SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Dieta de la eliminación

Por -
Dieta de la eliminación
CRÉDITO: THINKSTOCK

Busca desintoxicar el hígado eliminando ciertos alimentos y consumiendo pocas calorías durante las dos primeras semanas.

En estos tiempos se descuida mucho la buena alimentación y termina provocando sobrepeso. Por eso perder grasa corporal se ha convertido en el objetivo de la mayoría de las personas. Comer mucho y elegir alimentos poco saludables causan  una mayor acumulación de “excedentes” en el cuerpo, y esta dieta propone algunas sugerencias que ayudan a eliminarlos. 

Este programa o dieta de eliminación de grasa es también conocido por su nombre en inglés The fat flush diet. Fue diseñado por la reconocida especialista en nutrición Ann Louise Gittleman, quien publicó su propuesta en un libro en el año 2002, y se convirtió rápidamente en un best seller. También recibió publicidad adicional al ser nombrada dentro de la película “Last Holiday” protagonizada por Queen Latifah.

¿En qué consiste?

Según Ann Gittleman, se trata de un programa para desintoxicar el hígado. Esto se logra con una alimentación específica que ayuda a eliminar las grasas del organismo. 

Hay tres fases en la dieta de la eliminación:

  • Fase 1. Es muy restrictiva y comprende 2 semanas de desintoxicación. Consiste en un plan de alimentación de 1,000 a 1,200 calorías diarias que elimina el consumo de leche, cereales, aceites y grasas saturadas, margarinas y bebidas alcohólicas. Dos veces al día se debe incorporar un suplemento llamado ácido gama linoleico. Es un ácido graso omega-6 que proviene de las semillas de varias plantas oleaginosas. El organismo no puede producirlo por sí solo, por eso lo debe adquirir a través de la dieta.
  • Fase 2. El objetivo es llegar al peso deseado mediante un programa menos estricto de 1,200 a 1,500 calorías diarias. Se agregan dos porciones diarias de hidratos de carbono, entre los que se pueden elegir papa, arroz integral o guisantes.
  • Fase 3. Es de mantenimiento, con un plan de alimentación de alrededor de 1,500 calorías diarias, con una proporción de alimentos que comprenda un 40% de hidratos de carbono, 30% de proteínas magras y 30% de grasas. Es el momento de incluir dos porciones diarias de productos lácteos y hasta cuatro de hidratos de carbono.

Durante las tres fases se recomienda hacer ejercicio, aunque durante las dos primeras lo más conveniente es una caminata moderada durante 20 o 30 minutos al día. Durante la tercera etapa de mantenimiento es fundamental intensificar la actividad física, para lo cual se recomienda por lo menos 50 minutos de ejercicio, seis veces por semana.

Pros:

  • Hay una notoria baja de peso durante las primeras dos semanas, que pueden llegar a ser de hasta 10 libras (casi 5 Kg).
  • Al restringir el consumo de bebidas alcohólicas se promueve la desintoxicación del hígado.
  • Hay una notoria reducción de volumen en las zonas del cuerpo con mayor concentración adiposa.
  • Incluye actividad física.
  • Tiene variedad de alimentos.

Contras:

  • No existe suficiente evidencia científica que avale la utilidad de desintoxicar del hígado.
  • El aporte calórico de las fases 1 y 2 puede ser demasiado bajo para algunas personas y puede provocar una descompensación.
  • Solo es para quienes pueden soportar un plan demasiado restrictivo durante algunas semanas.
  • Puede haber un efecto rebote si no se cuidan los hábitos en de la etapa de mantenimiento.
  • Las dietas restrictivas pueden hacer más lento el metabolismo en lugar de acelerarlo.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad