SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Trasplante fecal: heces que sanan

Por -
Trasplante fecal: heces que sanan
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

Ante la ineficacia de los antibióticos convencionales para tratar algunas infecciones recurrentes como la Clostridium difficile (ICD), los médicos recurren a otras terapias nuevas, y el trasplante de materia fecal es una de ellas. Ya se está implementando en la Clínica Mayo y una experta de allí nos cuenta de qué se trata.

Puede sonar asqueroso, e incluso provocar rechazo, pero las heces pueden resultar en algunos casos, más eficaces que ciertos antibióticos. Uno de los problemas intestinales más difíciles de erradicar, la infección causada por la bacteria Clostridium difficile (ICD), hoy cuenta con una mayor esperanza de cura a través del trasplante fecal.

La Doctora María Vázquez Roque (foto debajo), profesora asistente en gastroenterología y hepatología de la Clínica Mayo de Jacksonville, donde se implementa la alternativa en determinados pacientes, nos explicó, en entrevista con HolaDoctor, cómo se lleva a cabo y qué ventajas tiene este tratamiento.

"El concepto es insertar heces de una persona sana en una persona enferma para curar una determinada enfermedad" dijo la experta.

"La meta es reconstituir la homeostasis microbiana normal del intestino y romper el ciclo de agentes antibióticos que alteran el microbioma", explicó Vázquez Roque. Y agregó que no es algo nuevo, sino que hay registros de que en la antigua China, ya se utilizaba esta técnica para curar.

¿Qué sucede con los pacientes, les provoca asco? “No, hay que pensar que las personas que llegan a esto ya han pasado por infecciones ICD repetidas y han tomado varios antibióticos sin obtener buenos resultados. Viven semanas con diarrea y fiebre, y desean curarse, por eso vencen esa barrera”,  dijo Vázquez.

El donante debe ser una persona sana a la que se le hacen rigurosos exámenes de salud y no debe padecer ninguna enfermedad como desórdenes metabólicos o problemas autoinmunes, y lo más frecuente es que sea un familiar sano del paciente que recibirá el trasplante.

Este tratamiento nuevo, que se lleva a cabo desde hace algo más de dos años en la Clínica Mayo, es considerado experimental por parte de la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) y aún no está aprobado.

Se realiza a través de colonoscopía, y al consultarle si es costoso, Vázquez señaló que “cuesta alrededor de un 8% más que una colonoscopía común, porque eso cubre el procesamiento de la excreta para hacer luego el trasplante”. Algunas aseguradoras, no todas, cubren el costo de la colonoscopía y el paciente debe asumir el costo extra.

La ICD en EE.UU.

La Clostridium difficile, que povoca diarrea acuosa, fiebre, pérdida del apetito, náusea, dolor y sensibilidad abdominal, es un ejemplo de lo que sucede cuando se altera el microbioma.

La incidencia anual de las ICD, también llamada C. Diff, es de 500,000 casos EE.UU., con una mortalidad de 15,000 a 20,000 personas. Un gran problema es que tiene tasas de recurrencia del 10 al 20% después del episodio inicial y entre el 40- 65% de estos pacientes, tendrán ICD aún después de haberse tratado con antibióticos, y esto “implica altos costos para los sistemas de salud, que se estiman en por lo menos, un billón de dólares al año” dijo la experta.

La ICD se trata con dos antibióticos, el Metronidazol y la Vancomicina, y aunque se usan en algunos casos, no hay estudios que justifiquen el uso de probióticos, sales biliares y lavados intestinales para el tratamiento. “Pero hay casos en que todos los intentos fallan y al probar con el trasplante de microbiota fecal, se han obtenido resultados sorprendentes” declaró la experta de Clínica Mayo.

Después de conocer esos datos, está claro que es muy importante abrir la mente y dejar de lado los prejuicios para aceptar esta alternativa. ¿Cómo se lleva a la práctica un trasplante de este tipo? le preguntamos. “En un recipiente, se recoge una muestra fresca de heces del donante a temperatura ambiente y se procesa en una unidad especial.

El paciente se prepara y el trasplante se realiza con el colonoscopio, que permite colocar el material fecal en el íleon terminal y en el ciego” explicó Vazquez Roque.

Otras enfermedades que se pueden tratar

Según la facultativa, se han hecho estudios para aplicar este trasplante en otros males como estreñimiento o constipación crónica (CC) y se obtuvieron muy buenos resultados.

“En la actualidad -dijo Vázquez Roque- hay estudios clínicos evaluando el trasplante fecal como posible terapia en casos de: síndrome de intestino irritable, enfermedad inflamatoria intestinal y también para la obesidad y las alteraciones metabólicas”.

La Dra. Vázque Roque cree que esta alternativa tiene mucho futuro. “Ya se está probando la posibilidad de hacer este tratamiento con cápsulas de heces químicamente manipuladas, que ha dado buenos resultados en estudios preliminares. Y otras investigaciones se están por desarrollar también” declaró entusiasmada.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad