SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Anticonceptivos pueden causar ataque cardíaco

Por Maureen Salamon, Reportera de Healthday -
Anticonceptivos pueden causar ataque cardíaco

Sin embargo, las probabilidades generales de ataque cardiaco y ACV siguen siendo bajas

Una nueva y abarcadora investigación que compara varios tipos de anticonceptivos hormonales, entre ellos pastillas anticonceptivas, anillos vaginales y parches cutáneos, sugiere que el riesgo de ataque cardiaco y accidente cerebrovascular (ACV) es el doble de alto entre las usuarias de las versiones que combinan estrógeno y progestina.

Éstas incluyen marcas como las píldoras Yasmin y Yas, el anillo vaginal NuvaRing y los parches Ortho Evra. Pero las probabilidades generales de sufrir esos debilitadores efectos siguen siendo bastante bajas.

En un análisis de quince años de datos observacionales de más de 1.6 millones de mujeres de 15 a 49 años, científicos daneses hallaron que las que tomaban pastillas anticonceptivas de estrógeno en baja dosis en combinación con varias progestinas sufrieron entre 1.5 y 2 veces más ataques cardiacos y ACV que las mujeres que no usaban anticoncepción hormonal. El riesgo era entre 2.5 y 3 veces mayor entre las usuarias de anillos vaginales y de parches transdérmicos, en comparación con las no usuarias.

"La primera moraleja es que las complicaciones [de coagulación] aumentan dramáticamente con una edad creciente", señaló el autor líder, el Dr. Ojvind Lidegaard, profesor clínico de obstetricia y ginecología del Rigshospitalet, un hospital administrado por el estado en Copenhague. "Un riesgo doble de ACV trombótico no es muy grave cuando se tienen 20 años, porque el riesgo es relativamente bajo en la línea de base. Por otro lado, cuando se tienen 35 años o más, el riesgo ya no es tan bajo, y hay que tener más cuidado y elegir los productos que conlleven el riesgo más bajo de complicaciones trombóticas".

El informe aparece en la edición del 14 de junio de la revista New England Journal of Medicine.

La relación entre los anticonceptivos orales que combinan estrógeno y progestina y los coágulos sanguíneos que ocurren en venas o arterias se ha estudiado de forma continua desde que se comenzaron a mercadear esas formulaciones en los 60. En respuesta a investigaciones que mostraban unos mayores riesgos vasculares, las dosis de estrógeno se redujeron en muchos productos.

La Administración de Drogas y Alimentos (FDA) de EE. UU. anunció en abril que las píldoras anticonceptivas que contienen drospirenona (una versión artificial de la hormona progesterona incluida en productos como Yaz o Yasmin de Bayer) requerirían etiquetas actualizadas, ya que esos anticonceptivos podrían relacionarse con un mayor riesgo de coágulos sanguíneos. Pero el cambio apuntaba a los riesgos asociados con coágulos sanguíneos en las venas, mientras que el nuevo estudio danés se enfoca en el riesgo de coágulos en las arterias.

"Las píldoras siguen siendo muy beneficiosas. No quiero que un estudio como este... nos diga que esos fármacos son peligrosos", señaló la Dra. Kathleen Hoeger, jefa de la división de endocrinología reproductiva y directora del Centro de Fertilidad Strong de la Universidad de Rochester, en Nueva York. "Esos fármacos conllevan riesgos, y esos riesgos están bien definidos. Estos datos dan a los médicos mucha confianza de que podrán ofrecer consejos".

El estudio abarca datos de toda la población de mujeres danesas en edad fértil, y fue diez veces más grande que un estudio de EE. UU. que también evaluó los riesgos comparativos de coágulos arteriales entre las usuarias de anticonceptivos hormonales, señaló Hoeger, quien fungió en el panel asesor de la FDA que revisó a Yaz y Yasmin.

Se registraron tasas significativamente más elevadas de ataque cardiaco y ACV, que resultan de coágulos en las arterias, entre las mujeres con diabetes e hipertensión, y en las que tenían más de 35 años. Las probabilidades relativas de sufrir un ataque cardiaco se duplicaron entre las que tenían de 40 a 44 años de edad, en comparación con las que tenían de 35 a 39, y aumentaron en un tercio adicional en lo adelante.

La Dra. Diana Petitti, profesora de informática biomédica de la Universidad Estatal de Arizona en Temple, dijo que el hallazgo de que distintas formulaciones de progestina no afectaron dramáticamente los perfiles de seguridad de los varios anticonceptivos hormonales estudiados la sorprendió.

"Desde el punto de vista de la enfermedad vascular arterial, las [formulaciones] combinadas son esencialmente equivalentes", señaló Petitti, quien escribió un editorial que acompaña al estudio. "La toma de decisiones se debe enfocar más en la eficacia y la adherencia, y no en las minúsculas diferencias en el potencial de enfermedad vascular. Todos los productos que están actualmente en el mercado son suficientemente seguros".

Más información

La Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU. tiene más información sobre los anticonceptivos orales.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Guia de medicamentos a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad