SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

El ejercicio y el cáncer de mama

Por HolaDoctor -
El ejercicio y el cáncer de mama

Una caminata diaria, unas cuantas brazadas en la piscina, una enérgica partida de fútbol: estudios sugieren que los ejercicios alargan la vida de las mujeres que sobreviven a un cáncer de mama, a medida que levantan su estado de ánimo.

"Los ejercicios proveen a estas mujeres con una herramienta que está a su disposición", afirmó la Dra. Cheryl Perkins, directora de asesoría médica en la Susan B. Komen Breast Cancer Foundation, una de las organizaciones más grandes del país que se dedica a la lucha contra la enfermedad.

Un estudio sin precedente que involucró a más de 2,100 mujeres, publicado a principios de año, encontró que incluso una cantidad moderada de ejercicio regular, como caminar durante media hora todos los días, podría reducir el riesgo de un cáncer de mama recurrente en un cuarto o una mitad. "El beneficio está correlacionado con la cantidad de ejercicios. Por tanto, mientras más ejercicios, mejor posibilidad de supervivencia", indicó Perkins. Las razones detrás de los efectos beneficiosos de una actividad física en la salud de la mama se desconocen todavía.

"Una de las teorías biológicas sobre por qué el ejercicio puede ser una buena herramienta para reducir o prevenir el riesgo de cáncer de mama, es que puede reducir el exceso de peso, y un exceso de peso es conocido por aumentar la circulación de estrógeno", señaló Perkins. Se piensa que los altos niveles de estrógeno en la circulación aumentan en gran medida el riesgo de cáncer de mama y su recurrencia en mujeres.

Sin embargo, puede haber otros factores involucrados, ya que "sabemos que la actividad física actúa directa e indirectamente" en la reducción de la enfermedad, sostuvo Debbie Saslow, directora del cáncer de mama y cáncer ginecológico de la American Cancer Society. Señaló que se ha demostrado que hacer ejercicios disminuye el riesgo de padecer otros cánceres, incluyendo tumores malignos en el colon, endometrial, renal y de esófago.

Las mujeres que están recibiendo algún tipo de quimioterapia deben consultar a su médico antes de empezar un régimen enérgico de ejercicios. "Algunos medicamentos de quimioterapia afectan las funciones cardiacas", afirmó Perkins. "Y algunos afectan la densidad de los huesos, especialmente en mujeres mayores, en que ya pueden existir problemas de densidad".

Puede que existan algunos límites en cuanto al movimiento excesivo o intenso del brazo entre pacientes que experimentan un tratamiento relacionado con hinchazón de los nodos linfáticos de las axilas, una condición llamada linfedema. "Debido al riesgo de linfedema, no recomendamos que los pacientes se sometan a un programa pesado de levantamiento de pesas", afirmó Saslow.

Aún así, para la mayoría de los supervivientes de cáncer de mama que atraviesan la etapa activa de tratamiento en su cuidado, "no hay límites en cuanto a la capacidad de hacer ejercicios de manera enérgica", indicó. Por supuesto, hacer ejercicios puede ser un tónico para la mente y el cuerpo. "Simplemente aumenta su sensación de bienestar", explicó Perkins. "Ayuda a incrementar su resistencia a largo plazo. Es bueno en muchos niveles".

Perkins debe saber, desde que ella misma es una superviviente del cáncer de mama a largo plazo. Considera que hacer ejercicios de manera regular la ayudó a mantenerse en forma en su lucha contra la enfermedad. "Siempre he estado activa físicamente, y salgo todos los días. Tengo dos perros wirehaired fox terriers y se mueven un montón. Esa es una razón para moverme, incluso cuando no quiero" sostuvo. "Y te hace sentir mejor".

Es bueno que la Komen Foundation patrocine el maratón anual "Race for the Cure" en ciudades a través de todo EE.UU., reclutando el corazón, las manos y los pies de las supervivientes del cáncer de mama y de sus seres queridos, en un esfuerzo por recaudar dinero para la investigación. "Ese es el símbolo visual de todo esto", sostuvo Perkins. "Hay muchas cosas que no sabemos sobre el cáncer de mama, qué lo causa, qué aumenta el riesgo y qué no", apuntó. "Pero hacer ejercicios es algo que una mujer puede hacer, y hay evidencia por montones de que es algo que puede reducir el riesgo y puede hacer una gran diferencia en la supervivencia".

Artículo por HealthDay, traducido por DrTango Inc.

Derecho de Autor © 2004 ScoutNews, LLC. Todos los derechos reservados.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad