SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Por qué son gemelas y parece mentira

Por -
Por qué son gemelas y parece mentira

Cuando alguien las conoce por primera vez, jamás imaginaría que son hermanas y mellizas. Lucy Aylmer es blanca, pelirroja, con pelo lacio y ojos azules. Maria es negra, tiene la melena rizada y los ojos marrones. Con un aspecto tan diferente, es difícil creerlo, pero por un raro capricho de la genética son lo que se conoce como gemelos bivitelinos.

Se define como gemelos bivitelinos al hecho de que dos óvulos han sido fecundados por dos espermatozoides en el mismo ciclo. Sin embargo, cada uno se desarrolla dentro de su propia bolsa amniótica y tiene su propia placenta.

Aunque estas chicas de Gloucester, Inglaterra se desarrollaron en la misma gestación y nacieron el mismo día, proceden de óvulos diferentes y, por tanto, no comparten la misma carga genética. A diferencia de los gemelos, que son idénticos ya que comparten la misma carga genética, los mellizos pueden ser muy distintos entre sí y no tendrían por qué tener el mismo color de cabello, ojos, piel o grupo sanguíneo.

Las jóvenes, que ahora tienen 18 años y cuya historia y fotografías se han hecho virales en pocas horas, aseguran que nadie cree que sean hermanas. "Incluso cuando nos vestimos igual no parecemos hermanas. Menos aún mellizas", dijeron al diario británico Daily Mail.

"Nuestros hermanos y hermanas tienen un tono de piel que se encuentra entre el mío y el de María. Nosotras somos el extremo opuesto del abanico de colores", añadió Lucy en sus declaraciones.

“Cuando hacemos amigos por primera vez, nunca creen que somos gemelas, e incluso nos han pedido que lo comprobemos con nuestros certificados de nacimiento”, comentaron a su vez a World Wide Features.

El nacimiento de estas hermanas en el año 1997 supuso una sorpresa para el matrimonio de Donna y Vince Aylmer, los padres de Lucy y Maria. Ella, de origen jamaicano y tez tostada y él, de piel y ojos claros, no esperaban que después de haber traído al mundo a tres hijos, vinieran gemelas y mucho menos de distinto color.

“Fue un shock para ella, porque, obviamente, cosas como el color de la piel no pueden verse en los estudios antes del nacimiento. Así que no tenía ni idea de que éramos tan diferentes. Cuando nos llevaron a sus brazos ella quedó sin palabras”, dijo Lucy a World Wide Features.

Lucy y María son tan diferentes que ni los gustos por las mismas cosas comparten. La primera está estudiando arte y diseño en la Universidad de Gloucester y la segunda, derecho en la Universidad de Cheltenham.

Un caso en un millón

Las probabilidades que una pareja de raza mixta tenga gemelos de diferentes colores son una en un millón. Se cree que el color de piel es determinado por hasta 7 genes diferentes. “Si una mujer es de raza mixta, por lo general sus óvulos tienen una mezcla del código genético para piel blanca y negra”, explicó el Dr. Richard Fisher, clínico genético del James Cook University Hospital.

“De forma que, un hombre de raza mixta tendrá una variedad de genes diferentes en sus espermatozoides. Cuando esos óvulos y esos espermatozoides se unen, crean un bebé de raza mixta. Pero, muy ocasionalmente, el óvulo o el espermatozoide de esta persona podrían contener códigos genéticos para un solo color de piel”, añadió. Si tanto el óvulo como el espermatozoide contienen genes blancos, el bebé será blanco. Y si los dos contienen las versiones necesarias para un color de piel negra, el bebé será negro.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad