SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Las estatinas podrían dejar a los pacientes con menos energía

Por Alan Mozes, Reportera de Healthday -
Las estatinas podrían dejar a los pacientes con menos energía

Las mujeres en particular reportaron más fatiga con Pravachol y Zocor

LUNES, 11 de junio (HealthDay News) -- Las estatinas, la popular clase de fármacos reductores del colesterol, aumentan significativamente el riesgo de experimentar un descenso en la energía o de cansarse excesivamente al hacer ejercicio, según una investigación reciente.

El hallazgo proviene de un trabajo que siguió a mil adultos, e incluye populares marcas como Pravachol y Zocor, ambos diseñados para reducir los niveles del llamado colesterol "malo", o lipoproteína de baja densidad (LDL).

"Hallamos que incluso en dosis comparativamente modestas, las estatinas se asociaban con un descenso no intrascendente en la energía en algunos pacientes, un aumento en la fatiga con el esfuerzo en otros, y a veces ambas cosas", señaló la autora líder del estudio, la Dra. Beatrice Golomb, profesora asociada de medicina de la Universidad de California en San Diego.

"Sucedió en ambos sexos", añadió. "Pero parece ser un problema más grande para las mujeres".

Golomb y colegas discuten sus hallazgos en una carta de investigación que aparece en la edición en línea del 11 de junio de la revista Annals of Internal Medicine.

Para explorar una conexión posible entre las estatinas y el agotamiento/fatiga, los autores se enfocaron en casi 700 hombres y más de 300 mujeres de la región de San Diego. Todos tenían más de veinte años y niveles elevados de LDL, pero ninguno tenía antecedentes de enfermedad cardiaca ni de diabetes al inicio del estudio.

Para el tratamiento, todos se asignaron al azar para recibir una de tres terapias: 40 miligramos de Pravachol (pravastatina), la estatina más soluble en agua; 20 mg de Zocor (simvastatina), la estatina más soluble en grasa; o un placebo.

El resultado: se halló que los pacientes que tomaban una de las dos estatinas eran mucho más propensos que los que tomaban el placebo a experimentar uno o ambos tipos de pérdida de energía.

Sin embargo, los pacientes que tomaban Zocor parecían enfrentarse a un mayor riesgo de fatiga. El estudio también halló que Zocor logró un descenso mucho mayor en los niveles de LDL que Pravachol.

Aunque ni Lipitor (atorvastatina) ni Crestor (rosuvastatina) se evaluaron, el equipo anotó que el impacto de reducción del LDL de cada uno (en dosis de 10 mg y de 2.5 mg a 5 mg, respectivamente) es comparable al de los medicamentos incluidos en la evaluación.

El equipo también observó que las mujeres parecieron ser "afectadas desproporcionadamente" por las estatinas cuando se trataba de la pérdida de energía o la fatiga.

Por ejemplo, 40 por ciento de las mujeres que tomaban Zocor dijeron que experimentaban pérdida de energía o fatiga con el ejercicio, mientras que 20 por ciento dijeron que experimentaban ambas cosas. 10 por ciento afirmaron que les iba "mucho peor" en ambos aspectos.

Golomb anotó que, entre los hombres, los mismos riesgos de pérdida de energía y fatiga solo se observaron en 25 por ciento respecto a lo que se halló entre las mujeres en todas las categorías de efectos secundarios.

"En general, debo decir que la magnitud del efecto fue sorprendente, a pesar del hecho de que anteriormente habíamos tenido informes que indicaban que había un problema", apuntó.

"Hasta ahora, el único grupo en el que se ha mostrado que los beneficios de tomar estatinas claramente superan a los riesgos ha sido los hombres menores de 70 años que sufren de enfermedad cardiaca", añadió Golomb. "En las mujeres, los hallazgos han sido ambiguos en el mejor de los casos, aún cuando tienen enfermedad cardiaca. Y lo mismo es verdad incluso entre la mayoría de hombres de mediana edad en alto riesgo que no tienen enfermedad cardiaca".

"Cuando a esto se le añade el hecho de que estos fármacos pueden tener un potente impacto negativo sobre la calidad de vida del paciente, creo que hay motivos para replantear su uso en muchos individuos", concluyó Golomb. "La medicina preventiva solo debe usarse cuando los beneficios claramente superan a los riesgos".

El Dr. Scott Wright, profesor de medicina y cardiólogo preventivo de la Clínica Mayo en Rochester, Minnesota, advirtió que aunque caracterizaría los hallazgos de "importantes", las conclusiones deben ser validadas mediante más investigación.

"Porque el problema es que usaron una escala interna para determinar los niveles de fatiga e incomodidad", explicó. "Esto significa que su forma de medir ambas cosas no ha sido validada en el mundo médico, así que no sabemos si sus hallazgos realmente se aplicarían a la población general".

"Habrá que realizar más trabajo antes de que estos hallazgos puedan afectar o cambiar la práctica de la medicina respecto al uso de estatinas", señaló Wright.

El estudio fue financiado por los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU.

Más información

Para más información sobre las estatinas, visite la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Diabetes a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad