Quantcast

Publicidad

Editar mi perfil

En forma con Pilates

Por Leslie Rodríguez, RD, LD* -

En los últimos años, el Pilates se ha puesto muy de moda. Hasta las celebridades, los modelos y los atletas lo promueven y hablan de sus beneficios por televisión. Sin embargo, muchos de nosotros ni siquiera sabemos cómo pronunciar la palabra, mucho menos cómo se hace. (En inglés se pronuncia puh-LAH-teez). 

Haz ejercicios de espalda con los videos de MiDieta

Pilates tuvo su origen a finales de la década de 1920 gracias a un alemán llamado Joseph Pilates quien quería mejorar la flexibilidad y la fortaleza de todo el cuerpo sin crear volumen. Al principio, los bailarines usaban el método para hacer un acondicionamiento profundo del cuerpo y para rehabilitarse después de una lesión. Sin embargo, últimamente el “movimiento” Pilates ha arrasado al mundo y se promociona para ser usado por todos sin importar su condición física tanto en un gimnasio como en ¡vídeos para la casa! 

Aunque se conoce a Pilates como un ejercicio, en realidad se trata de una serie de movimientos controlados que supuestamente involucran tanto al cuerpo como a la mente. Los movimientos se centran en el “núcleo” del cuerpo, es decir, los músculos abdominales y los músculos de la espalda. Pilates fortalece la parte central del cuerpo desarrollando estabilidad en la pelvis y el control abdominal. Los ejercicios también mejoran la flexibilidad y la movilidad de las articulaciones y aumentan la fortaleza. 

En su forma original, el ejercicio se realiza usando un Reformer (Reformador) que es un aparato de madera con varios cables, poleas, resortes y planchas deslizantes. 

El Reformer es la base del Pilates. Después, se usa el peso del cuerpo como resistencia a medida que se realiza una serie de ejercicios progresivos que mejoran el rango del movimiento. Los ejercicios Pilates son de muy bajo impacto. 

Generalmente, las clases que usan este tipo de equipo las imparte un instructor en clases individuales o con dos o tres participantes. El instructor le recuerda constantemente a los participantes que deben usar los abdominales, la espalda, la parte superior de las piernas y los glúteos para así estabilizar la parte central del cuerpo. Los instructores diseñan las sesiones de ejercicio según las limitaciones de flexibilidad y de fuerza de los participantes. 

Si bien el equipo es una parte importante para un tipo de Pilates, existen otras variantes que no están limitadas por máquinas especializadas. Hoy en día, muchos gimnasios ofrecen clases de Pilates en el piso y existen vídeos en el mercado para hacerlos en casa. 

En este tipo de ejercicios también se enfatiza la estabilización y el fortalecimiento de los músculos de la espalda y los músculos abdominales sin usar el Reformer. (Si quieres usar el Reformer en casa, también puedes encontrar estas versiones en el mercado). 

Mente y cuerpo

Con frecuencia se relaciona al yoga con la meditación, pero la conexión entre la mente y el cuerpo es básica en el Pilates. Pilates no hace hincapié en muchas repeticiones en una sola dirección, por el contrario, cada movimiento de Pilates debe realizarse de manera muy precisa, con el control y la forma adecuados y en varios planos de movimiento. Estos ejercicios tienen el propósito de desarrollar músculos largos y fuertes, un abdomen plano y una espalda fuerte, además de mejorar la postura. Recuerda que para obtener mejores resultados también tienes que seguir una dieta balanceada y una rutina regular de ejercicios aeróbicos. 

Ahora que ya sabes lo que es Pilates quizás quieras intentarlo. Podría añadirle un poco de entusiasmo a tu rutina de ejercicios. 

Independientemente de lo que estés haciendo, realizar Pilates en un gimnasio o en la sala de tu casa es una manera excelente de ejercitar los músculos, mejorar la flexibilidad e incorporar el elemento mente/cuerpo en una sesión de ejercicios efectiva.

*Especialista en nutrición deportiva y actividad física de MiDieta™

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo