SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cirugía para perder peso reduciría las migrañas

Cirugía para perder peso reduciría las migrañas

Un estudio pequeño halla que la frecuencia de estos dolores de cabeza incapacitantes se redujo en más de la mitad

LUNES, 28 de marzo (HealthDay/HolaDoctor) -- Los hombres y las mujeres gravemente obesos que se someten a cirugía bariátrica podrían perder más que el peso de más. También podrían reducir buena parte de su riesgo prequirúrgico de experimentar migrañas incapacitantes, aseguran los investigadores.

El hallazgo se basa en los resultados de un pequeño estudio con pacientes obesos que tenían antecedentes de migrañas. Los pacientes lograron perder en promedio unos 30 kg (66 lb) seis meses después de una cirugía laparoscópica de derivación gástrica con banda o Roux-en-Y. Y durante el mismo periodo, cerca de la mitad de los pacientes redujo la frecuencia de las migrañas en la mitad o más.

El estudio aparece en la edición del 29 de marzo de la revista Neurology.

"Se piensa que la obesidad contribuye al empeoramiento de la migraña, sobre todo para los individuos gravemente obesos, pero ningún estudio ha examinado si la pérdida de peso en realidad puede mejorar los dolores de cabeza por migraña en estos pacientes", aseguró en un comunicado de prensa de la revista Dale Bond, investigador del Centro de Investigación sobre la Pérdida de Peso y la Diabetes del Hospital Miriam.

"Nuestro estudio ofrece evidencia de que la pérdida de peso podría ser parte importante de un plan de tratamiento para la migraña para los pacientes obesos", anotó Bond.

Los autores del estudio señalaron que cerca de 28 millones de estadounidenses se enfrentan a las migrañas. El problema afecta principalmente a las mujeres y se caracteriza por dolor punzante, generalmente de un solo lado de la cabeza que dura entre cuatro horas y tres días, anotaron. Estos dolores de cabeza, que con frecuencia aparecen entre una y cuatro veces al mes, vienen acompañados de náuseas, vómitos y sensibilidad a la luz.

Aunque el mecanismo exacto que conduce a las migrañas no se comprende del todo, se cree que son desencadenadas por actividad cerebral anormal suscitada por el estrés, ciertos alimentos y diversos factores ambientales. Hasta la fecha no hay cura conocida, aunque los medicamentos a veces pueden ayudar a controlar la gravedad y la frecuencia de los ataques.

Para explorar el beneficio potencial de la cirugía bariátrica sobre las migrañas, Bond y sus asociados se enfocaron en 24 pacientes gravemente obesos que tenían antecedentes de migrañas.

La mayoría de los pacientes eran mujeres (el 88 por ciento), con una edad promedio cercana a los 39. Más del 70 por ciento eran blancos. Todos estaban gravemente obesos. Su índice de masa corporal (IMC, una proporción entre la estatura y el peso) promedio antes de la cirugía era de 46.6. Más de la mitad se sometió a la opción quirúrgica con banda, según el informe.

Aunque el 70 por ciento de los pacientes continuaba siendo categorizado como "obeso" seis meses después de la cirugía, para ese momento, el IMC de los pacientes se había reducido a un promedio de 34.6.

Se llenaron cuestionarios antes y después del procedimiento que revelaron que, aunque los pacientes habían experimentado en promedio once dolores de cabeza por migraña durante los tres meses anteriores a la cirugía, la cifra se había reducido a menos de siete para el sexto mes después de la cirugía.

Específicamente, el 58 por ciento de los pacientes aseguró que había sentido menos dolores de cabeza después de la cirugía. Los investigadores encontraron que otro 17 por ciento no experimentó cambio, mientras que la cuarta parte dijo que en realidad sufría dolores de cabeza más frecuentes.

Los investigadores informaron que, en general, cuanto mayor fuera la pérdida de peso después de la cirugía, mayor fue la reducción aparente en el riesgo de migraña.

Además de su frecuencia, la gravedad de la migraña y de las consecuencias incapacitantes que puede causar también parecieron disiparse después de la cirugía. Aunque la mitad de los pacientes aseguró que sus migrañas antes de la cirugía eran moderada o bien gravemente incapacitantes (que exigían atención médica) apenas el 12.5 por ciento aseguró que lo mismo aplicó seis meses después de la cirugía.

Al comentar sobre el estudio, el Dr. Frederick J. de la Vega, neurólogo del Hospital Conmemorativo Scripps La Jolla de San Diego, aseguró que las observaciones hacen surgir varias preguntas hasta ahora sin respuesta.

"Parecen buenas noticias para este tipo de pacientes obesos, por supuesto", dijo. "Parecería que no hay nada qué perder. Claro que esta cirugía conlleva algunos riesgos. Además, no me parece que la gente que sufra de migrañas que esté un poquito gordita deba someterse a cirugía bariátrica simplemente para reducir su riesgo de migraña".

"Segundo, existe la probabilidad de que haya varios factores en juego que influyan sobre las migrañas relacionados con los beneficios de perder todo ese peso", anotó. "Los cambios en la presión arterial, otros cambios metabólicos, los cambios en el estado de ánimo causados porque la gente se siente mejor consigo misma, el aumento en el ejercicio luego de la pérdida de peso. Y no sabemos si la pérdida de peso tenga un efecto secundario sobre los niveles hormonales de las mujeres, ni cómo podría afectar esto las migrañas. Todos estos factores tendrán que ser examinados".

Más información

Para más información sobre la obesidad y la migraña, visite la American Headache Society.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad