SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Píldora de comida imaginaria ayuda a adelgazar

Por -
Píldora de comida imaginaria ayuda a adelgazar
CRÉDITO: THINKSTOCK

Investigadores desarrollaron una píldora de comida imaginaria que engaña al organismo haciéndole creer que se han consumido calorías. El cuerpo responde con reacciones para quemar grasas, con la finalidad de hacer espacio para recibir nuevos alimentos

En el imaginario colectivo muchos anhelan ese día en el que se haya inventado una píldora mágica capaz de hacernos bajar de peso sin dieta ni ejercicio. El hallazgo de un grupo de investigadores parece acercarnos un poco más a ese ansiado momento, aunque por ahora las pruebas solo se han realizado en roedores. 

El desarrollo de la "pìldora maravillosa" estuvo a cargo de un grupo internacional de científicos del Instituto Salk, de EE.UU. que crearon una especie de “comida imaginaria” capaz de engañar al organismo, haciéndole creer que ha ingerido calorías e incitándolo a quemar grasas. 

El autor principal del estudio, Ronald Evans, explicó en un comunicado de la entidad que el compuesto en forma de píldora “detuvo en forma eficaz el aumento de peso, bajó los niveles de colesterol, controló el azúcar en sangre y redujo la inflamación en ratones. Esto la convierte en una excelente candidata para ser probada en ensayos clínicos en humanos”.

Según resume Evans, la píldora provoca la emisión de las mismas señales que se dan normalmente cuando se come en abundancia. Así, el cuerpo empieza a hacer espacio para poder almacenar esos alimentos. 

A diferencia de la mayoría de las píldoras para adelgazar, la fexaramina (FXR), tal como se llama la novedad, no se disuelve en la sangre como los supresores del apetito o las sustancias para bajar de peso a base de cafeína, sino que queda en los intestinos causando menos efectos colaterales. 

En pruebas realizadas en roedores que consumieron una pastilla diaria de FXR durante cinco semanas, se redujo un 35% el colesterol y un 45% la grasa. El nivel de glucosa alcanzó parámetros normales, similares a los de individuos no diabéticos.

El equipo de Evans pasó casi 20 años estudiando el FXR, un receptor de hormonas muy activo en el hígado, el intestino, los riñones y otros órganos. El mismo se “enciende” al comer, desencadenando la liberación de ácidos biliares para la digestión, regulando el azúcar de la sangre y quemando grasas para dejar espacio a los nuevos alimentos. 

La compañía farmacéutica Intercept, con sede en Nueva York, ha desarrollado otro fármaco que activa el FXR y ya está probándose en humanos. Pero según advierte Michael Downes, un colega de Evans en el Instituto Salk, esta droga activa el FXR en todo el organismo. En cambio nueva pastilla creada por este equipo de investigadores “enciende” el receptor de hormonas solo en el intestino y no es absorbida por la sangre.

Downes explica que hasta ahora no han encontrado efectos adversos en los ratones tratados con fexaramina y cree que el problema de trasladar los resultados a humanos sería mínimo, ya que ambos comparten la misma ruta del FXR. 

Si bien esta nueva pastilla no quita el apetito, podría convertirse en una alternativa a la cirugía bariátrica que, además de reducir el estómago, provoca cambios similares a los de la píldora en las hormonas gastrointestinales. En dos o tres años los científicos del Instituto Salk planean tener lista una pastilla de fexaramina para ser probada en humanos. Será un paso importante en la lucha contra la obesidad. 

Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC), más de un tercio de los adultos del país son obesos y 29,1 millones son diabéticas. Tanto la obesidad como la diabetes son factores de riesgo para la salud y acortan la vida.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad