de ancianos. A pesar de que no hay ningún estudio que demuestre en forma convincente la habilidad del arándano rojo de prevenir las infecciones en las vías urinarias, el total de evidencia favorable combinada con investigaciones de laboratorio tiende a apoyar su uso. No está claro cuál es la mejor dosis. El arándano rojo parece funcionar al impedir que la bacteria se adhiera a las células que forran la vejiga. Contrario a creencias previas, la acidificación de la orina no parece tener ninguna función. Es de anotar que muchos estudios han sido auspiciados por el fabricante de productos de arándano rojo Ocean Spray®. Se necesitan investigaciones adicionales en esta área antes de poder hacer una recomendación firme.

  • Absorción de acloridria y B12 (C)

    Los estudios preliminares indican que el jugo de arándano rojo podría aumentar la absorción de la vitamina B12 en los pacientes que toman medicinas que reducen el ácido estomacal (antiácidos), tales como inhibidores de la bomba de protones como el lansoprazole (Prevacid®). Sin embargo, este efecto puede ser causado por la acidez del jugo y no por algún componente activo del arándano rojo. Se necesitan estudios adicionales antes de hacer una recomendación.

  • Antibacteriano (C)

    Los estudios del uso del arándano rojo como un antibacteriano arrojan resultados conflictivos. Se requiere investigación adicional antes de poder formular conclusiones.

  • Antioxidante (C)

    Según estudios de laboratorio, el arándano rojo puede tener propiedades antioxidantes. No obstante, se carece de estudios en seres humanos. Se necesitan estudios adicionales antes de poder hacer una recomendación.

  • Antiviral y antifúngico (C)

    Algunas investigaciones de laboratorio han examinado la actividad antiviral y antifúngica del arándano rojo. No existen estudios confiables en seres humanos que corroboren el uso del arándano rojo en esta área.

  • Prevención de cáncer (C)

    Con base en pequeñas cantidades de investigaciones de laboratorio, el arándano rojo se ha propuesto para prevenir el cáncer. Se necesitan estudios en seres humanos antes de hacerse una recomendación.

  • Placa dental (C)

    A causa de su actividad en contra de algunas bacterias, se ha propuesto el jugo de arándano rojo como una ayuda para el cuidado bucal. Sin embargo, muchos productos comerciales de arándano rojo tienen altos contenidos de azúcar y pueden no ser apropiados para este fin. No existen suficientes investigaciones en esta área para hacer una recomendación segura.

  • Cálculos renales (C)

    Según investigaciones preliminares, no está claro si tomar jugo de arándano rojo aumenta o disminuye el riesgo de desarrollar cálculos renales. Se ha reportado que el jugo de arándano rojo disminuye los niveles de calcio en la orina, aumenta los niveles de magnesio y potasio en la orina, y aumenta los niveles de oxalato en la orina.

  • Mejoramiento de la memoria (C)

    Los resultados de estudios preliminares muestran que el jugo de arándano rojo puede aumentar la habilidad general para recordar. Se requieren ensayos clínicos adicionales de buen diseño para confirmar estos resultados.

  • Efectos secundarios de la radiación (cáncer de próstata) (C)

    Existe evidencia preliminar de que el arándano rojo no es efectivo para prevenir los síntomas urinarios relacionados con la radiación pélvica en los pacientes con cáncer de próstata.

  • Reducción del olor causado por cateterización de vejiga/incontinencia (C)

    Existe evidencia preliminar de que el jugo de arándano rojo puede disminuir el olor de la orina causado por la incontinencia o la cateterización de la vejiga. Se necesitan estudios adicionales antes de formular una recomendación.

  • Tratamiento para la infección en las vías urinarias (C)

    No existen estudios bien diseñados del arándano rojo en seres humanos para el tratamiento de las infecciones en las vías urinarias. Las investigaciones de laboratorio indican que es posible que el arándano rojo no sea un tratamiento efectivo al usarse por sí solo, aunque puede ayudar en combinación con otras terapias tales como los antibióticos.

  • Acidificación de la orina (C)

    En grandes cantidades, el jugo de arándano rojo puede reducir el pH de la orina, haciéndola más ácida. Contrario a opiniones anteriores, la acidificación de la orina no parece ser la manera en que el arándano rojo previene las infecciones en las vías urinarias. Se requiere más investigación en esta área.

  • Cuidado de urostomía (C)

    Se propone que la irritación de la piel en sitios donde se realice una urostomía puede estar relacionada al pH de la orina. El jugo de arándano rojo puede disminuir el pH de la orina, y ha sido probado para ese propósito. Se necesitan estudios adicionales antes de que se pueda hacer una recomendación.

  • Profilaxis de infección urinaria crónica: niños con vejiga neurogénica (D)

    Existe evidencia preliminar de que el arándano rojo no es efectivo para prevenir las infecciones en las vías urinarias en los niños con vejiga neurogénica.

Seguridad:

Los profesionales de la salud que tienen instrucción formal practican muchas técnicas complementarias, de acuerdo con los estándares de organizaciones nacionales. No obstante, este no es el caso universal; es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

Alergias

Las personas con alergias/hipersensibilidad a las especies Vaccinium (arándanos rojos y moras azules) deben evitar el arándano rojo. Las personas que son alérgicas a la aspirina deben evitar beber grandes cantidades de jugo de arándano rojo.

Efectos secundarios y advertencias

Sería aconsejable que los pacientes con diabetes o intolerancia de glucosa tomen jugo de arándano rojo sin azúcar para evitar un consumo alto de azúcar. Las dosis altas de arándano rojo pueden ocasionar dolor estomacal y diarrea o aumentar el riesgo de cálculos renales en las personas con antecedentes de cálculos de oxalato. Algunos productos comerciales tienen un alto contenido calórico. Como promedio, seis onzas de jugo de arándano rojo contienen aproximadamente 100 calorías. Un estudio mostró la posibilidad de que las mujeres que consumen jugo de arándano rojo a menudo contraigan candidiasis vaginal, aunque esto no ha sido comprobado. Se debe ser precavido cuando se toman anticoagulantes (adelgazantes de sangre), como la warfarina, medicamentos que afectan el hígado o aspirina.

Embarazo y lactancia

No se ha determinado la seguridad durante el embarazo y la lactancia, a pesar de que se cree que el jugo de arándano rojo es seguro en las cantidades que comúnmente se encuentran en la comida. Muchas tinturas contienen altos contenidos de alcohol y deben evitarse durante el embarazo.

Las posibles interacciones:

Interacciones con drogas

En teoría, debido a su pH acídico, el jugo de arándano rojo puede contrarrestar los antiácidos. El jugo de arándano rojo teóricamente puede aumentar los efectos de los antibióticos en las vías urinarias y aumentar la excreción de algunas drogas en la orina. El jugo de arándano rojo puede aumentar la absorción de la vitamina B12 en los pacientes que usan inhibidores de la bomba de protones tales como (Nexium®).

Algunas tinturas de arándano rojo pueden tener un alto contenido de alcohol y conducir al vómito si se usa en combinación con la droga bisulfiram (Antabuse®) o metronidazol (Flagyl®).

Aunque son objeto de controversia, algunos estudios muestran que tomar el diluyente de sangre de venta con receta, warfarina (Coumadin®) junto con productos de arándano rojo puede elevar la INR (constante internacional de normalización) lo cual pudiera aumentar el riesgo de una hemorragia.

Los medicamentos para el Alzheimer, los antihelmínticos (expulsan gusanos), antidiabético, los antifúngicos, antiulceroso, los medicamentos que reducen el colesterol, los antineoplásicos (agentes anticancerígenos), los antiprotozoosis, los agentes antivirales, la claritromicina, las drogas que el hígado descompone, medicamentos gastrointestinales, los diuréticos, los salicilatos como la aspirina, y las drogas que se eliminan por los riñones pueden interactuar con el arándano rojo.

Interacciones con hierbas y suplementos dietéticos

En teoría, el jugo de arándano rojo podría aumentar la excreción de algunas hierbas o suplementos dietéticos en la orina.

Teóricamente los productos de arándano rojo podrían aumentar el riesgo de una hemorragia en las personas que están tomando otras hierbas o suplementos dietéticos tales como ajo o salvia miltiorrhiza.

La inhibición de la bacteria H. pylori, la cual puede ocasionar úlceras gastrointestinales, puede incrementarse cuando el orégano y el arándano rojo se consumen en conjunto.

Las hierbas y suplementos para el Alzheimer, los antiácidos, hierbas y suplementos que alteran el nivel de azúcar en la sangre, agentes antiulcerosos, los antibacterianos, los antifúngicos, las hierbas y suplementos que reducen el colesterol, los antineoplásicos, los antioxidantes, los antiparasitarios, los antivirales, las hierbas y suplementos que el hígado descompone, hierbas y suplementos gastrointestinales, los diuréticos, el lingonberry, las hierbas y suplementos que contienen salicilatos como la corteza de sauce, las hierbas y suplementos que acidifican la orina y la vitamina B12 pueden interactuar con el arándano rojo.

Dosificación:

Adultos (mayores de 18 años)

Para la prevención de la infección de las vías urinarias, las dosis recomendadas fluctúan entre 90 y 480 mililitros (de 3 a 16 onzas) de un combinado de arándano rojo dos veces al día, o de 15 a 30 mililitros diarios de jugo no azucarado al 100% de arándano rojo. Se han usado 300 mililitros diarios (10 onzas) de combinados comerciales de arándano rojo (Ocean Spray®) en investigaciones bien diseñadas.

Otras formas del arándano rojo incluyen las cápsulas, los concentrados y las tinturas. Se han usado entre una y seis cápsulas de 300 a 400 miligramos de extracto concentrado de gelatina fuerte de jugo de arándano rojo, dos veces al día por vía oral, tomadas con agua una hora antes o dos horas después de comer. Las cápsulas blandas de gelatina pueden contener aceite vegetal y menos cantidad del combinado de arándano rojo. Se ha usado una onza y media de concentrado de jugo congelado oralmente dos veces al día, así como también de 4 a 5 mililitros de tintura de arándano rojo tres veces al día por vía oral. Un estudio indica que 500 mililitros de jugo de arándano rojo con 1,500 mililitros de agua fue suficiente para ayudar a prevenir la formación de cálculos de oxalato en el riñón.

Niños (menores de 18 años)

No existe suficiente evidencia científica para recomendar la suplementación dietética de arándano rojo en niños (mas allá de las cantidades halladas en una dieta balanceada normal).

Referencias:

  • Bailey DT, Dalton C, Joseph Daugherty F, et al. Can a concentrated cranberry extract prevent recurrent urinary tract infections in women? A pilot study. Phytomedicine 2007 Apr;14(4):237-41.
  • Bodet C, Grenier D, Chandad F, et al. Potential oral health benefits of cranberry. Crit Rev Food Sci Nutr 2008 Aug;48(7):672-80.
  • Crews WD Jr, Harrison DW, Griffin ML, et al. A double-blinded, placebo-controlled, randomized trial of the neuropsychologic efficacy of cranberry juice in a sample of cognitively intact older adults: pilot study findings. J Altern Complement Med 2005 Apr;11(2):305-9.
  • Elliott SP, Villar R, Duncan B. Bacteriuria management and urological evaluation of patients with spina bifida and neurogenic bladder: a multicenter survey. J Urol 2005 Jan;173(1):217-20.
  • Gettman MT, Ogan K, Brinkley LJ, et al. Effect of cranberry juice consumption on urinary stone risk factors. J Urol 2005 Aug;174(2):590-4; quiz 801.
  • Gotteland M, Andrews M, Toledo M, et al, Modulation of Helicobacter pylori colonization with cranberry juice and Lactobacillus johnsonii La1 in children.Salazar G. Nutrition 2008 May;24(5):421-6.
  • Grant P. Warfarin and cranberry juice: an interaction? J Heart Valve Dis 2004 Jan;13(1):25-6.
  • Hess MJ, Hess PE, Sullivan MR, et al. Evaluation of cranberry tablets for the prevention of urinary tract infections in spinal cord injured patients with neurogenic bladder. Spinal Cord 2008 Sep;46(9):622-6.
  • Jepson RG, Craig JC. Cranberries for preventing urinary tract infections. Cochrane Database Syst Rev 2008 Jan 23;(1):CD001321.
  • Kontiokari T, Salo J, Eerola E, et al. Cranberry juice and bacterial colonization in children--a placebo-controlled randomized trial. Clin Nutr 2005 Dec;24(6):1065-72.
  • Linsenmeyer TA, Harrison B, Oakley A, et al. Evaluation of cranberry supplement for reduction of urinary tract infections in individuals with neurogenic bladders secondary to spinal cord injury. A prospective, double-blinded, placebo-controlled, crossover study. J Spinal Cord Med 2004;27(1):29-34.
  • Neto CC, Amoroso JW, Liberty AM. Anticancer activities of cranberry phytochemicals: an update. Mol Nutr Food Res 2008 Jun;52 Suppl 1:S18-27.
  • Shmuely H, Yahav J, Samra Z, et al. Effect of cranberry juice on eradication of Helicobacter pylori in patients treated with antibiotics and a proton pump inhibitor. Mol Nutr Food Res. 2007 Jun;51(6):746-51.
  • Waites KB, Canupp KC, Armstrong S, et al. Effect of cranberry extract on bacteriuria and pyuria in persons with neurogenic bladder secondary to spinal cord injury. J Spinal Cord Med 2004;27(1):35-40.
  • Wing DA, Rumney PJ, Preslicka CW, et al. Daily cranberry juice for the prevention of asymptomatic bacteriuria in pregnancy: a randomized, controlled pilot study. J Urol 2008 Oct;180(4):1367-72.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.


Compartir e Imprimir:

Comparte tu opinión

En favor
En contra
Por favor, escribe un comentario!
Este comentario ha sido reportado
Publicado
Responder
Reportar

Comentarios

Mostrando 0 - 0 de 0

Siguiente Anterior
Cerrar

Publicidad

http://s1.hdstatic.net/gridfs/holadoctor/