SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Kellan Lutz: como Hércules por la dieta Paleo

Por -
Kellan Lutz: como Hércules por la dieta Paleo
CRÉDITO: SITIO OFICIAL

Nombre: Kellan Christopher Lutz
Fecha de nacimiento: 15 de marzo de 1985
Altura: 6’1” pies – 1,85 m
Peso: 195 libras - 88 kg

El actor y modelo nacido en Dakota del Norte comenzó a trabajar como modelo en su adolescencia y luego tuvo pequeños papeles en la televisión. Su salto a la fama le llegó en 2008 cuando encarnó al vampiro Emmett Cullen en la saga Crepúsculo

A comienzos de 2014 se estrenó su film protagónico, La leyenda de Hércules, de la empresa cinematográfica Summit Entertainment. El mismo fue destrozado por la crítica y resultó ser un fracaso absoluto, aunque el actor poco tuvo que ver con el libreto y cumplió con su rol con gran profesionalismo. Es sabido que se preparó con esfuerzo para encarnar al semidiós mitológico, cuyos músculos irradian una masculinidad y potencia absolutas. 

Durante semanas el rubio se levantó a las 6:30 de la mañana para salir a correr, y luego siguió el entrenamiento en el gimnasio haciendo 'push ups', 'pull ups', estocadas y otros ejercicios. Hasta entonces le gustaba más hacer 'snowboard', jugar al básquet y entrenar al aire libre, pero tuvo que hacerse un asiduo visitante del gimnasio. 

En una entrevista con Knoxville.com el actor declaró que tenía que lograr la imagen de un Hércules “fuerte y amenazante”. Llegó a pesar 220 libras (99,7 kg) y también aprendió a andar a caballo y manejar la espada. La experiencia le ayudó a descubrir que adora cabalgar y que los caballos son unos “animales hermosos”, según declaró. 

A la hora de manejar la espada, recibió ayuda de Liam McIntyre, actor que tuvo un pequeño papel en la serie televisiva Spartacus. “Me enseñó a hacer movimientos frente al espejo. Cuando se hacen tomas en cámara lenta tienen que ser lo más perfectos posible”, informa. 

Como en la película aparece con el torso desnudo la mayor parte del tiempo, tuvo que entrenar mucho para lograr brazos llenos de músculos. Por eso es fanático de los 'push ups', ejercicios básicos pero efectivos, “ya que hacen inflar el brazo de inmediato y se ve realmente grande. De hecho, llegué a hacer más de 100 al día”, confiesa. Además de trabajar sus brazos hizo sentadillas y 'press' de banco con el mayor peso posible, pero cuidando de no lesionarse ya que de otro modo, se vería obligado de faltar al entrenamiento durante varios días. 

Durante la época de filmación tuvo que hacer un gran esfuerzo para no sucumbir a su debilidad que son los dulces y el chocolate. Pero se puso en el papel de su personaje, y consiguió fuerza mental para resistirse a ellos. “Si alguna vez estuviste en un set de filmación sabrás que es una tentación, ya que hay comida todo el tiempo”. 

Durante el tiempo que se preparó para convertirse en Hércules siguió la dieta Paleo, donde comió ensaladas, carne magra, muchas nueces para aprovechar su contenido de proteína y fibra ¡y hasta 16 huevos al día! Eliminó el azúcar y el glúten para poder conservar un cuerpo magro y entre comidas recurría a un puñado de almendras o un batido de proteína.

Las jornadas laborales a veces superaban las 15 horas y por eso era necesario mantenerse sano y con un buen nivel de energía. Para lograrlo, confiesa que comenzó a prepararse personalmente jugos de fruta para consumir algo rápido y sano.

Más para leer: 

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad