SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Comer pescado reduce pérdida de audición

Por -
Comer pescado reduce pérdida de audición
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

¿Te resulta difícil entender las conversaciones cuando hablan dos o más personas, debes subirle el volumen a la televisión, tienes problemas al escuchar debido a los ruidos de fondo?, el consumo de dos o más porciones de pescado por semana, y de los ácidos grasos Omega 3 que contienen, pueden ayudarte a reducir la pérdida de audición, así lo sugiere un estudio del Hospital Brigham y de Mujeres, en Boston, Massachusetts, Estados Unidos.

Los resultados de la investigación publicados en la edición digital de American Journal of Clinical Nutrition, indican que en comparación con las mujeres que rara vez comían pescado, las que consumían dos o más porciones a la semana presentaban un 20% menos de riesgo de pérdida de audición.

"El consumo de cualquier tipo de pescado (atún, pescado oscuro, pescado claro o mariscos) tiende a estar asociado con un menor riesgo de pérdida de audición. Estos hallazgos sugieren que la dieta puede ser importante en la prevención de la pérdida auditiva adquirida", resaltó el Dr. Sharon G. Curhan, quien dirigió la investigación.

Precisó que el flujo de sangre al oído interno tiene que ser muy bien regulada y "un mayor consumo de pescado puede ayudar a mantener el flujo sanguíneo coclear adecuado", lo que podría ayudar a proteger contra el daño de la audición.

En el estudio se examinó a lo largo del tiempo las asociaciones independientes entre el consumo de tipos totales y específicas de pescado, PUFA Omega 3 de cadena larga y la pérdida de audición en mujeres. Los datos se extrajeron del 'Nurses' Health Study II', un análisis de cohorte prospectivo. En el trabajo, se siguió a un total de 65,215 mujeres entre 1991 y 2009 y, tras el estudio de 1,038,093 personas al año, se registraron 11,606 casos de pérdida de audición.

"La pérdida de audición adquirida es una enfermedad crónica de alta prevalencia y con frecuencia discapacitante", señalo Curhan. 

"A pesar de que a menudo se considera que una disminución en la audición es un aspecto inevitable del envejecimiento, la identificación de varios factores de riesgo potencialmente modificables ha proporcionado una nueva visión de las posibilidades de prevenir o retrasar la pérdida de audición adquirida", resaltó.

La pérdida de audición

La pérdida de audición es el trastorno sensorial más común en los Estados Unidos, afectando a más de 36 millones de personas, de acuerdo con los Institutos Nacionales de Salud.

El Instituto Nacional sobre el Envejecimiento refiere que cerca de una tercera parte de la población de los Estados Unidos de más de 60 años de edad sufre problemas de audición y aproximadamente la mitad de quienes tiene 85 o más años sufren de pérdida de la audición.

La pérdida de la audición puede afectar su vida de diversas maneras. Algunas veces los problemas de audición pueden hacerte sentir apenado, molesto y solitario. Es fácil retraerse cuando no se puede captar una conversación en el comedor o en un restaurante. También es fácil que sus amigos y familiares piensen que usted está confundido, que no le importan las cosas, o que es problemático, cuando el problema es que no puede escuchar bien.

La pérdida de la audición puede tener distintas causas, incluyendo el proceso de envejecimiento, la acumulación de cera en los oídos, haber estado expuesto a ruidos de mucho volumen durante un período de tiempo largo, infecciones virales o bacterianas, problemas del corazón o derrames cerebrales, lesiones en la cabeza, tumores, ciertas medicinas y herencia.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Medicina Natural a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad