SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Orgánica o de feedlot:  ¿qué carne es más segura?

Consumer Reports analizó 300 muestras de varios tipos de carne y halló que todas contenían algún tipo de bacteria. De todos modos, la proveniente de vacas alimentadas a pasto o criadas en granjas orgánicas reveló estar menos contaminada. 

Con la intención de evaluar la calidad de la carne molida que se ofrece al público, Consumer Reports adquirió 300 bandejas de carne molida (equivalentes a 458 libras) en 103 comercios de 25 ciudades de todo el país. Se eligió todo tipo de carne: la estándar o común y la de origen sustentable. La primera proviene de ganando alimentado en feedlots a base de granos y soja al que se le suministran antibióticos y otros químicos para promover el crecimiento y prevenir enfermedades. 

El otro tipo de carne es de ganado criado con métodos sustentables que contemplan la seguridad alimentaria y el bienestar animal. En estos casos los ejemplares son criados sin antibióticos y alimentados a pasto en campo abierto. 

CR analizó las muestras en busca de los 5 principales tipos de bacteria que se suelen hallar en la carne: clostridium perfringens, E.coli, enterococos, salmonella y estafilococos áureos. Los resultados fueron sorprendentes; toda la carne analizada tenía bacterias que implicaban una contaminación de origen fecal causada por enterococos y/o E.coli. 

El 20% contenía C. perfringens, bacteria que cada año provoca casi 1 millón de casos de contaminación alimentaria, y el 10% de las muestras tenía rastros de estafilococos, portadores de una peligros toxina que causa enfermedades. La misma es tan resistente que no puede ser destruida ni siquiera cocinando los alimentos a la temperatura que logra matar otras bacterias. El 1% de las muestras contenía salmonella, que cada año es responsable de 1,2 millones de enfermedades y 450 muertes. 

Uno de los hallazgos más relevantes es que la carne de vacas criadas en la forma convencional resultó ser más propensa a tener bacterias que la de las criadas con métodos sustentables. Esto ocurre porque las bacterias de las primeras son más resistentes a los antibióticos. 

A raíz de lo hallado luego de esta investigación, Consumer Reports recomienda que si vas a comprar carne picada, elijas la que lleva el rótulo “sin antibióticos”, “de animales alimentados a pasto” u “orgánica”. Esto indica que la carne es menos propensa a contener bacterias, a la vez que proviene de animales criados en condiciones más amables. Este tipo de carne está disponible en tiendas orgánicas y en los supermercados más importantes.  

De todos modos, CR contactó a la National Cattleman's Beef Association. Allí, el profesor Mike Apley, de la Universidad de Kansas e integrante del Grupo de Trabajo por la Resistencia a los Antibióticos de esta asociación, declaró que si todo el ganado fuera alimentado a pasto, habría menos producción de carne. 

El ganado alimentado a pasto produce menos carne y el alimento natural no está disponible todo el año. Por eso se debe recurrir al feedlot para hacer más eficiente el uso de la tierra, el agua, el combustible, el trabajo y el alimento, para que la producción pueda abastecer toda la demanda, explicó el experto. 

¿Ya te has decidido? Sea cual sea la carne que elijas, Consumer Reports aconseja que lo importante es cocinarla a 160ºF (71,11ºC). Es la forma más segura de exterminar cualquier tipo de bacteria que pueda contener, y así evitar enfermedades. 

Más para leer

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad