SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Hallan molécula que alarga acción de la insulina

Por -
Hallan molécula que alarga acción de la insulina
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

El descubrimiento de una molécula capaz de inhibir una enzima clave en el proceso de regulación de la insulina y que además, aumentaría la tolerancia a la glucosa, podría dar lugar a un nuevo tratamiento para la diabetes. En lugar de proveer insulina, retardaría su degradación en el organismo, así se desprende de un estudio realizado en un modelo animal en la Universidad de Harvard, Estados Unidos.

La investigación publicada en la revista Nature mostró que al inhibir la enzima que degrada la insulina (IDE, por sus siglas en inglés) y administrando la molécula (inhibidor 6bK) antes de tomar alimentos, aumentaban los niveles de insulina y la tolerancia a la glucosa mejoraba, un proceso que cuando se tiene diabetes no ocurre de manera efectiva.

La glucosa es la cantidad de azúcar que el organismo absorbe a partir de los alimentos, con la finalidad de aportarle la energía necesaria para poder realizar diferentes funciones. Los niveles normales de glucosa son de 70 a 100 mg/dl en ayunas, es decir, sin haber consumido alimento; mientras, la cantidad de glucosa normal dos horas después de comer es menor a 140 mg/dl.

El inhibidor 6BK

Los investigadores buscaron entre más de 14,000 potenciales moléculas con la esperanza de que alguna se uniera a la enzima, hasta que encontraron el inhibidor 6BK, mismo que pusieron a prueba en ratones vivos delgados y obesos. Los roedores recibieron inyecciones del inhibidor de la enzima y después una dosis oral de glucosa, simulando el pico de azúcar experimentado después de una comida.

De acuerdo a los resultados, los ratones tratados con el 6Bk mostraron un aumento en sus niveles de insulina y mayor tolerancia a la glucosa, lo que sugiere que la molécula puede regular de forma más eficaz los niveles de glucosa, haciendo más lenta su degradación en el organismo.

Además, la investigación reveló que la IDE regula los niveles de glucosa en sangre mediante el control de las hormonas peptídicas glucagón (hace que el hígado libere la glucosa que tenía almacenada y esta pase a la sangre) y amilina (sirve para regular los niveles de glucosa en sangre). 

La insulina, el glucagón y la amilina, son claves en la regulación de niveles postprandiales de glucosa. Niveles alterados de glucosa indican que existe un metabolismo ineficaz de azúcar en sangre.

Los autores del estudio señalan que hay un largo camino hasta conseguir que este compuesto se comercialice como fármaco, pero subrayan que sus hallazgos apuntan a la viabilidad de la IDE como un nuevo enfoque y posible tratamiento contra la diabetes.

La temible diabetes

La diabetes se ha convertido en una epidemia que afecta a casi 350 millones de personas en todo el mundo según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Se prevé que se convierta en la séptima causa de muerte en 2030 y el número de casos alcance los 552 millones, o un adulto de cada 10 en el mundo.

Según las estadísticas de la ADA, unos 22.3 millones de personas en los Estados Unidos (hombres, mujeres y niños) han sido diagnosticados con diabetes, es decir, casi el 7% de la población total y 5 millones más que en 2007. Se estima que 6 millones de personas tienen diabetes pero no lo saben y se prevé que unas 44 millones de personas desarrollen la enfermedad en los próximos 15 años.

Para la ADA, las complicaciones de la diabetes representan una carga del 5 al 10% del presupuesto de salud de un país. En el 2012, en los EE.UU. se gastaron 245 mil millones de dólares en costos médicos directos, lo que incluye la atención hospitalaria y de emergencias, las consultas médicas y los fármacos. De esa cantidad, 69 mil millones de dólares representan los costos indirectos, lo que incluye una menor productividad en el trabajo o productividad perdida, así como la muerte prematura.

La ADA indica que es la cuarta causa de muerte a nivel mundial y que las personas diagnosticadas con diabetes tipo 2 morirán de 5 a 10 años antes que las personas sin diabetes debido a enfermedades cardiovasculares.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Diabetes a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad