SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Reconstrucción del ligamento cruzado anterior (LCA)

Por A.D.A.M. -

Definición

Es una cirugía para reconstruir el ligamento que se encuentra en el centro de la rodilla. El ligamento cruzado anterior (LCA) mantiene al hueso de la espinilla (tibia) en su lugar. Una ruptura de este ligamento puede provocar que la rodilla se afloje durante la actividad física.

Nombres alternativos

Reparación del ligamento cruzado anterior

Descripción

La mayoría de las personas recibe anestesia general inmediatamente antes de la cirugía. Esto significa que estará dormido y sin dolor. También se pueden usar otros tipos de anestesia, como la anestesia regional o un bloqueo, para esta cirugía.

El tejido que reemplazará el LCA dañado proviene de su propio cuerpo o de un donante. Un donante es una persona que ha muerto y que, antes de morir, decidió dar todo o parte de su cuerpo para ayudar a otros.

  • El tejido tomado del propio cuerpo se denomina autoinjerto. Los dos lugares más comunes para tomar el tejido son un tendón de la rótula o un tendón de la corva. Este último corresponde al músculo por detrás de la rodilla.
  • El tejido tomado de un donante se denomina aloinjerto.

El procedimiento por lo regular se realiza por medio de una artroscopia de rodilla. En este procedimiento se inserta una cámara diminuta dentro de la rodilla a través de una pequeña incisión quirúrgica. La cámara va conectada a un monitor de video en el quirófano. El cirujano la utilizará para revisar los ligamentos y otros tejidos de la rodilla.

El cirujano hará otras pequeñas incisiones alrededor de la rodilla e introducirá otros instrumentos médicos. Asimismo, reparará cualquier daño encontrado y luego reemplazará el LCA siguiendo estos pasos.

  • El ligamento viejo se retira utilizando una rasuradora u otros instrumentos.
  • Si se va a usar su propio tejido para hacer el nuevo ligamento cruzado anterior, el cirujano hará una incisión más grande, a través de la cual extraerá luego este tejido.
  • El cirujano hará túneles en el hueso para pasar el nuevo tejido. El nuevo tejido estará en el mismo lugar del LCA viejo.
  • El cirujano fijará el nuevo ligamento al hueso con tornillos u otros dispositivos para mantenerlo en su lugar. A medida que sana, los túneles del hueso se llenan. Esto sujeta el nuevo ligamento en su lugar.

Al final de la cirugía, el cirujano cerrará las incisiones con suturas (puntos) y les colocará un apósito. Durante el procedimiento, la mayoría de los cirujanos toman imágenes desde el monitor de video, de manera que usted pueda ver lo que se encontró y lo que se hizo.

Por qué se realiza el procedimiento

Si un LCA dañado no se reconstruye, su rodilla puede seguir siendo inestable. Esto aumenta la probabilidad de una ruptura de meniscos. La reconstrucción del LCA se puede recomendar para estos problemas de rodilla:

  • Rodilla que se afloja o se siente inestable durante las actividades diarias.
  • Dolor de rodilla.
  • Incapacidad para continuar practicando deportes u otras actividades.
  • Cuando otros ligamentos también están dañados.
  • Cuando hay una ruptura de meniscos.

Antes de una cirugía, hable con su proveedor de atención médica sobre el tiempo y el esfuerzo que tomará la recuperación. Usted deberá seguir un programa de rehabilitación durante 4 a 6 meses. Su capacidad de volver a la actividad normal depende de su cumplimiento con el programa de rehabilitación.

Riesgos

Los riesgos de cualquier anestesia son:

Los riesgos de cualquier cirugía son:

Otros riesgos de esta cirugía pueden incluir:

  • Coágulo de sangre en la pierna
  • Incapacidad del ligamento para sanar
  • Falta de efectividad de la cirugía para aliviar los síntomas
  • Lesión a un vaso sanguíneo cercano
  • Dolor en la rodilla
  • Rigidez de la rodilla o pérdida del rango de movimiento
  • Debilidad de la rodilla

Antes del procedimiento

Coméntele siempre a su proveedor de atención médica qué fármacos está tomando, incluso medicamentos, suplementos o hierbas que haya comprado sin una receta.

Durante las 2 semanas antes de la cirugía:

  • Le pueden solicitar que deje de tomar fármacos que dificultan la coagulación de la sangre. Ellos abarcan ácido acetilsalicílico (aspirin), ibuprofeno (Advil y Motrin), naproxeno (como Aleve y Naprosyn) y otros fármacos.
  • Pregúntele a su proveedor de atención qué fármacos debe tomar incluso el día de la cirugía.
  • Si tiene diabetes, cardiopatía u otras afecciones, el cirujano le pedirá que acuda a un proveedor de atención que trate estas enfermedades.
  • Coméntele al proveedor de atención si usted ha estado bebiendo mucho alcohol, más de 1 o 2 tragos al día.
  • Si fuma, trate de dejar el hábito. Fumar puede retardar la consolidación de huesos y cicatrización de heridas. Pida ayuda a su proveedor de atención si la necesita.
  • Siempre hágale saber a proveedor de atención si tiene un resfriado, gripe, fiebre, brote de herpes o cualquiera otra enfermedad que usted pueda tener antes de la cirugía.

En el día de la cirugía:

  • Con frecuencia se le solicitará no beber ni comer nada durante 6 a 12 horas antes del procedimiento.
  • Tome los fármacos que le recomendaron con un sorbo pequeño de agua.
  • Le dirán a qué hora debe llegar al hospital.

Después del procedimiento

La mayoría de las personas pueden irse a casa el día de la cirugía. Tal vez tenga que usar una abrazadera de rodilla durante las primeras 1 a 4 semanas. Posiblemente también necesite muletas por 1 a 4 semanas. A la mayoría de las personas se les permite mover la rodilla inmediatamente después de la cirugía. Esto puede ayudar a prevenir la rigidez. Puede ser necesario un medicamento para manejar el dolor.

La fisioterapia puede ayudar a muchas personas a recobrar el movimiento y la fuerza en la rodilla. La terapia puede durar de 4 a 6 meses.

El tiempo que le tomará regresar a trabajar dependerá del tipo de labor que realice. Puede ir desde unos días hasta unos meses. Regresar por completo a las actividades y a los deportes por lo regular toma de 4 a 6 meses.

Pronóstico

La reconstrucción del LCA normalmente es muy efectiva. Un LCA roto solía acabar con las carreras de muchos atletas. Ahora, los mejoramientos en la cirugía y en la rehabilitación brindan resultados mucho mejores. Estos mejoramientos incluyen:

  • Menos dolor y rigidez
  • Menos complicaciones con la propia cirugía
  • Recuperación más rápida

Referencias

Micheo W, Amy E, Sepuleveda F. Anterior cruciate ligament tear. In: Frontera, WR, Silver JK, Rizzo TD, eds. Essentials of Physical Medicine and Rehabilitation. 3rd ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 63.

Niska JA, Petrigliano FA, McAllister DR. Anterior Cruciate Ligament Injuries (Including Revision). In: Miller MD, Thompson SR, eds. DeLee and Drez's Orthopaedic Sports Medicine. 4th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 98.

Phillips BB, Mihalko MJ. Arthroscopy of the lower extremity. In: Canale ST, Beaty JH, eds. Campbell's Operative Orthopaedics. 12th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Mosby; 2013:chap 51.

 

Publicidad