SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Más de un tercio de los nacimientos no fueron deseados

Por Steven Reinberg, Reportero de Healthday -
Más de un tercio de los nacimientos no fueron deseados

Esa cifra no ha cambiado desde los 80, halla un informe del gobierno

Más de un tercio de los nacimientos en Estados Unidos surgen de embarazos no buscados, una cifra que ha permanecido estable en el país de 1982 a 2010, indica un nuevo informe del gobierno.

Sin embargo, las características de las mujeres que tienen esos niños han cambiado con el tiempo, de blancas a hispanas y de adolescentes a mujeres en la veintena, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

"No hemos avanzado desde 1982 en la reducción del porcentaje de nacimientos no buscados", apuntó el autor del informe William Mosher, estadista del Centro Nacional de Estadísticas de Salud de los CDC. "En 1982 era 37 por ciento, y sigue siendo 37 por ciento".

El informe fue publicado el martes.

Mosher apuntó que los nacimientos "buscados" son planificados. Los nacimientos "no buscados" ocurren "a destiempo", lo que significa que ocurren poco tiempo o años antes de que la madre hubiera planificado quedar embarazada, o "no deseados", lo que significa que la madre no deseaba el embarazo, independientemente de que ya tuviera otros hijos o no.

Por ejemplo, en 2008, de los aproximadamente 4.2 millones de nacimientos, 1.6 millones fueron no buscados, 600,000 fueron no deseados, otros 600,000 fueron a destiempo por más de dos años, y 400,000 fueron a destiempo por menos de dos años, según Mosher.

"Solo hubo un grupo en que tuvimos cierto progreso, las mujeres blancas casadas", apuntó Mosher. "Pero cada vez dan cuenta de una proporción más pequeña de los nacimientos".

En 1982, las mujeres blancas daban cuenta de 66 por ciento de todos los nacimientos. En 2006-2010, daban cuenta de 43 por ciento, anotó Mosher.

"Más mujeres solteras, y sobre todo más mujeres hispanas, dan cuenta de más nacimientos hoy en día que hace treinta años", dijo.

"La capacidad de tener hijos cuando se desea varía entre la población", comentó Mosher.

Las mujeres que han experimentado nacimientos a destiempo por menos de dos años son más propensas a ser educadas y a estar casadas que las que tuvieron hijos a destiempo por más de dos años, señaló Mosher.

En 2002, el 86 por ciento de los nacimientos buscados fueron en mujeres con educación universitaria, frente a 58 por ciento entre las mujeres con una educación inferior a la secundaria, según el informe.

Además, las mujeres que tienen nacimientos no buscados tienden a ser más pobres, señaló Mosher. Según el informe, 35 por ciento de los nacimientos buscados fueron pagados por Medicaid, frente a 65 por ciento de los nacimientos no buscados.

Y Medicaid pagó por 75 por ciento de los nacimientos entre las mujeres que tuvieron hijos más de dos años antes de lo que planificaban. "Se trata de un indicador de que la mujer no estaba lista", apuntó Mosher. "Deseaba terminar la secundaria, la universidad, el entrenamiento laboral o casarse antes de tener un bebé".

Los nacimientos no buscados son costosos. Mosher anotó que la atención médica por los embarazos no buscados cuesta 11 mil millones de dólares al año, y que gran parte de ese dinero sale de Medicare.

El nuevo informe "ofrece más información sobre el hecho de que las mujeres de bajos ingresos y que reciben menos servicios son significativamente más propensas a experimentar embarazos no buscados, lo que puede tener consecuencias nocivas para las mujeres y sus familias", lamentó Deborah Nucatola, directora principal de servicios médicos de Planned Parenthood Federation of America. "La implementación completa de los esfuerzos de expansión de Medicaid de la Ley de Atención Asequible y de la cláusula de salud preventiva para las mujeres, que en agosto comenzará a obligar a los planes de seguro a cubrir los anticonceptivos sin copagos, serán medidas esenciales para garantizar que todas las mujeres tengan acceso a una anticoncepción efectiva, independientemente de los ingresos".

También existen diferencias importantes en los nacimientos buscados y no buscados según la edad, señaló Mosher.

"Entre las madres adolescentes, el 23 por ciento de los nacimientos son buscados, lo que significa que 77 por ciento no lo son", apuntó. "Si las adolescentes solo tuvieran los nacimientos que buscan, tendríamos una de las tasas de nacimientos en adolescentes más bajas del mundo, y no es así", enfatizó.

Entre las mujeres de 20 a 24, apenas la mitad de los nacimientos fueron buscados, añadió Mosher. "No es sino a partir de los 25 que tres cuartas partes de los nacimientos son buscados", comentó.

También hay diferencias sorprendentes en los nacimientos buscados y no buscados según el estado civil, dijo Mosher.

Por ejemplo, el 77 por ciento de los nacimientos entre las mujeres casadas son buscados, el 49 por ciento de los nacimientos entre mujeres no casadas que viven en pareja son buscados, pero apenas 33 por ciento de los nacimientos entre mujeres solteras sin pareja son buscados, señaló.

"Muchos de los que somos padres creemos que la paternidad es simplemente una alegría para todos, pero ciertamente esto no es lo que el informe sugiere", planteó Mosher.

Los nacimientos no buscados son un problema tanto de salud pública como social, aseguró.

"Si todos los nacimientos en EE. UU. fueran buscados, habría muy pocos nacimientos adolescentes, habría muchos menos nacimientos entre mujeres no casadas, y habría muchos menos nacimientos entre mujeres de 20 a 24 años", aseguró Mosher. "La maternidad se concentraría en las mujeres casadas y que cohabitan de 25 a alrededor de 39 años de edad".

Más información

Para más estadísticas sobre los nacimientos en EE. UU., visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Mujer a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad