Quantcast

Editar mi perfil

Cerrar

Ácido gama-linoleico (AGL)

Resumen:

El ácido gama-linoleico (AGL) es un ácido graso alimenticio omega-6 que se encuentra en muchos extractos de aceites de plantas. Los productos comerciales típicamente se hacen de extractos de semillas de la prímula de la tarde (contenido promedio de aceite: 7 y 14%), rosella negra (15 y 20%), aceite de borraja (20 y 27%) y aceite fúngico (25%). El AGL no se encuentra en altos niveles en la dieta. Se ha sugerido que algunos individuos podrían no convertir de manera eficiente el ácido linoleico graso omega-6 en derivados de cadena más larga, como el AGL. De este modo, la suplementación con aceites que contienen AGL, tales como el aceite de borraja y el aceite de prímula de la tarde, se recomienda ocasionalmente para incrementar los niveles de AGL en el cuerpo.

El AGL comúnmente está disponible como suplemento alimenticio, y se vende sin receta médica en cápsulas o aceite para tratar una variedad de afecciones como eczemas, mucoceles orales (pólipos en mucosa), hiperlipidemia (colesterol alto), depresión, depresión posparto, síndrome de fatiga crónica, soriasis (enfermedad crónica de la piel), dolores musculares y oleadas de calor por menopausia.

Existe una buena evidencia en la actualidad para el tratamiento con AGL de artritis reumatoide, síndrome de dificultad respiratoria aguda y neuropatía diabética (daño nervioso). Se han encontrado pocos efectos, o ninguno, en el tratamiento de dermatitis atópica, trastorno por déficit de atención con hiperactividad, prevención de cáncer, oleadas de calor por menopausia, esclerosis sistémica e hipertensión (presión arterial alta). El AGL también se ha usado para ayudar a la respuesta del cuerpo al tamoxifeno en pacientes con cáncer de seno.

Actualmente, compañías ubicadas principalmente en China, Nueva Zelanda e Inglaterra producen y extraen el aceite de la prímula de la tarde y la borraja. Las licencias farmacéuticas para los productos de aceite de AGL han tenido un éxito limitado alrededor del mundo.

Usos:

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

Cáncer, fibrosis quística, aplasia de glóbulos rojos, esclerosis sistémica (enfermedad crónica rara), trastornos venosos (venas).

Evidencia:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

  • Neuropatía diabética (B)

    La neuropatía diabética es un estado degenerativo del sistema nervioso que causa una variedad de dolores, hormigueo, ardor, entumecimiento y pérdida del equilibrio. El tipo más común, que se dice afecta a cerca de la mitad de los pacientes diabéticos, es la poli-neuropatía distal, la cual afecta el sistema nervioso periférico en las piernas, pies, brazos y manos. El AGL puede ser un tratamiento viable, aunque se necesitan estudios adicionales en esta área para confirmar estos hallazgos.

  • Síndrome de dificultad respiratoria aguda (C)

    El síndrome de dificultad respiratoria aguda es una falla respiratoria en adultos o niños que resulta en lesiones difusas de los alvéolos (bolsas pequeñas de aire) y del endotelio capilar de los pulmones. El AGL puede promover la producción de prostaglandina E1, un eicosanoide con propiedades anti-inflamatorias e inmuno-reguladoras conocidas, las cuales, a su vez, pueden ayudar en el tratamiento del síndrome de dificultad respiratoria aguda. Se requieren estudios adicionales en esta área.

  • Dermatitis atópica (C)

    La dermatitis atópica es una de las enfermedades inflamatorias crónicas de la piel más comúnmente asociada con al menos 10% de los niños y entre 0.5 y 1% de los adultos. Los estudios en los últimos 20 años revelan mejoramiento terapéutico mínimo con AGL como terapia para dermatitis atópica, con resultados sólo marginales o nulos en inflamaciones y picazón.

  • Trastorno por déficit de atención con hiperactividad (C)

    Los ensayos clínicos que investigan el efecto del AGL en síntomas asociados con el trastorno por déficit de atención son limitados. No existe evidencia de la efectividad del tratamiento con AGL, pero se necesitan más estudios para confirmar estos resultados.

  • Control de la presión arterial (C)

    Existen estudios preliminares que han investigado el AGL en los cambios de la presión arterial. La evidencia indica que el AGL puede ofrecer beneficios en términos de reducción de la presión arterial. Sin embargo, se requieren ensayos de mejor diseño antes de poder llegar a conclusiones definitivas.

  • Tratamiento de cáncer (adjunto) (C)

    Los estudios preliminares han indicado que el AGL puede actuar como agente citotóxico o, al menos, como agente adjunto a un régimen de quimioterapia. Sin embargo, los estudios en humanos son contradictorios y se necesitan más antes de poder llegar a una conclusión firme.

  • Mejoramiento inmunológico (C)

    Pocos ensayos clínicos han investigado el efecto del AGL en las respuestas inmunológicas de humanos saludables. El AGL, como el aceite de semillas de la rosella negra, puede ofrecer algunos beneficios. Se requieren más estudios antes de poder llegar a una conclusión definitiva.

  • Mastalgia (C)

    La mastalgia cíclica es un dolor de pecho que experimentan las mujeres y que está típicamente asociada al ciclo menstrual. El dolor puede variar en severidad, y usualmente ocurre entre la ovulación y la menstruación. La evidencia de la eficacia del tratamiento con AGL es muy limitada, aunque desde los años 90 históricamente se ha recomendado el AGL como terapia.

  • Oleadas de calor por la menopausia (C)

    Un estudio ha examinado el efecto del AGL (aceite de la prímula de la tarde) en las oleadas de calor por la menopausia. No se notó mejoramiento en el número de oleadas al compararlo con placebo. Se necesitan más ensayos clínicos antes de poder hacer una recomendación firme en esta área.

  • Migraña (C)

    Los estudios preliminares han examinado el efecto de los ácidos grasos, incluso el AGL, en la severidad, frecuencia y duración de los ataques de migraña. Se requieren ensayos clínicos de mejor diseño antes de poder hacer una recomendación firme.

  • Osteoporosis (C)

    Alguna evidencia de un ensayo clínico y de observaciones de médicos y dietistas sugiere que el AGL y el ácido eicosapentaenoico (EPA) realzan los efectos de la suplementación de calcio en pacientes de edad avanzada con osteoporosis senil. Se requieren más estudios clínicos que proporcionen resultados para determinar la efectividad en poblaciones diversas de personas en edad avanzada y media.

  • Pre-eclampsia (C)

    Un estudio sobre AGL más aceite de pescado indica que existe una posibilidad de beneficio para edemas (hinchazón) durante el embarazo. Se requieren ensayos clínicos que investiguen los efectos del AGL solo antes de poder hacer una recomendación firme.

  • Síndrome premenstrual (C)

    Un estudio que utiliza Efamol (que contiene AGL) indica que podría haber beneficios en términos de los síntomas del síndrome premenstrual. Se necesita más información en esta área antes de poder hacer una recomendación firme.

  • Prurito (C)

    Las anormalidades de los ácidos grasos en plasma pueden estar asociadas con prurito (picazón severa) en pacientes que reciben hemodiálisis. Tanto el AGL como el aceite de prímula de la tarde pueden mejorar las afecciones cutáneas en estos pacientes. Se requieren más ensayos clínicos antes de poder hacer una recomendación firme.

  • Artritis reumatoide (C)

    Varios estudios clínicos indican mejoramiento terapéutico significativo de los síntomas de la artritis reumatoide por reducciones de los niveles de sensibilidad en las articulaciones, hinchazón de las articulaciones, evaluación general del médico y dolor. Algunos estudios también indican que el AGL puede ser una alternativa más tolerable que las terapias estándar de reducción de dolor, tales como inhibidores COX / COX2 y drogas anti-inflamatorias no esteroides y sus eventos adversos. Sin embargo, hay preocupación acerca del control de la dosificación. Se necesitan estudios adicionales para hacer una recomendación firme en esta área.

  • Síndrome de Sjogren (C)

    La evidencia actual que muestra que el AGL es efectivo en el tratamiento del síndrome de Sjogren es limitada. Se necesitan estudios adicionales antes de poder hacer una recomendación firme.

  • Colitis ulcerosa (C)

    No existe suficiente evidencia disponible en la actualidad que sustente el uso del ácido gama-linoleico para la colitis ulcerosa. Se requieren estudios adicionales.

Seguridad:

Los profesionales de la salud que tienen instrucción formal practican muchas técnicas complementarias, de acuerdo con los estándares de organizaciones nacionales. No obstante, este no es el caso universal; es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

Alergias

Debe evitarse en individuos con alergia o sensibilidad al ácido gama-linoleico. Sin embargo, no se han reportado casos de de alergia o hipersensibilidad en la literatura disponible.

Efectos secundarios y advertencias

El AGL se considera generalmente no tóxico y bien tolerado hasta por 18 meses. Los posibles efectos secundarios pueden incluir estómago alterado e hinchado, heces blandas, náuseas y vómito, flatulencia (gases) y eructos.

Se ha sugerido que la suplementación con AGL a niveles altos y por larga duración produce niveles excesivos de ácido araquidónico. El uso crónico puede resultar en cambios en la sangre y aumentos del tiempo de sangrado. Sin embargo, los estudios de dietas ricas en AGL no revelaron ningún cambio significativo en los parámetros de la sangre. Hasta que más investigación resuelva esta controversia, se aconseja precaución a quienes usan agentes anticoagulantes o anti-plaquetas (adelgazantes de la sangre).

Embarazo y lactancia

Debido a la falta de evidencia científica disponible, no se recomienda el AGL a mujeres embarazadas o lactantes.

Las posibles interacciones:

Interacciones con drogas

El AGL puede aumentar el riesgo de sangrado cuando se ingiere con drogas que incrementan el riesgo de sangrado. Algunos ejemplos incluyen aspirina, anticoagulantes ("adelgazantes de la sangre") tales como warfarina (Coumadin®) o heparina, drogas anti-plaquetas como clopidogrel (Plavix®), y drogas anti-inflamatorias no esteroides como ibuprofeno (Motrin®, Advil®) o naproxeno (Naprosyn®, Aleve®).

En teoría, el AGL puede incrementar la efectividad de la ceftazidima, un antibiótico de la clase conocida como cefalosporinas, contra una variedad de infecciones bacterianas. No se conoce si la efectividad de otros antibióticos cefalosporinos se afecta de manera similar.

El AGL puede alterar los efectos de ciertos tratamientos anti-cancerígenos. Se recomienda precaución.

En teoría, ingerir ácidos grasos omega-6, como AGL, durante una terapia con ciclosporina, un medicamento que se usa para suprimir el sistema inmunológico después del trasplante de un órgano, por ejemplo, puede aumentar los efectos inmuno-supresores de la ciclosporina y puede proteger del daño renal asociado con la ciclosporina.

Los individuos que ingieren fenotiazinas (como clorpromazina, flufenazina, perfenazina, promazina y tioridazina) para tratar la esquizofrenia no deben ingerir aceite de prímula de la tarde, una fuente de AGL, porque puede interactuar con estos medicamentos y aumentar el riesgo de convulsiones. En teoría, lo mismo puede ocurrir con otros suplementos que contienen AGL.

Interacciones con hierbas y suplementos dietéticos

El AGL puede aumentar el riesgo de sangrado cuando se ingiere con hierbas y suplementos que se creen incrementan el riesgo de sangrado. Se han reportado múltiples casos de sangrado con el uso de Ginkgo biloba, y otros pocos con ajo y palma enana americana. En teoría, numerosos agentes adicionales pueden aumentar el riesgo de sangrado, aunque esto no se ha probado en la mayoría de los casos.

Aunque no se ha estudiado bien en humanos, la coenzima Q10 y la vitamina E reversaron la inhibición del crecimiento celular asociado con el AGL. De esto modo, los antioxidantes nutricionales pueden inhibir ciertos efectos asociados con el AGL.

Dosificación:

Adultos (18 años y mayores)

No existe una dosis comprobada como efectiva para el uso de AGL en adultos. El AGL se considera seguro cuando se ingiere por vía oral por corto plazo (hasta 18 meses) en las dosis recomendadas. El AGL es posiblemente seguro cuando se usa a largo plazo (hasta 36 meses). Se han ingerido dosis hasta de 6 gramos por día para el tratamiento de la hiperlipidemia (colesterol alto), y dosis de hasta 2.8 gramos para artritis reumatoide y como tratamiento adyuvante con tamoxifeno, aunque existe preocupación acerca de que estos altos niveles puedan tener efectos adversos. Sin embargo, los estudios que hacen seguimiento a pacientes que ingieren grandes dosis, por ejemplo entre 1.4 gramos y 2.8 gramos por día hasta un año, han encontrado que el AGL no es tóxico.

Las dosis comunes de AGL varían entre 500 y 1,000 miligramos por día. Para el eczema atópico, se han ingerido hasta 920 miligramos diarios. Para la neuropatía diabética, se han ingerido hasta 480 miligramos diarios. También se han estudiado las preparaciones intravenosas (inyecciones), aunque las inyecciones sólo se deben suministrar bajo la supervisión de un profesional de la salud calificado, incluso un farmaceuta.

Niños (menores de 18 años)

No existe una dosis comprobada como segura o efectiva para el uso de AGL en niños. Sin embargo, para el eczema atópico se han usado entre 360 y 460 miligramos diarios.

Referencias:

 

  • Bakshi A, Mukherjee D, Bakshi A, et al. Gamma-linolenic acid therapy of human gliomas. Nutrition 2003;19(4):305-309.
  • Callaway J, Schwab U, Harvima I, et al. Efficacy of dietary hempseed oil in patients with atopic dermatitis. J Dermatolog Treat 2005;16(2):87-94.
  • Goyal A, Mansel RE. A randomized multicenter study of gamolenic acid (Efamast) with and without antioxidant vitamins and minerals in the management of mastalgia. Breast J 2005;11(1):41-47.
  • Jamal GA, Carmichael H, Weir AI. Gamma-linolenic acid in diabetic neuropathy. Lancet 5-10-1986;1(8489):1098.
  • Middleton SJ, Naylor S, Woolner J, et al. A double-blind, randomized, placebo-controlled trial of essential fatty acid supplementation in the maintenance of remission of ulcerative colitis. Aliment Pharmacol Ther 2002;16(6):1131-1135.
  • Miles EA, Banerjee T, Dooper MM, et al. The influence of different combinations of gamma-linolenic acid, stearidonic acid and EPA on immune function in healthy young male subjects. Br J Nutr 2004;91(6):893-903.
  • Nelson JL, DeMichele SJ, Pacht ER, et al. Effect of enteral feeding with eicosapentaenoic acid, gamma-linolenic acid, and antioxidants on antioxidant status in patients with acute respiratory distress syndrome. JPEN J Parenter Enteral Nutr 2003;27(2):98-104.
  • Pacht ER, DeMichele SJ, Nelson JL, et al. Enteral nutrition with eicosapentaenoic acid, gamma-linolenic acid, and antioxidants reduces alveolar inflammatory mediators and protein influx in patients with acute respiratory distress syndrome. Crit Care Med. 2003;31(2):491-500.
  • Remans PH, Sont JK, Wagenaar LW, et al. Nutrient supplementation with polyunsaturated fatty acids and micronutrients in rheumatoid arthritis: clinical and biochemical effects. Eur J Clin Nutr 2004;58(6):839-845.
  • Stevens L, Zhang W, Peck L, et al. EFA supplementation in children with inattention, hyperactivity, and other disruptive behaviors. Lipids 2003;38(10):1007-1021.
  • Takwale A, Tan E, Agarwal S, et al. Efficacy and tolerability of borage oil in adults and children with atopic eczema: randomised, double blind, placebo controlled, parallel group trial. BMJ 12-13-2003;327(7428):1385.
  • Usami M, Komurasaki T, Hanada A, et al. Effect of gamma-linolenic acid or docosahexaenoic acid on tight junction permeability in intestinal monolayer cells and their mechanism by protein kinase C activation and/or eicosanoid formation. Nutrition 2003;19(2):150-156.
  • van Gool CJ, Thijs C, Henquet CJ, et al. Gamma-linolenic acid supplementation for prophylaxis of atopic dermatitis--a randomized controlled trial in infants at high familial risk. Am J Clin Nutr 2003;77(4):943-951.
  • van Gool CJ, Zeegers MP, Thijs C. Oral essential fatty acid supplementation in atopic dermatitis-a meta-analysis of placebo-controlled trials. Br J Dermatol 2004;150(4):728-740.

 

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo