SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

El vino tinto y el tiempo pueden provocar migrañas

Por Amanda Gardner, Reportero de Healthday -
El vino tinto y el tiempo pueden provocar migrañas

Estudios hallaron que ciertas variedades de vino y las temperaturas frías al aire libre tenían los efectos más potentes

Una investigación reciente podría ayudar a responder a la antigua pregunta de si factores como el tiempo o beber vino tinto pueden provocar una migraña.

Según una investigación presentada esta semana en la reunión anual de la Sociedad Americana del Dolor de Cabeza (American Headache Society) en Los Ángeles, ambos factores pueden desencadenar los agónicos dolores de cabeza, pero no en todas las personas, ni todas las veces.

Un estudio de tamaño reducido observó a 33 adultos de Brasil que se consideraban bebedores regulares de vino tinto, y que creían que la bebida les había provocado migrañas en el pasado. A todos se pidió que bebieran media botella (375 mililitros) de vino Malbec, Tannat, Cabernet Sauvignon y Merlot, de Sudamérica, con por lo menos cuatro días de diferencia.

Aunque la mayoría de participantes reportaron tener una migraña al menos una vez en un plazo de doce horas tras beber vino, algunos vinos tenían más culpa que otros, específicamente el Tannat y el Malbec. Ambas variedades contienen niveles más altos de unos flavonoides conocidos como taninos, que son responsables del intenso color del vino tinto.

El autor líder, el Dr. Abouch Krymchantowski, reconoció que el estudio careció de un control, pero "concluí que los vinos con los contenidos más altos de taninos (el Tannat y el Malbec) son los que provocaron migrañas con más frecuencia".

Las personas que señalan que el vino tinto es un desencadenante de las migrañas pero a quienes aún así les gusta beberlo deben elegir los vinos con el menor contenido de taninos, añadió Krymchantowski, director y fundador del Centro del Dolor de Cabeza de Río de Janeiro.

"Se trata de un estudio pequeño, pero confirma lo que los pacientes dicen. El vino tinto puede provocar migrañas, pero no necesariamente siempre", señaló el Dr. Rian Grosberg, profesor asistente de neurología del Colegio de Medicina Albert Einstein y codirector del programa de pacientes internos de dolor de cabeza del Centro del Dolor de Cabeza Montefiore, en la ciudad de Nueva York.

Actualmente, a Krymchantowski le gustaría ver datos sobre si vinos tintos de distintas regiones (Australia y Francia, por ejemplo) se comportan de forma distinta en las personas que sufren de migrañas.

Un segundo estudio presentado en la reunión halló que la temperatura al aire libre también puede provocar migrañas, sobre todo entre las personas que son más sensibles a la temperatura.

Se pidió a 66 pacientes de migraña que llevaran un diario sobre los dolores de cabeza durante un año. El cambio en la temperatura se relacionó con los dolores de cabeza leves el 21 por ciento de las veces, pero apenas el 5 por ciento de las veces con los dolores de cabeza más intensos.

Y la asociación pareció ser más estrecha con los días fríos que con los calurosos.

"El estudio provee evidencia pionera de que los dolores de cabeza se asocian más con la temperatura entre los que tienen sensibilidad subjetiva a la temperatura que en los que no", aseguró el autor líder del estudio, el Dr. Shuu-Jiun Wang, subdirector del Instituto Neurológico del Hospital General de Veteranos de Taipéi y profesor de neurología de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Yang-Ming en Taipéi, Taiwán.

"Si los pacientes reportan sensibilidad a la temperatura, los médicos deben prestar más atención y podrían ajustar los agentes preventivos en ciertas estaciones... en esos pacientes", añadió.

Este estudio también confirma los relatos de los pacientes, e incluso hallazgos de investigaciones previas, de que un aumento en la temperatura incrementaba la incidencia de los dolores de cabeza, señaló Grosberg, quien no participó en el estudio. Pero con frecuencia, un solo factor no desencadena una migraña, sino dos o más en conjunto.

"A veces se trata de un desencadenante potente, pero por lo general lo que precipita un ataque es una combinación de dos o más desencadenantes", comentó Grosberg.

Los desencadenantes podrían incluir los ciclos menstruales, la falta de sueño, el tiempo inclemente y cambios en la presión barométrica.

A partir de estos estudios, no está claro si otros desencadenantes podrían haber tenido que ver con el inicio de las migrañas, apuntó Grosberg.

Las investigaciones presentadas en reuniones médicas se deben considerar como preliminares, porque no se someten al escrutinio que reciben los estudios publicados en revistas revisadas por profesionales.

Más información

La Clínica Mayo ofrece más información sobre las migrañas.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad