SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Dieta del gran desayuno

Por -
Dieta del gran desayuno

Su lema es “come antes de las 9 am y pierde peso”. Según una investigación, comer más de 600 calorías por la mañana ayudan a adelgazar.

La propuesta de esta dieta surge de una serie de investigaciones realizadas por la doctora Daniela Jakubowics, quien en 2009 publicó el libro “The Big Breakfast Diet”. La experta sostiene  que un gran desayuno de más de 600 calorías que incluye azúcar y almidones puede contribuir a la pérdida de peso, mucha más que con otras dietas bajas en carbohidratos.

Según la doctora Jakubowics, el consumo de una buena porción de proteínas puede ayudar a acelerar el metabolismo. E incluir azúcares y almidones en el desayuno permite controlar el apetito y los “antojos” en comidas posteriores.

En uno de sus estudios  comparó a 94 mujeres con sobrepeso que siguieron distintos planes de alimentación. La mitad hizo una dieta baja en carbohidratos y tomó un desayuno normal y el otro grupo consumió un desayuno de más de 600 calorías, rico en proteínas y carbohidratos.  Al analizar ambos grupos se descubrió que un desayuno abundante puede contribuir a la pérdida de peso y ayuda a mantener lo bajado por más tiempo.

¿Cuánto peso se puede perder?

Según la experiencias de los pacientes, han logrado perder 25 libras (11.5 kg) en 30 días.

¿En qué consiste?

Es un plan de 28 días, rico en proteínas. La distribución de las calorías a lo largo del día es:  desayuno 600 a 800 calorías, lunch o almuerzo 350 a 450 kcal y cena de 150 a 200 kcal.  El desayuno es alto en proteínas y carbohidratos e incluye azúcar y almidones.

Luego sigue un almuerzo alto en proteínas y carbohidratos y para la cena, las comidas también son ricas en proteínas y bajas en carbohidratos. Nunca se debe omitir el desayuno.

El libro de la doctora Jakubowics incluye recetas y promueve el ejercicio físico, al menos 20 minutos diarios. Después del desayuno se debe evitar el consumo de azúcares y almidones.

El plan sostiene que las hormonas que controlan el apetito y el metabolismo varían de forma natural durante todo el día. Por eso un gran desayuno y una cena frugal contribuyen a la pérdida de peso. Un  ejemplo del menú de éste régimen consiste en:

  • Desayuno: puede incluir licuados de fruta, tocino, tortillas, diversos quesos, chocolate y almidones.  
  • Almuerzo: puede incluir espárragos al vapor, ensalada verde con aceite de oliva, pechuga de pollo a la parrilla y una fruta baja en azúcar.
  • Cena: puede incluir judías verdes al vapor, arándanos, ensalada mixta y huevos cocidos.

Pros:

  • Es una dieta rica en fibra. Fomenta el hábito del desayuno.

Contras:

  • No es una dieta personalizada.
  • Las comidas que se hacen a lo largo del día no están equilibradas desde el punto de vista nutricional, pues no cumplen los porcentajes recomendados como saludables y seguros.
  • Es difícil de llevar a cabo porque limita muchos alimentos después del desayuno.
  • La cena es muy baja en calorías.
  • Implica tiempo en cocinar las recetas del libro.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad