SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

¿Por qué no internaron de urgencia al paciente con Ébola?

Por -
¿Por qué no internaron de urgencia al paciente con Ébola?

Thomas Eric Duncan, el paciente que llegó a Texas desde Liberia el 20 de septiembre portando el Virus del Ébola fue al hospital a los cuatro días de arribar, con síntomas. En la emergencia le dieron antibióticos y lo mandaron a su casa. A los dos días, volvió en estado más grave y lo internaron. Autoridades cuestionan que no se le haya preguntado la primera vez si había realizado recientemente un viaje a África.

Esos dos días en los que el paciente estuvo fuera del hospital pero ya enfermo abrieron una ventana de oportunidad para que haya infectado a otras personas que lo pueden haber estado atendiendo.

En el Texas Health Presbyterian Hospital, médicos de la sala de urgencias, adonde fue el hombre el 24 de septiembre le prescribieron antibióticos asumiendo que tenía una infección común. Y lo enviaron de nuevo a casa.

En una conferencia de prensa en Texas el miércoles 1 de octubre, el doctor Mark Lester, de la administración del hospital, informó que el hombre había dicho que acababa de regresar de Liberia en su primera visita a la sala de emergencias. Pero la enfermera a la que se lo dijo no transmitió la información.

Esto impidió que se prendiera inmediatamente una luz de alarma. Lo que habría reducido muchísimo la posibilidad de contagios.

Liberia, de donde venía este paciente, es uno de los países más afectados por el brote de Ébola, un grave virus hemorrágico que tiene de un 60 a 90% de mortalidad.

Los miembros de la familia de este paciente —del cual todavía no se sabe el nombre— están siendo monitoreados para ver si alguno de ellos presenta síntomas. Entre ellos hay niños, dijo Rick Perry, el gobernador de Texas, quien participó de la conferencia. Este período de control se prolongará por 21 días, lo máximo que puede durar el período de incubación.

El doctor Thomas Frieden, director de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) dijo que los médicos deben estar atentos a cualquier síntoma por el cual pueda sospecharse una infección por el virus del Ebola, y preguntarle al paciente si ha viajado a zonas afectadas.

No creer que el Ebola no tocará jamás a la puerta de los hospitales locales, como de hecho ya ocurrió.

Frieden dijo que si una persona presenta síntomas hay que contactar inmediatamente a los CDC, a la línea 800-CDC-INFO. También llamar a los oficiales de salud de Texas que están trabajando en todos los posibles aspectos de riesgo en este caso. Lo primero que hay que informar es si se acaba de volver de un viaje a Africa.

El virus del Ebola causa una grave fiebre hemorrágica que tiene de un 60 a 90% de mortalidad. Provoca fuertes sangrados y diarreas que deshidratan y debilitan al paciente en pocos días. Hasta el momento, no existe una vacuna preventiva o una droga para tratar el virus, pero sí medicinas experimentales como Zmapp que se muestran prometedoras.

Este virus se registró por primera vez en Zaire en 1976. Hasta ahora, los casos se habían confinado a la zona este del continente y a lugares selváticos más remotos. Pero el virus surgió en la región occidental y llegó a las grandes capitales. Los países más afectados son Guinea, Liberia y Sierra Leona.

Los CDC contabilizan hasta el momento un total de 3,091 muertes con más de 6,000 casos diagnosticados.

Si bien no hay un tratamiento específico, sí se puede curar con terapias paliativas, que mantienen el paciente hidratado y con sus signos vitales balanceados hasta que el propio organismo logra erradicar el virus.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad