SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Embarazo elevaría el riesgo de infarto

Por HolaDoctor -
Embarazo elevaría el riesgo de infarto
CRÉDITO: THINKSTOCK

Un embarazo provoca muchos cambios físicos en el cuerpo de las mujeres, algunos de los cuales pueden ser incómodos, pero otros podrían ser incluso fatales: los cambios hormonales del embarazo provocarían un riesgo hasta cuatro veces mayor de sufrir un infarto y morir por esta causa.

Estar embarazada elevaría el riesgo de padecer un ataque cardíaco, incluso en mujeres que no presentan factores de riesgo relacionados con esta condición, halló un estudio presentado ante el Colegio Americano de Cardiología.

"Esto se debería a que los cambios hormonales elevarían el riesgo de coágulos y dañarían las arterias del corazón, lo que podría causar un infarto durante el embarazo y hasta 12 semanas después del parto", explica el Dr. Uri Elkayam, de la Universidad del Sur de California, y director del estudio.

Para realizar la investigación, se examinaron 150 casos de infarto en embarazadas sucedidos entre 2005 y 2011, y los investigadores observaron que durante el embarazo las mujeres eran hasta cuatro veces más propensas de padecer un infarto, en comparación con una paciente no embarazada; este riesgo existía aun si no se presentaban factores relacionados con el infarto como diabetes, presión arterial alta o colesterol alto.

Además, el Dr. Elkayam destaca que "Los ataques cardíacos relacionados con el embarazo serían más graves de lo normal, pues una embarazada que sufre un infarto tendría hasta cuatro veces más riesgo de morir por esta causa que una mujer de su misma edad sin embarazo".

El riesgo de estas pacientes puede verse agravado también debido a la dificultad para hallar un tratamiento adecuado: "Los infartos durante el embarazo son raros y no siempre se pueden atender como los demás, por lo que es complicado saber qué tratamiento será el más conveniente para la paciente", explica la Dra. Martha Gulati, del Centro Médico Wexner del Estado de Ohio.

El Dr. Elkayam y su equipo concluyen que, "Estos hallazgos deberían motivar el mejoramiento de las estrategias para el tratamiento de infartos en embarazadas, ya que de este modo se mejoraría la seguridad y supervivencia de las pacientes".

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades estiman que cada año cerca de 785,000 personas en Estados Unidos padecen un ataque cardíaco; por su parte, la Dra. Heidi Connolly, de la Clínica Mayo, calcula que los problemas cardíacos afectarían a cerca de 40,000 embarazadas anualmente.

Más información:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Mujer a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad