SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Vinculan analgésicos recetados durante el embarazo con defectos congénitos

Vinculan analgésicos recetados durante el embarazo con defectos congénitos

Investigadores observaron un incremento modesto en el riesgo, pero el peligro para cualquier mujer en particular sigue siendo pequeño

MIÉRCOLES, 2 de marzo (HealthDay News/HolaDoctor) -- Las futuras madres que toman analgésicos opiáceos recetados como la codeína, la hidrocodona o la oxicodona (Oxycontin) podrían incrementar el riesgo de defectos congénitos en sus bebés, según un informe del gobierno de EE.UU.

Tomar estos tres tipos de analgésicos justo antes del embarazo o en las primeras etapas del embarazo se relacionó con un riesgo modesto de defectos congénitos cardiacos en un estudio poblacional en curso, de acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

El riesgo de espina bífida, hidrocefalia, glaucoma congénito y gastrosquisis también fue mayor, señaló el informe.

"Las mujeres embarazadas o que planean quedar embarazadas deben saber que existen riesgos asociados con el uso de analgésicos recetados", apuntó el Dr. Thomas R. Frieden, director de los CDC, en un comunicado de prensa de la agencia. "Por tanto, sólo deben tomar medicamentos que son esenciales, siempre que lo consulten con su médico".

En el estudio de datos de diez estados, los investigadores de los CDC encontraron que entre el dos y tres por ciento de las madres entrevistadas tomaron analgésicos opiáceos antes de quedar embarazadas o al principio del embarazo. No se evalúo el uso ilícito de analgésicos.

Para estas mujeres, el riesgo de tener un bebé con síndrome del corazón izquierdo hipoplásico, un defecto congénito crítico, fue de casi el doble que para las mujeres que no tomaron medicamentos opiáceos.

Cerca de 40,000 niños nacen cada año con defectos cardiacos congénitos en Estados Unidos. Muchos de estos bebés mueren al cabo de un año, mientras que los que sobreviven deben pasar por largas estancias hospitalarias, múltiples operaciones y tratamientos continuos por problemas médicos relacionados, apuntaron los CDC.

Según el informe, publicado en la American Journal of Obstetrics and Gynecology, no se ha establecido la seguridad para la mayoría de los medicamentos que se toman durante el embarazo.

Muchos factores podrían influir en los riesgos, tales como: la dosis de medicamento que toma una mujer, la etapa del embarazo en que lo toma, y cualquier otra afección de salud que tenga, y el resto de medicamentos que toma.

Sin embargo, los autores del estudio apuntaron que el riesgo de los analgésicos recetados para cualquier embarazo es pequeño.

"Es importante reconocer que si bien existe un mayor riesgo de algunos tipos de defectos congénitos importantes por la exposición a los analgésicos opiáceos, el riesgo absoluto para cualquier mujer en particular es relativamente pequeño", apuntó en el comunicado de prensa la autora principal Cheryl S. Broussard, del Centro Nacional de Defectos Congénitos y Deficiencias del Desarrollo de los CDC.

"Sin embargo, cuando se trata de defectos de nacimiento graves y potencialmente mortales como el síndrome del corazón izquierdo hipoplásico, la prevención de incluso un pequeño número de casos es muy importante", señaló, y agregó que es imprescindible que cualquier mujer que esté embarazada o planea quedar embarazada consulte con su médico antes de tomar cualquier medicamento.

Los CDC apuntaron que su Estudio Nacional para la Prevención de Defectos de Nacimiento es el más grande realizado hasta ahora sobre las causas de defectos congénitos en Estados Unidos.

Más información

Para más información sobre los defectos congénitos, visite la Nemours Foundation.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Mujer a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad