SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

El ADN, ¿responsable de la felicidad conyugal?

Por HolaDoctor -
El ADN, ¿responsable de la felicidad conyugal?
CRÉDITO: THINKSTOCK

El secreto de la satisfacción marital y el por qué algunas relaciones de pareja funcionan y otras no, podría estar en el ADN según un estudio de la Universidad de California en Berkeley y la Universidad de Northwestern, que establece que existe una variante genética que afectan el modo en que las personas se enfrentan a las relaciones, contribuyendo o perjudicando la estabilidad del matrimonio.

La investigación publicada en la edición de octubre de la revista Emotion de la American Psychological Association (APA), descubrió que el gen 5-HTTLPR está implicado en la regulación de la serotonina, un neurotransmisor cerebral relacionado con el placer y los estados de ánimo, su variación genética sería la responsable de una mayor o menor satisfacción marital.

Características del estudio

Desde 1989 los investigadores estudiaron los genotipos de 156 parejas de mediana edad, cada cinco años eran examinadas, se codificaban sus conversaciones a partir de sus expresiones faciales, su lenguaje corporal, su tono de voz y los temas de discusión y eran entrevistadas para determinar su satisfacción con la pareja a lo largo de los años.

De acuerdo con los resultados, los participantes que tenían dos alelos 5-HTTLPR cortos resultaron ser más infelices en su matrimonio cuando en éste surgían emociones negativas, como la ira o el desprecio; y mucho más felices cuando surgían emociones positivas, como el humor y el afecto. Por el contrario, a los individuos con uno o dos de estos alelos alargados les afectaba menos el tono emocional de sus parejas.

Los cónyuges con dos alelos 5-HTTLPR cortos representaban el 17% de los individuos estudiados, en ellos, se estableció una fuerte correlación entre el tono emocional de sus conversaciones y sus sentimientos acerca de su matrimonio. El 83% restante tenía uno o dos alelos largos, por el contrario, la calidad emocional de sus interacciones tenía poca o ninguna relación con su satisfacción marital.

Genética no es una condena

Los científicos señalan que los resultados obtenidos no suponen que las parejas con variación genética en el 5-HTTLPR sean incompatibles. Pero sí podría ser que dos personas que tengan dos alelos cortos sean más propensas a prosperar en una buena relación, y a sufrir mucho en una mala.

El presente estudio podría ser el primero que relaciona la genética, las emociones y la satisfacción marital. "Un misterio sin resolver es lo que hace que las personas sintonicen con el clima emocional de su matrimonio mientras otras no son conscientes de dicho clima, explica el psicólogo de la UC Berkeley, Robert W. Levenson, autor principal del estudio en un artículo publicado por dicha Universidad.

"Los individuos con dos alelos cortos de esta variante del gen pueden ser como las flores de invernadero: florecerían en un matrimonio con un clima emocional bueno y se extinguirían cuando el clima emocional es negativo", señaló por su parte Claudia M. Haase, otra de las autoras de la investigación.

El divorcio en Estados Unidos

Mientras que las tasas de divorcio se han estabilizado en otras edades, e incluso han bajado, la tasa entre las personas mayores de 50 años se ha duplicado desde 1990, de acuerdo con los datos del Bowling Green State University, en Ohio. Eso es especialmente importante porque la mitad de la población casada es mayor de 50 años.

Hace medio siglo, sólo el 2,8 % de los estadounidenses mayores de 50 años estaban divorciados. En 2000, la cifra era del 11.8 %. Y en 2011, según la Encuesta de la Oficina del Censo de la Comunidad Americana, el 15.4 % estaban divorciados y otro 2.1 % estaban separados.

En cualquier estado civil, lo mejor es estar protegido. La Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio propone que la mayor cantidad de personas tenga cobertura de salud. Si tienes dudas sobre su alcance, obligaciones y costos, visita el Centro de Seguros Médicos, en donde hallarás respuestas simples a todas tus preguntas.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad