SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

El trasplante de células madres aumentaría la enfermedad cardiaca

Por HealthDay -

La quimioterapia y la radiación anteriores al trasplante se relacionan con un mayor peligro

MIÉRCOLES, 3 de octubre (HealthDay News) -- Las personas que se someten a un trasplante de células madre extraídas de la médula ósea, la sangre en circulación o la sangre del cordón umbilical tienen más probabilidades de desarrollar factores de riesgo de la enfermedad cardiaca como hipertensión, diabetes y colesterol alto, afirma un estudio reciente.

Investigadores de la Sociedad Americana de Hematología (American Society of Hematology) anotaron que los pacientes tratados con quimioterapia o radiación antes de estos trasplantes, conocidos como "trasplante de células hematopoyéticas" o TCH, tenían un riesgo significativamente más alto de enfermedad cardiaca más adelante.

"Aunque sabemos que la enfermedad cardiaca es un problema real para los supervivientes de TCH, el tamaño pequeño de las muestras y la falta de seguimiento a largo plazo de estudios anteriores solo nos han permitido observar una pequeña pieza del rompecabezas sobre cómo esta afección crónica se desarrolla en estos pacientes", comentó en un comunicado de prensa de la sociedad el primer autor del estudio, el Dr. Saro Armenian, director médico de la Clínica de Supervivencia Pediátrica del Programa de Supervivencia al Cáncer de City of Hope en Duarte, California.

"Nuestro estudio buscaba determinar mejor los factores específicos antes y después del trasplante que pueden llevar a la enfermedad cardiaca en un gran grupo de pacientes de trasplante", explicó Armenian.

Para llevar a cabo el estudio, los investigadores examinaron los expedientes médicos de casi 1,900 recipientes de trasplantes de células hematopoyéticas para identificar los factores que podrían afectar el desarrollo de factores de riesgo de la enfermedad cardiaca. Los trasplantes se llevaron a cabo entre 1995 y 2004, y los pacientes sobrevivieron al menos un año tras el tratamiento.

Los investigadores consideraron la exposición de los pacientes a la quimioterapia o la radiación antes del trasplante, el tipo de trasplante de células hematopoyéticas y si habían sido tratados por una complicación grave del trasplante conocida como enfermedad del injerto contra el anfitrión.

Usando datos de la Encuesta nacional de examen de salud y nutrición de EE. UU., los investigadores también proyectaron las tasas de factores de riesgo de enfermedad cardiaca de la población general.

Hallaron que la hipertensión, la diabetes y el colesterol alto eran más comunes entre los supervivientes a largo plazo de los trasplantes de células madre generadoras de sangre.

El riesgo de desarrollar diabetes fue 1.5 veces más elevado entre los supervivientes a los trasplantes de células hematopoyéticas que se sometieron a radioterapia de todo el cuerpo. Su riesgo de colesterol fue 1.4 veces más alto. Los investigadores anotaron que esto sucedió independientemente del tipo de trasplante de células generadoras de sangre que los pacientes recibieron.

Aunque no está claro por qué la radiación de todo el cuerpo aumentó el riesgo de diabetes y colesterol alto de los pacientes, estudios anteriores han mostrado que la radiación abdominal podría contribuir a la resistencia a la insulina y a un aumento en la grasa abdominal en los pacientes de cáncer.

Tras examinar los datos sobre el tipo de trasplante que los pacientes recibieron, los investigadores hallaron que los que habían recibido células madre de un donante tenían un riesgo mucho más elevado de desarrollar hipertensión, diabetes o colesterol alto que los pacientes que habían recibido células generadoras de sangre de su propio organismo.

El estudio también halló que 45 por ciento de los pacientes que recibieron células madre donadas desarrollaron hipertensión, casi 21 por ciento desarrollaron diabetes y 50 por ciento desarrollaron colesterol alto en un plazo de diez años. Mientras tanto, apenas 32 por ciento de los que recibieron células madre de sus propios cuerpos tuvieron hipertensión, alrededor de 16 por ciento tuvieron diabetes, y 43 por ciento tuvieron colesterol alto en un plazo de diez años tras el trasplante.

Los pacientes que recibieron células madre donadas y también fueron tratados por enfermedad del injerto contra el anfitrión tuvieron el riesgo más elevado de desarrollar factores de riesgo de la enfermedad cardiaca. Los investigadores hallaron que casi el 55 por ciento de esos pacientes desarrollaron hipertensión, poco menos del 26 por ciento desarrollaron diabetes, y alrededor de 53 por ciento desarrollaron colesterol alto durante la década del estudio.

Esos pacientes también desarrollaron factores de riesgo de enfermedad cardiaca más rápidamente que los demás pacientes, anotaron los autores del estudio. El tiempo medio para el desarrollo de hipertensión y colesterol alto fue de apenas 2.5 meses. Pero las personas que recibieron sus propias células madre desarrollaron hipertensión tras un periodo medio de 3.7 años, y colesterol alto tras un periodo medio de 1.6 años.

El estudio también reveló que los recipientes de células madre donadas también desarrollaron diabetes más de dos años antes que los demás pacientes de trasplante de células hematopoyéticas.

Los investigadores añadieron que 115 de los participantes del estudio desarrollaron enfermedad cardiaca a un ritmo promedio de cuatro años tras el trasplante de células madre. Tras diez años, casi el 8 por ciento de los pacientes tenían enfermedad cardiaca. La tasa superó el once por ciento en los pacientes con factores de riesgo de enfermedad cardiaca. El estudio también mostró que la tasa alcanzó el 18 por ciento entre los pacientes que habían recibido anteriormente tratamiento por quimioterapia o radioterapia.

"Nuestros hallazgos muestran que el proceso de recibir un trasplante de células madre en sí aumenta el riesgo de un recipiente de desarrollar enfermedad cardiaca", apuntó Armenian en el comunicado de prensa. "Sin embargo, factores como el tipo de trasplante y si el receptor fue tratado por [enfermedad del injerto contra el anfitrión] también pueden aumentar el riesgo de enfermedad cardiaca del superviviente".

"Los resultados de este estudio demuestran la importancia de estrategias de intervención que puedan ayudar a mitigar estos factores de riesgo modificables de enfermedad cardiaca en los receptores de trasplantes antes y después del trasplante, y esperamos que puedan servir como base para la creación de un modelo predictivo para identificar a los pacientes con el mayor riesgo de desarrollar enfermedad cardiaca".

El estudio aparece en la edición en línea del 3 de octubre de la revista Blood.

Aunque el estudio halló una asociación entre ciertos factores en los pacientes de trasplantes de células madres y un mayor número de factores de riesgo de la enfermedad cardiaca, no probó que exista una relación causal.

Más información

Los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU. ofrecen más información sobre los trasplantes de células madre.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad