SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Crearán píldora para imitar los beneficios del ejercicio

Por -
Crearán píldora para imitar los beneficios del ejercicio

Faltan al menos 10 años para desarrollarla, pero los expertos ya están trabajando para obtener una sustancia química que imite lo que se logra en el gimnasio. Esto puede ayudar a que las personas que no pueden hacer actividad física puedan obtener los beneficios de todos modos.

Muchas veces, en medio de transpirar corriendo en la cinta o padecer levantando pesas, uno se pregunta si realmente haría semejante esfuerzo si hubiera una pastilla capaz de endurecer o hacer crecer los músculos. Esta solución instantánea no sería algo privativo de las series del futuro, ya que los científicos parecen haber hallado el proceso que hace reaccionar las moléculas con el ejercicio físico. 

El hallazgo fue publicado el 2 de octubre en el journal Cell Metabolism, y demuestra que el ejercicio produce 1,004 cambios moleculares en los músculos. El doctor Nolan Hoffman, autor principal e investigador de la Escuela de Biociencia Molecular de la Universidad de Sydney, explica que el reto es identificar los cambios más relevantes, para que se puedan replicar en forma artificial mediante drogas o sustancias químicas.

Según explicó el investigador a la publicación australiana Quartz, desde hace bastante tiempo se sabe que el ejercicio dispara muchas señales en el organismo. Y un grupo de expertos de las Universidades de Sydney y Copenhague trabajaron en conjunto para crear un mapa que las describiera con mayor detalle.

Hoy pueden decir que entienden más su complejidad, que involucra al menos 1,004 efectos en el organismo. Durante la investigación utilizaron una técnica llamada espectómetro de masas, que les permitió estudiar los cambios observados en las proteínas de los músculos antes y después de hacer ejercicio. 

Contaron con la colaboración de cuatro hombres sanos no entrenados, a los que se les hizo una biopsia muscular antes de hacer ejercicio. Luego se les pidió que anduvieran en una bicicleta fija durante 10 minutos, con la mayor intensidad posible,. Al finalizar, se les sacó una segunda muestra de músculo.

Los expertos saben que es complejo lograr que una sola droga replique el millar de efectos causados por el ejercicio. Por eso en principio buscarán los cambios biológicos más significativos antes de intentar desarrollar el fármaco. Obtener el “rastro” que deja el ejercicio en el organismo les tomó a los expertos algo más de tres años, y estiman que pasaran otros diez antes de poder obtener una píldora que imite sus efectos.

Si bien puede parecer que esta droga sería “apta para holgazanes”, Hoffman explicó que en realidad podría ayudar a los adultos mayores y a las personas con obesidad, diabetes tipo 2 o enfermedades cardiovasculares que no pueden hacer ejercicio. El tratamiento podría mejorar la vida de los que no pueden hacer actividad física y obtener sus beneficios mediante un estímulo de origen químico.  

¿Cuáles son los beneficios del ejercicio físico?

Las ventajas son múltiples. 

  • Ayuda al corazón: la Biblioteca Nacional de Medicina dependiente de los Institutos Nacionales de la Salud de EE.UU. señala que al hacer actividad física con frecuencia se fortalece el corazón, y al bombear más sangre se disminuye el riesgo de padecer una enfermedad cardiaca.
  • Aleja la diabetes: de acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), la dieta y el ejercicio moderado pueden prevenir o demorar la aparición de la diabetes tipo 2 en la población adulta de alto riesgo.
  • Previene el cáncer: hacer ejercicio acelera el paso de los desechos por los intestinos, y ayuda a prevenir el riesgo de desarrollar cáncer de colon. También previene el cáncer de próstata, y al regular los niveles hormonales, puede contribuir a alejar el cáncer de mama.
  • Mejor salud mental y memoria: al hacer ejercicio se reduce el estrés, la ansiedad e incluso las fobias y los ataques de pánico. Además, es efectivo para los problemas de depresión. Un estudio del Centro de Salud Cerebral de la Universidad de Texas, en Dallas, EE.UU. concluyó que ayuda a la memoria al reducir las consecuencias biológicas como las cognitivas del envejecimiento.
  • Huesos sanos: según el Centro Nacional de Información sobre Osteoporosis y las Enfermedades Óseas, al ejercitarse se alcanza una mayor densidad ósea que ayuda a fortalecer los huesos y previene la aparición de la osteoporosis y riesgo de fracturas. 
  • Mejor sueño: de acuerdo con la Fundación Estadounidense del Sueño, hacer ejercicio por la tarde puede contribuir a que tengas un sueño más profundo y un descanso reparador. 
  • Mejor sexo: tras estudiar a más de 31.000 hombres, investigadores de la Escuela de Salud Pública de Harvard concluyeron que quienes se mantienen activos físicamente presentaban 30% menos de riesgo de disfunción eréctil, a diferencia de quienes hacen poca o nula actividad física.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad