SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Aceite del árbol del té (Melaleuca alternifolia [Maiden & Betche] Cheel)

Aceite del árbol del té (Melaleuca alternifolia [Maiden & Betche] Cheel)

Resumen:

El aceite del árbol del té se obtiene por destilación de las hojas de Melaleuca alternifolia. Se considera que el aceite del árbol del té tiene propiedades antisépticas y se ha usado tradicionalmente para prevenir y tratar infecciones. Si bien se ha demostrado con numerosos estudios de laboratorio que el aceite del árbol del té tiene propiedades antimicrobianas (probablemente debido al compuesto terpineno-4-ol), solamente se han publicado un pequeño número de estudios de buena calidad en humanos. Los estudios en humanos se han enfocado en el uso tópico del aceite del árbol del té para infecciones fúngicas (entre las que se incluyen infecciones por hongos en las uñas y pie de atleta), acné e infecciones vaginales. Sin embargo, falta evidencia definitiva disponible en el uso del aceite del árbol del té en ninguna de estas afecciones y se requieren estudios futuros.

Se debe evitar el consumo por vía oral del aceite del árbol del té, ya que se han publicado reportes de toxicidad. Se ha reportado que cuando se aplica a la piel, el aceite del árbol del té ha resultado ser ligeramente irritante y se ha asociado con el desarrollo de dermatitis alérgica por contacto, lo cual puede limitar su potencial como agente tópico en algunos pacientes.

Usos:

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

Abscesos (prostáticos), antiinflamatorio, antihistamina, antioxidante, antiséptico, olor del cuerpo, diviesos, enfermedades óseas (osteomielitis), congestión bronquial, morados, quemaduras, úlceras bucales, carbuncos, resfriados, insuficiencia venosa crónica, cese de contracciones, callos, tos, dermatitis, eczema, furúnculos, gangrena, deficiencias del sistema inmunológico, impétigo, picaduras de insectos/aguijones, úlceras en piernas, inflamación del pulmón, melanoma, llagas en la boca, dolor muscular y de las coyunturas, irritación de nariz y garganta, úlceras de presión, psoriasis, tiña, tratamiento de conducto, rosácea, sarna, infecciones de los senos paranasales, dolencias/infecciones de la piel, disolvente, dolor de garganta, inflamación, amigdalitis, vulvovaginitis, verrugas, cicatrización de heridas.

Evidencia:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

  • Acne vulgaris (C)

    Aunque se encuentra en muchos productos, existe poca información disponible de estudios en humanos para evaluar el beneficio del uso del aceite del árbol del té sobre la piel para el tratamiento del acné. El aceite del árbol del té puede reducir el número de lesiones con inflamación y sin inflamación.

  • Reacciones alérgicas de la piel (C)

    Un estudio pequeño muestra que el aceite del árbol del té puede reducir la inflamación de la piel producida por la histamina. Se necesitan futuras investigaciones para confirmar estos resultados.

  • Caspa (C)

    Una investigación preliminar reporta que el uso del aceite del árbol del té al 5% en champú puede ser efectivo y bien tolerado para el tratamiento de la caspa leve a moderada. Se necesitan futuras investigaciones para confirmar estos resultados.

  • Muguet (Candida albicans de la boca) (C)

    En estudios de laboratorio, el aceite del árbol del té demostró que puede matar hongos y levadura como la Candida albicans. Sin embargo, en este momento no existe suficiente información disponible de los estudios en humanos para hacer recomendaciones a favor o en contra de este uso del aceite del árbol del té. Éste puede ser tóxico cuando se consume por vía oral y por consiguiente no se debe tragar.

  • Resistencia del estafilococo dorado a la meticilina (MRSA -Methicillin-resistant Staphylococcus aureus) infección crónica (colonización) (C)

    Los estudios de laboratorio reportan que el aceite del árbol del té es activo contra la resistencia del Staphylococcus aereus(MRSA) a la meticilina. Se ha propuesto que el uso del ungüento del aceite del árbol del té en la nariz más un baño con el árbol del té para el cuerpo puede tratar la colonización de esta bacteria. Sin embargo, actualmente no existe suficiente información de estudios en humanos para hacer una recomendación a favor o en contra de éste uso del aceite del árbol del té.

  • Infección fúngica de la uña (onicomicosis) (C)

    Aunque se piensa que el aceite del árbol del té es activo contra varias especies de hongos, no existe suficiente información para hacer recomendaciones a favor o en contra del uso sobre la piel del aceite del árbol del té para tratar la onicomicosis.

  • Herpes genital (C)

    De acuerdo con estudios de laboratorio, el aceite del árbol del té es activo contra algunos virus y se ha sugerido que un gel del árbol del té puede ser útil aplicado sobre la piel como tratamiento para el herpes genital. Sin embargo, actualmente no existe información suficiente para hacer una recomendación a favor o en contra de éste uso del aceite del árbol del té.

  • Pie de atleta (tinea pedis) (C)

    En estudios preliminares se ha reportado que el aceite del árbol del té es activo contra varias especies de hongos. Sin embargo, no existe actualmente suficiente información para hacer recomendaciones a favor o en contra del uso sobre la piel del aceite del árbol del té para tratar ésta afección.

  • Mal aliento (C)

    El aceite del árbol de té se usa en enjuagues bucales para la salud dental y oral. Sin embargo, actualmente no hay suficiente evidencia en humanos para hacer recomendaciones a favor o en contra del uso del árbol de té. El aceite de árbol de té puede ser tóxico cuando se ingiere por vía oral y, por lo tanto no debe tragarse.

  • Infecciones vaginales (levadura y bacterias) (C)

    En estudios de laboratorio, el aceite del árbol del té demostró que puede matar levadura y determinadas bacterias. Sin embargo, no existe actualmente suficiente información de estudios en humanos para hacer recomendaciones a favor o en contra del uso del aceite del árbol del té para las infecciones vaginales. Aunque el aceite del árbol del té puede reducir el picor causado por la levadura o bacterias, también puede producir picor a causa de la resequedad en la piel o por alergia.

  • Placa dental/gingivitis (C)

    Los resultados de los estudios sobre los efectos del enjuague bucal del aceite del árbol del té para la inflamación de las encías y la placa son mixtos. Se necesitan investigaciones futuras antes de llegar a una conclusión.

  • Infecciones de los ojos (ácaros parasíticos oculares) (C)

    Estudios preliminares encontraron que el aceite del árbol de té ayudó el área de los ojos a librarse de la infección de ácaros causada por ácaros parasíticos oculares. Se necesitan ensayos clínicos grandes y de buen diseño antes de poder hacer una recomendación.

  • Piojos (C)

    Estudios preliminares encontraron que el árbol de té solo o en combinación con otros agentes puede ser efectivo contra los piojos. Sin embargo, aún se necesitan ensayos grande y de buen diseño antes de poder hacer una recomendación firme.

Seguridad:

Los profesionales de la salud que tienen instrucción formal practican muchas técnicas complementarias, de acuerdo con los estándares de organizaciones nacionales. No obstante, este no es el caso universal; es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

Alergias

Existen muchos reportes de alergias al aceite del árbol del té cuando se toma por vía oral o se usa sobre la piel. Las reacciones de la piel abarcan desde la dermatitis leve por contacto hasta brotes graves con ampollas. Las personas con historia de alergias al aceite del árbol del té (Melaleuca alternifolia), a alguno de sus componentes o a las plantas que son miembros de la familia de las Mirtáceas, bálsamo del Perú o benzoina, no deben usar el aceite del árbol del té. .

Se debe usar con precaución si se es alérgico al eucalipto ya que muchas preparaciones del aceite del árbol del té contienen eucalipto.

Efectos secundarios y advertencias

El aceite del árbol del té tomado por vía oral se ha asociado con reacciones potencialmente graves, aún cuando se usa en pequeñas cantidades. Varios reportes describen que algunas personas que usan el aceite del árbol del té por vía oral han desarrollado brotes graves, disminución del funcionamiento del sistema inmunológico, dolor abdominal, diarrea, letargo, somnolencia, inflamación de las esquinas de la boca, caminado despacio o disparejo, confusión o coma. También se han reportado náuseas, sabor desagradable, sensación de ardor y mal aliento asociados con el uso del aceite del árbol del té. Muchas preparaciones de éste contienen grandes volúmenes de alcohol.

Cuando el aceite del árbol del té se usa sobre la piel puede causar un brote alérgico, enrojecimiento, ampollas y picor. Esto puede ser particularmente severo en personas con afecciones cutáneas preexistentes tales como eczema. El uso del aceite del árbol del té dentro de la boca o en los ojos puede causar irritación. Las investigaciones en animales indican que cuando se usa sobre la piel, el aceite del árbol del té en grandes cantidades puede causar serias reacciones como dificultad para caminar, debilidad, temblor muscular, función lenta del cerebro y mala coordinación. Cuando se aplicó el aceite del árbol del té al 100% en los oídos de los animales, causó disminución en la audición, aunque una solución al 2% no condujo a cambios duraderos en la audición. Se desconoce el efecto cuando se aplica en los oídos de los humanos.

Embarazo y lactancia

No hay suficiente información disponible para recomendar el aceite del árbol del té durante el embarazo o la lactancia. Los estudios en animales indican que se debe tener precaución con el uso del aceite del árbol del té durante el nacimiento porque se ha reportado que disminuye la fuerza de las contracciones naturales, lo cual teóricamente podría colocar al bebé y a la madre en riesgo. Las mujeres lactantes no se deben aplicar aceite del árbol del té sobre los senos o el pezón ya que el infante lo puede absorber.

Las posibles interacciones:

Interacciones con drogas

Los productos para la piel que contienen aceite del árbol del té pueden resecar la piel y empeorar la resequedad causada por tratamientos para la piel como tretinoina (Retin-A®, peróxido de benzoílo, ácido salicílico o isotretinoina (Accutane®, tomado por vía oral).

El aceite del árbol de té puede interactuar con drogas antiinflamatorias, antibióticas, antifúngicas y anticancerígenas.

Interacciones con hierbas y suplementos

El aceite del árbol de té puede interactuar con hierbas o suplementos antiinflamatorios, antibacterianos, antifúngicos y anticancerígenos, así como con repelentes de insectos.

Dosificación:

Adultos (18 años y mayores)

Aunque no se ha probado una dosis efectiva, una dosis común estudiada en ensayos es de 5% a 10% de aceite del árbol del té en gel o en forma de shampoo que se aplican a la piel de forma diaria hasta por cuatro semanas. Mientras que algunas veces se usa el 100% del aceite del árbol del té para ciertas afecciones, tales como infecciones fúngicas en uñas, a menudo se diluye con ingredientes inactivos. Debido a los reportes de los efectos secundarios graves después de la ingestión del aceite del árbol del té, se recomienda enfáticamente que no se ingiera por vía oral. Aunque la solución del aceite del árbol del té se ha usado como enjuague bucal, no se debe tragar.

Niños (menores de 18 años)

No hay suficiente información para recomendar el uso seguro del aceite del árbol del té en niños.

Referencias:

  • Arweiler NB, Donos N, Netuschil L, et al. Clinical and antibacterial effect of tea tree oil--a pilot study. Clin Oral Investig 2000;4(2):70-73.
  • Bagg J, Jackson MS, Petrina Sweeney M, et al. Susceptibility to Melaleuca alternifolia (tea tree) oil of yeasts isolated from the mouths of patients with advanced cancer. Oral Oncol. 2006;42(5):487-92.
  • Calcabrini A, Stringaro A, Toccacieli L, et al. Terpinen-4-ol, the main component of Melaleuca alternifolia (tea tree) oil inhibits the in vitro growth of human melanoma cells. J Invest Dermatol 2004;122(2):349-360.
  • Caldefie-Chezet F, Guerry M, Chalchat JC, et al. Anti-inflammatory effects of Melaleuca alternifolia essential oil on human polymorphonuclear neutrophils and monocytes. Free Radic Res 2004;38(8):805-811.
  • Canyon DV, Speare R. A comparison of botanical and synthetic substances commonly used to prevent head lice (Pediculus humanus var. capitis) infestation. Int J Dermatol 2007;46(4):422-6.
  • Carson CF, Ashton L, Dry L, et al. Melaleuca alternifolia (tea tree) oil gel (6%) for the treatment of recurrent herpes labialis. J Antimicrob Chemother 2001;48(3):450-451.
  • Christoph F, Kaulfers PM, Stahl-Biskup E. A comparative study of the in vitro antimicrobial activity of tea tree oils s.l. with special reference to the activity of beta-triketones. Planta Med. 2000;66(6):556-560.
  • Dryden MS, Dailly S, Crouch M. A randomized, controlled trial of tea tree topical preparations versus a standard topical regimen for the clearance of MRSA colonization. J Hosp Infect 2004;56(4):283-286.
  • Enshaieh S, Jooya A, Siadat AH, et al. The efficacy of 5% topical tea tree oil gel in mild to moderate acne vulgaris: a randomized, double-blind placebo-controlled study. Indian J Dermatol Venereol Leprol 2007;73(1):22-5.
  • Hur MH, Park J, Maddock-Jennings W, et al. Reduction of mouth malodour and volatile sulphur compounds in intensive care patients using an essential oil mouthwash. Phytother Res 2007;21(7):641-3.
  • Koh KJ, Marshman G, Hart PH. Tea tree oil reduces histamine-induced skin inflammation. Br J Dermatol 2002;147(6):1212-1217.
  • Martin KW, Ernst E. Herbal medicines for treatment of fungal infections: a systematic review of controlled clinical trials. Mycoses 2004;47(3-4):87-92.
  • Mozelsio NB, Harris KE, McGrath KG, et al. Immediate systemic hypersensitivity reaction associated with topical application of Australian tea tree oil. Allergy Asthma Proc 2003;24(1):73-75.
  • Satchell AC, Saurajen A, Bell C, et al. Treatment of interdigital tinea pedis with 25% and 50% tea tree oil solution: A randomized, placebo-controlled, blinded study. Australas J Dermatol 2002;43(3):175-178.
  • Soukoulis S, Hirsch R. The effects of a tea tree oil-containing gel on plaque and chronic gingivitis. Aust Dent J 2004;49(2):78-83.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Medicina Natural a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad