SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

¿A dónde va la grasa que pierdes?

Por -
¿A dónde va la grasa que pierdes?
CRÉDITO: THINKSTOCK

Un grupo de investigadores encuestó a médicos, nutricionistas y preparadores físicos, y muchos afirmaron que la grasa que se pierde al hacer dieta o ejercicio se incorporaba al metabolismo en forma de energía o calor. Pero la realidad es muy distinta…

En estos tiempos muchos están preocupados por su peso, por el que podrían subir en las fiestas y por el que tendrán que perder después. Cuando pasados los festejos se retome una rutina normal comiendo sano y haciendo ejercicio, lo lógico es que empiecen a bajar las libras de más. Pero ¿a dónde va a parar la grasa que se pierde? 

Un estudio de la Universidad de New South Wales, en Inglaterra, sostiene que la grasa que se pierde al bajar de peso se elimina como dióxido de carbono a través de la respiración. El profesor Andrew Brown, decano de la Escuela de biotecnología y ciencias biomoleculares de esta universidad explica que hay mucha ignorancia y confusión en relación al proceso metabólico que se produce al perder peso. 

Según informa el doctor Brow y su equipo de investigadores, al perder 22 libras (10 kg) de grasa hace falta inhalar 64 libras (29 kg) de oxígeno. Este proceso produce 62 libras (28 kg) de dióxido de carbono y 24 libras (11 kg) de agua. 

En el estudio se rastrearon los átomos presentes en 22 libras (10 kg) de grasa durante el proceso de baja de peso y se observó que 18,5 libras (8.4 kg) del total fueron eliminadas en forma de dióxido de carbono a través de los pulmones, integrándose a la atmósfera. El resto se convirtió en agua que fue elimina por el cuerpo en forma de orina o con las heces, o a través de la transpiración, el aliento, las lágrimas y demás fluidos del cuerpo.  

Los expertos entrevistaron a 150 profesionales de la salud, incluyendo a médicos, dietistas y entrenadores personales, y la mitad de ellos no dio la respuesta: manifestaron que la grasa se convertía en energía o calor. Ruben Meeman, coautor del estudio, médico y presentador australiano de la televisión declaró que tal vez el error se base en la creencia de que hay energías que entran y otras que salen durante el proceso de perder peso. Otra idea errónea es que los metabolitos de la grasa son eliminados con las heces o convertidos en músculo.

Al suponer que la grasa se elimina a través de la respiración, surge una pregunta casi obvia: si uno respirara más ¿podría acelerar la pérdida de peso? Pero la respuesta es negativa, ya que si se respira más de lo que necesita la tasa metabólica del cuerpo se produce hiperventilación, y según los autores, ésta a su vez puede causar mareos, palpitaciones y pérdida de conciencia. 

El estudio fue publicado en la edición de Navidad 2014 del BMJ (British Medical Journal). Los expertos que participaron en el estudio sugieren que estos conceptos sean explicados y aclarados en los establecimientos educativos, para erradicar la información errónea que pueda circular entre los estudiantes y docentes. 

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad