SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

El parto inducido aumenta los riesgos para las primerizas

El parto inducido aumenta los riesgos para las primerizas

Los expertos advierten contra elegir someterse a un "parto programado" por razones que no sean médicas

MARTES, 22 de febrero (HealthDay News/HolaDoctor) -- Una investigación sugiere que la decisión cada vez más común de las mujeres embarazadas y de sus médicos de inducir el parto por comodidad en lugar de por necesidad médica implica algunos riesgos para la salud tanto para la madre como para el hijo.

El nuevo informe, que resalta el impacto negativo de lo que se conoce como "inducción electiva" para las primerizas, indica que seguir ese camino incrementa las probabilidades de cesárea, lo que a su vez incrementa el riesgo de la madre de más perdida de sangre y de permanencia más prolongada en el hospital después del parto.

"Los beneficios de un procedimiento siempre deben superar los riesgos", sentenció en un comunicado de prensa del Centro Médico de la Universidad de Rochester el Dr. Christopher Glanz, autor del estudio. "Si no existen beneficios médicos induciendo el parto, es difícil justificar hacerlo por opción cuando sabemos que incrementa los riesgos tanto para la madre como para su bebé".

Glanz y sus colegas presentan sus hallazgos en la edición de febrero de la Journal of Reproductive Medicine.

La inducción electiva en gran parte se ha convertido en un aspecto rutinario de la atención de obstetricia, anotaron los investigadores.

Sin embargo, los autores advierten que la decisión no deja de tener consecuencias, pues el proceso no se desarrolla de la misma manera que un parto natural.

Al analizar el historial médico de 485 mujeres que dieron a luz a su primer hijo en el Centro Médico de la Universidad de Rochester en 2007, los investigadores hallaron que cerca de la tercera parte de las que decidieron hacerse inducir el parto tuvieron que someterse a cesárea, frente a apenas la quinta parte de aquellas en quienes no se indujo.

Las cesáreas se consideran cirugía mayor y conllevan el riesgo de infecciones, complicaciones y cirugías adicionales.

Además, el equipo de investigación encontró que, por cada cien mujeres que eligen someterse a inducción electiva, se presentan 88 días más de hospitalización, frente a las mujeres cuyos partos son espontáneos.

Además, los bebés nacidos en partos inducidos parecieron afrontar un mayor riesgo de necesitar oxígeno luego del parto y de atención especial en la unidad de cuidados intensivos neonatales.

Los autores del estudio anotaron que las mujeres que anteriormente habían dado a luz podrían no sufrir de las mismas consecuencias negativas.

"Si usted ya ha dado a luz una vez, su organismo sabe qué hacer y puede hacerlo de nuevo", agregó Glantz.

Más información

Para más información sobre la inducción electiva, visite el Centro Médico California Pacific.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Mujer a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad