SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Pensó que tenía gripe, pero era sepsis y casi muere

Por -
Pensó que tenía gripe, pero era sepsis y casi muere
CRÉDITO: THINKSTOCK

David Carson, de Reino Unido, tenía síntomas gripales, y pensó que se trataba de eso. Sin embargo, había contraído sepsis, una enfermedad potencialmente mortal, según cuenta a The Independent en una historia que pudo haber tenido un final trágico.

David Carson despertó una mañana de 2013 con dolor de garganta. "Nada del otro mundo" se dijo, y se fue a trabajar. Carson, quien entonces tenía 61 años, vive en Northamptonshire, en Reino Unido.

Hacia el fin de semana, su estado empeoró. "Empecé a sentir como si tuviera gripe. Mi esposa es enfermera y me sugirió llamar a un doctor, pero yo le dije que estaría bien" contó Carson a The Independent.

Pero siguió sintiéndose cada vez peor y unos días más tarde, accedió a llamar a un médico, quien al escuchar sus síntomas le dijo que tomara paracetamol y guardara cama, y que fuera a verlo en la mañana siguiente. 

No había paracetamol en su casa y su esposa salió a comprarlo, pero cuando regresó, David ya estaba muy mal. Al cabo de 6 horas de esa primera llamada telefónica a su médico, Carson estaba en terapia intensiva y conectado a un respirador artificial. 

Luego, lo indujeron a un estado de coma. "Mientras estaba en coma, el médico le dijo a mi esposa que yo era la persona más enferma del hospital, con la menor posibilidad de supervivencia" contó Carson. Ella y sus dos hijos mayores se prepararon para lo peor. 

A pesar de que no lo sabía, David estaba sufriendo una sepsis, una enfermedad potencialmente mortal que si no se trata rápidamente, lleva al fallo de todos los órganos y finalmente, a la muerte. 

Carson finalmente salió del estado de coma inducida después de tres largas semanas. Perdió sus piernas y gran parte de la sensibilidad en sus manos. Pero ahora, él está dando charlas escolares sobre la sepsis y tratando de ayudar con su testimonio, aunque la vida le cambió radicalmente, según su relato al diario británico The Independent.

Los peligros de la sepsis

Si se descubre a tiempo, la enfermedad es fácilmente tratable con antibióticos, pero no siempre es fácil, en parte debido a que muchos médicos todavía ignoran la condición, dijo el Dr. Ron Daniels, de los Institutos Nacionales de Salud de Inglaterra. 

"Si tomamos a 100 personas con sepsis, aproximadamente del 85 al 90 % se salvan con la intervención temprana. Sin embargo, del 10 al 15%, desarrollarán insuficiencia orgánica múltiple y por desgracia, morirán, incluso con el mejor cuidado en el mundo" dijo el Dr. Daniels. 

La sepsis es una enfermedad en la cual el cuerpo tiene una respuesta grave o exagerada para combatir bacterias u otros microorganismos, y ésta respuesta puede llevar a la falla orgánica, según informan los Institutos Nacionales de Salud (NIH). 

Una infección bacteriana en cualquier lugar del cuerpo puede activar la respuesta que conduce a la sepsis, tal como una neumonía, una meningitis, una infección en el torrente sanguíneo, los intestinos, la piel o los huesos. 

Infografía de la sepsis, de los CDC

En pacientes hospitalizados, se puede originar sepsis en las vías intravenosas, las heridas quirúrgicas, los drenajes quirúrgicos y los sitios de ruptura de la piel.

Algunos signos de la sepsis se parecen a los de la gripe tales como fiebre, escalofríos, temblores y piel caliente

Anualmente se reportan alrededor de 1,141,000 personas con sepsis en el país, informan los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad