SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Reparación de gastrosquisis

Por A.D.A.M. -

Definición

La reparación de gastrosquisis es la cirugía para corregir un defecto congénito que causa una abertura en la piel y los músculos que cubren el vientre (pared abdominal). La abertura permite que los intestinos y algunas veces otros órganos protruyan por fuera del abdomen.

Nombres alternativos

Reparación del defecto de la pared abdominal

Descripción

El objetivo de la cirugía es reubicar de nuevo los órganos en el abdomen del bebé y reparar el defecto, de ser posible.

Una vez que el bebé haya nacido, el cirujano esperará hasta que el bebé esté estable para realizar la cirugía, lo cual puede llevar de 7 a 10 días. Durante este tiempo, se utilizará una bolsa plástica, llamada silo, para devolver la mayor parte de los intestinos y otros órganos del bebé hacia su abdomen.

La cirugía se lleva a cabo de la siguiente manera:

  • El bebé recibe anestesia general. Este es un medicamento que permite que su bebé se duerma y que no sienta dolor durante la operación.
  • El cirujano examina detenidamente el intestino (entrañas) del bebé en busca de signos de daño u otros defectos congénitos. Se extirpan las partes afectadas. Los bordes sanos se juntan con sutura (puntos). El cirujano reubicará de nuevo dentro del abdomen todos los órganos abdominales que estén por fuera del vientre.
  • Los órganos que están fuera del abdomen se colocan de nuevo dentro del abdomen.
  • Se repara la abertura en la pared del abdomen, de ser posible.

Se pueden necesitar más cirugías posteriormente para reparar los músculos en el abdomen del bebé.

Por qué se realiza el procedimiento

La gastrosquisis es una afección potencialmente mortal. Necesita tratamiento lo más pronto posible después del nacimiento para que los órganos del bebé se puedan desarrollar y estar protegidos dentro del abdomen.

Riesgos

Los riesgos de la anestesia y la cirugía en general son:

  • Reacciones alérgicas a los medicamentos
  • Problemas respiratorios
  • Sangrado
  • Infección

Los riesgos de la reparación de gastrosquisis son:

  • Problemas respiratorios si la zona ventral (espacio abdominal) del bebé es más pequeña de lo normal. El bebé puede necesitar un tubo respiratorio y un respirador durante unos días o semanas después de la cirugía.
  • Inflamación del tejido que recubre la pared del abdomen y cubre los órganos abdominales.
  • Lesión a órganos.
  • Problemas con la digestión y la absorción de nutrientes a partir de los alimentos, si un bebé tiene mucho daño al intestino delgado.
  • Parálisis (los músculos dejan de moverse) temporal del intestino delgado.

Antes del procedimiento

La gastrosquisis usualmente se ve en una ecografía antes de que el bebé nazca. La ecografía puede mostrar asas del intestino flotando libremente por fuera del vientre del bebé.

Después de que se encuentre la gastrosquisis, se le hará un seguimiento muy minucioso al bebé para verificar que esté creciendo.

El bebé debe nacer en un hospital que cuente con una unidad de cuidados intensivos neonatales (UCIN) y un cirujano pediátrico. La UCIN está preparada para manejar emergencias que ocurran durante el nacimiento. Un cirujano pediátrico tiene entrenamiento especial en cirugías para bebés y niños. La mayoría de los bebés que tienen gastrosquisis nacen por cesárea.

Inmediatamente después del nacimiento:

  • Los órganos que están por fuera del cuerpo del bebé se cubrirán con un vendaje estéril, tibio y húmedo o con una bolsa plástica estéril.
  • Se introducirá una sonda nasogástrica (NG) a través de la nariz o la boca del bebé hasta el estómago para mantener el estómago vacío. Esto evita que el bebé se ahogue o se broncoaspire con los contenidos estomacales.

Después del procedimiento

Después de la cirugía, el bebé recibirá atención en la UCIN. Al bebé lo dejarán en una cama especial llamada Isolette (cuna de procedimiento) que tiene una incubadora para mantenerlo caliente.

El bebé posiblemente necesite estar con un respirador hasta que la hinchazón de órganos haya disminuido y el tamaño de su zona abdominal haya aumentado.

Otros tratamientos que su bebé probablemente necesitará después de la cirugía son:

  • Una sonda nasogástrica (NG) puesta a través de la nariz para vaciar el estómago y mantenerlo así
  • Antibióticos
  • Líquidos y nutrientes a través de una vena
  • Oxígeno
  • Analgésicos

Las alimentaciones se empiezan a través de la sonda nasogástrica tan pronto como se reanuda la función intestinal del bebé después de la cirugía. Las alimentaciones por vía oral empezarán muy lentamente. El bebé puede comer de manera lenta y puede necesitar terapia de alimentación, mucho estímulo y tiempo para recuperarse después de una alimentación.

La estadía promedio en el hospital va desde unas cuantas semanas hasta unos meses. Usted posiblemente se pueda llevar al bebé para su casa una vez que esté tomando todos los alimentos por vía oral y aumentando de peso.

Expectativas (pronóstico)

Después de llegar a casa, su hijo puede padecer un bloqueo en los intestinos (obstrucción intestinal) debido a un retorcimiento o cicatriz en los intestinos. Su médico puede decirle cómo va a tratar este bloqueo.

La mayoría de las veces, la gastrosquisis puede corregirse con una o dos cirugías. El pronóstico del bebé dependerá de cuánto daño se presentó en el intestino.

Después de la recuperación de la cirugía, la mayoría de los niños con gastrosquisis evolucionan muy bien y llevan vidas normales. La mayoría de los bebés que nacen con gastrosquisis no tienen ninguna otra anomalía congénita.

Referencias

Islam S. Advances in surgery for abdominal wall defects: Gastroschisis and omphalocele. Clin Perinatol. 2012;39:375-86. PMID: 22682386 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22682386.

Klein MD. Congenital defects of the abdominal wall. In: Coran AG, ed. Pediatric Surgery. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2012;chap 75.

 

Publicidad