SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Hay padres que no se deshacen de los opiáceos que sobran

Por HealthDay News -
Hay padres que no se deshacen de los opiáceos que sobran

Las pastillas en casa ofrecen a los adolescentes un acceso fácil, indica una experta

Cuando se recetan analgésicos opiáceos a los niños, como Oxycontin o Percocet, para una cirugía o una enfermedad, aproximadamente la mitad de los padres dicen que dejan los medicamentos que sobran a mano.

"Hallamos que la cantidad de analgésicos prescritos para los niños con frecuencia es mayor que la cantidad que se usa, y muy pocos padres reciben indicaciones claras de su proveedor de qué es lo que tienen que hacer con los medicamentos sobrantes", dijo Sarah Clark, codirectora de la Encuesta Nacional sobre la Salud de los Niños del Hospital Pediátrico C.S. Mott.

"Se trata de una oportunidad perdida para evitar el mal uso de medicamentos con receta por parte de los niños", añadió Clark en una declaración del Sistema de Salud de la Universidad de Michigan. "Muchos padres simplemente guardan las pastillas para el dolor que les sobran en casa. Las pastillas sobrantes representan un acceso fácil a los narcóticos para los adolescentes y sus amigos".

Según los resultados de la encuesta, aproximadamente un tercio de los padres dijeron que a sus hijos les habían recetado analgésicos, principalmente medicamentos narcóticos, como oxicodona (OxyContin y Percocet) o hidrocodona.

Solamente el 8 por ciento de los padres reportaron que habían devuelto los medicamentos sobrantes a una farmacia o a un médico; el 30 por ciento lanzaron los medicamentos a la basura o por el baño. El 6 por ciento afirmaron que otros miembros de la familia usaron los medicamentos, y el 9 por ciento no podrían recordar qué pasó con los medicamentos.

Solamente un tercio de los padres dijeron que el médico de su hijo les había dicho qué hacer con los medicamentos sobrantes. Cuando los proveedores hablaron con los padres sobre lo que debían hacer con los medicamentos que les sobraran, solamente el 26 por ciento siguieron teniendo pastillas sobrantes en casa. Pero en las casas donde los médicos no dieron una orientación sobre qué se debe hacer con las pastillas que sobren, el 56 por ciento de los padres se quedaron con esas pastillas en casa, según la encuesta.

"La epidemia de abuso de medicamentos con receta afecta a todos los sectores de la población estadounidense, incluyendo a los niños y adolescentes", dijo Clark. "Para los adolescentes, un punto de acceso conocido para los analgésicos narcóticos son las pastillas sobrantes de una receta anterior. Nuestra encuesta sugiere que necesitamos hacer un trabajo mucho mejor a la hora explicar estos riesgos a los padres".

Los resultados de la investigación se basan en una encuesta de casi 1,200 padres con al menos un hijo de entre 5 y 17 años.

Más información

Para más información sobre la gestión adecuada de los analgésicos opiáceos, acuda a la Academia Estadounidense de Médicos de Familia (American Academy of Family Physicians).

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad