SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cesáreas aumentarían el riesgo de obesidad de los niños

Por Denise Mann, Reportero de Healthday -
Cesáreas aumentarían el riesgo de obesidad de los niños

Para los tres años, los bebés nacidos mediante cesárea presentan más probabilidades de tener sobrepeso, hallaron investigadores

Los bebés nacidos mediante cesárea tienen el doble de probabilidades de ser obesos para los tres años de edad que los nacidos vaginalmente, sugiere un estudio reciente.

Actualmente, en Estados Unidos alrededor de uno de cada tres bebés nace mediante cesárea, y uno de cada tres niños tiene sobrepeso o es obeso.

"Las mujeres que quizás estén considerando una cesárea sin una indicación médica deben ser informadas de que sus hijos podrían tener un mayor riesgo de obesidad", aseguró la autora del estudio, la Dra. Susanna Huh, directora del programa de crecimiento y nutrición del Hospital Pediátrico de Boston.

El estudio incluyó a más de 1,250 parejas de madres e hijos admitidos a hospitales de Massachusetts entre 1999 y 2002. Todas las madres se inscribieron en el estudio antes de las 22 semanas del embarazo, y 25 por ciento de los bebés nacieron por cesárea. Los demás nacieron vaginalmente.

Los bebés fueron medidos y pesados al nacer, a los seis meses y una vez más a los tres años.

El preso promedio al nacer no fue estadísticamente mayor para los bebés nacidos por cesárea. Pero casi el 16 por ciento de los bebés nacidos por cesárea eran obesos para los tres años, frente a 7.5 por ciento de los nacidos vaginalmente. Además, alrededor del 19 por ciento de los bebés nacidos con cesárea tenían sobrepeso, frente a poco menos de 17 por ciento de los demás.

Los niños que nacieron mediante cesáreas también tenían un grosor de pliegues cutáneos (una medida de la grasa corporal) más elevado para los tres años, mostró el estudio.

Los investigadores dijeron que sus hallazgos fueron incluso más firmes después de que compensaran por factores que se sabe aumentan el riesgo de obesidad infantil, como madres con sobrepeso y un alto peso al nacer.

No se comprende del todo exactamente qué fomenta el aumento en el riesgo de obesidad.

"Especulamos que distintos modos de parto podrían influir sobre las bacterias intestinales al nacer, y es posible que las bacterias intestinales influyan sobre la obesidad al afectar las calorías y nutrientes absorbidos de la dieta", apuntó Huh. Las bacterias podrían también estimular a las células en formas que fomenten la resistencia insulínica, la inflamación y la grasa, anotaron los autores.

Otra posibilidad es que algunas de las hormonas liberadas durante el parto puedan influir sobre el desarrollo de la obesidad.

"Se necesita más investigación para confirmar nuestros hallazgos, además de explorar los mecanismos subyacentes de esta asociación", señaló Huh.

Sin embargo, el estudio no prueba que las cesáreas provoquen obesidad, y el temor de que un niño pueda tener sobrepeso no debe asustar a las mujeres que necesitan un parto quirúrgico, enfatizó un experto.

Las cesáreas tienen muchos motivos médicos válidos, apuntó el Dr. Amos Grunebaum, obstetra y ginecólogo asociado del Hospital Presbiteriano de Nueva York y del Centro Médico Weill Cornell, en la ciudad de Nueva York. Éstos incluyen el parto de nalgas (cuando el bebé presenta los glúteos y los pies primero), los bebés en distrés y los partos que no avanzan.

"Cuando se tiene una indicación para una cesárea, el riesgo de no hacerla es muy alto", advirtió Grunebaum. "Tener un bebé con un riesgo futuro potencial de obesidad no es un motivo suficientemente bueno para no hacérsela".

El informe aparece en la edición en línea del 24 de mayo de la revista Archives of Disease in Childhood.

En EE. UU., entre 4 y 18 por ciento de las cesáreas se realizan a petición de la madre, anotaron los investigadores.

El Dr. Mitchell Maiman, presidente de obstetricia y ginecología del Hospital de la Universidad de Staten Island en la ciudad de Nueva York, apuntó que, cuando se realizan sin una indicación médica clara, las cesáreas se asocian a peligros.

"Los riesgos para la madre son enormes, si no con la primera, entonces con cirugías repetidas", advirtió. "El riesgo de complicaciones catastróficas de las cirugías repetidas es realmente muy grave".

Maiman dijo que las crecientes tasas de cesáreas de EE. UU. no son justificables. "Muchas mujeres que han tenido una cesárea pueden dar a luz vaginalmente con seguridad en un futuro", anotó. "Esto se conoce como parto vaginal tras la cesárea".

"Los bebés nacidos a través de cesáreas tienen más problemas pulmonares, [y] son más propensos a terminar en la unidad de cuidados intensivos, y ahora se plantea la posibilidad de que las tasas de obesidad sean el doble de altas", apuntó.

También se sabe que las cesáreas aumentan el riesgo de asma y alergias infantiles, añadieron los autores del estudio.

Más información

Para más información sobre las cesáreas, visite el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists)

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Mujer a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad