SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Al salir del hospital, no se cumple con la medicación

Por Amanda Gardner, Reportero de Healthday -
Al salir del hospital, no se cumple con la medicación

Los pacientes de las UCI son más propensos a abandonar su régimen regular, halla un estudio

MARTES, 23 de agosto (HealthDay News) -- Muchos pacientes que son hospitalizados no reciben sus medicamentos regulares para afecciones crónicas durante su estadía, y con frecuencia no vuelven a tomarlos tras el alta, apuntan investigadores.

Los pacientes tratados en la unidad de cuidados intensivos (UCI) son incluso menos propensos a continuar con su programación regular de medicamentos tras el alta, probablemente porque hay tantas "transiciones de atención" a distintas unidades del hospital y tantos equipos de atención distintos involucrados, halló el estudio.

"A veces, cuidamos muy bien a la gente en el hospital, pero no hacemos un trabajo tan bueno en la transición a la comunidad", señaló el Dr. Chaim Bell, autor líder de un estudio que aparece en la edición del 24 al 31 de agosto de la revista Journal of the American Medical Association. "Eso puede llevar a muchos problemas".

La descontinuación no intencionada de medicamentos vitales puede llevar a otra estadía hospitalaria, o incluso la muerte, lamentó Bell.

Bell, profesor asociado de medicina y políticas, gestión y evaluación de salud de la Universidad de Toronto y el Hospital de St. Michael, estudió los expedientes médicos de casi 400,000 pacientes mayores de Ontario que tomaban al menos uno de cinco tipos de fármacos para una afección crónica: estatinas para reducir el colesterol, anticoagulantes, levotiroxina para tratar una tiroides hipoactiva, inhaladores respiratorios o antiácidos.

Todos los pacientes habían surtido fielmente sus recetas durante al menos un año antes de ser hospitalizados.

Los pacientes fueron divididos en tres grupos: los hospitalizados en la UCI, los hospitalizados en otro lugar del hospital, y los pacientes que no fueron hospitalizados.

Los pacientes hospitalizados eran más propensos a descontinuar sus medicamentos tras el alta, sin importar qué medicamentos tomaban.

Por ejemplo, los pacientes que tomaban levotiroxina eran 18 por ciento más propensos que los pacientes no hospitalizados a no continuar con el fármaco, mientras que los pacientes que tomaban anticoagulantes eran 86 por ciento más propensos a descontinuar el uso.

Las tasas eran aún mayores para los pacientes que salían de la UCI. Los que tomaban estatinas antes de una estadía en la UCI eran 48 por ciento más propensos a no estarlas tomando 90 días tras el alta, en comparación con los pacientes no hospitalizados, mientras que las personas que tomaban anticoagulantes tenían más del doble de probabilidades de descontinuar su uso.

Al comparar a los pacientes de la UCI con otros pacientes hospitalizados, los investigadores dijeron que el grupo de la UCI tenían 11 por ciento más probabilidades de descontinuar las estatinas, 25 por ciento más probabilidades para los anticoagulantes y 29 por ciento para la levotiroxina.

Un motivo de que los pacientes que salían de la UCI fueran menos propensos a volver a sus medicamentos, que potencialmente salvaban sus vidas, tiene que ver con la naturaleza de la atención de emergencia. "La suspensión deliberada de ciertos medicamentos con frecuencia se requiere para la reanimación, y más tarde podrían olvidarse u obviarse en el alta", escribieron los autores del estudio.

El riesgo de abandonar medicamentos varía, y el estudio halló que los que dejaron de tomar estatinas tenían un aumento de 7 por ciento en el riesgo de muerte, visitar la sala de emergencias o rehospitalización en un plazo de un año tras su visita inicial, mientras que los que dejaron de tomar un anticoagulante tenían un riesgo 10 por ciento más alto de enfermedad grave o muerte.

Los investigadores señalaron que no está claro por qué se los medicamentos se abandonan en el hospital, pero que generalmente se debe a la ignorancia o a un error. Creen que la mayoría de casos de descontinuación no eran intencionales.

Si se toma en cuenta que a los pacientes hospitalizados se les receta en promedio doce medicamentos distintos en el año antes de su estadía, el problema es complejo.

Para asegurar que los pacientes vuelvan a casa con las recetas adecuadas, Bell apuntó que la comunicación entre todas las facetas del equipo multidisciplinario de atención y un mejor seguimiento con los proveedores de atención primaria de los pacientes son esenciales.

"Todas las partes del equipo multidisciplinario son parte del ciclo de información. No podemos simplemente enviar a alguien al farmaceuta sin que el farmaceuta sepa lo que sucedió en el hospital", comentó. "Cada vez es más obvio que las intervenciones también deben incluir cosas en la comunidad".

Los pacientes también deben ser incluidos en el plan de seguimiento.

"Estos números nos dan una línea base, un lugar para empezar", aseguró Libby Dodds-Ashley, directora asociada de servicios farmacológicos clínicos del Centro Médico de la Universidad de Rochester en Nueva York, quien también señaló que iniciativas en Europa y otros lugares que usan este método multidisciplinario han tenido "resultados positivos".

Más información

La Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU. tiene más información sobre unas prácticas farmacológicas seguras.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Guia de medicamentos a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad