SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Droga se muestra promisoria contra la diabetes tipo 2

Por HealthDay -
Droga se muestra promisoria contra la diabetes tipo 2
CRÉDITO: THINKSTOCK

El medicamento parece controlar la glucemia sin aumentar el riesgo de hipoglucemia, muestra un nuevo estudio.

Un fármaco experimental mejora el control de la glucemia sin aumentar el riesgo de hipoglucemia en pacientes de diabetes tipo 2, según los resultados de un ensayo clínico en fase 2.

La diabetes tipo 2 es la forma más común de la enfermedad, ya que da cuenta de alrededor del 90 por ciento de los casos. La diabetes tipo 2 con frecuencia se relaciona con la obesidad, y conlleva un declive gradual en la forma en que la insulina responde a los cambios del azúcar en la sangre (glucosa).

El nuevo medicamento, llamado TAK-875, es una pastilla diseñada para mejorar la secreción de insulina en respuesta a dichos cambios, lo que significa que no tiene ningún efecto sobre la secreción de insulina cuando los niveles de glucemia son normales, reduciendo así potencialmente el riesgo de hipoglucemia.

El ensayo, dirigido por el Dr. Charles Burant de la Facultad de Medicina de la Universidad de Michigan, incluyó a 426 pacientes de diabetes tipo 2 que no obtenían un control adecuado de la glucemia a través de la dieta, el ejercicio ni el tratamiento con metformina, el medicamento de primera línea para la diabetes.

Los pacientes se asignaron al azar para recibir TAK-875 (303 pacientes), un placebo (61 pacientes) u otro fármaco para la diabetes llamado glimepirida (con nombre de marca Amaryl).

El estudio fue financiado por Takeda Pharmaceutical (que desarrolla el fármaco), y aparece en la edición en línea del 26 de marzo de la revista The Lancet.

Tras doce semanas, todos los pacientes que tomaban distintas dosis del TAK-875 tuvieron reducciones significativas en los niveles de glucemia, apuntaron los investigadores. Ocurrió una reducción similar entre los que tomaban glimepirida.

Sin embargo, la incidencia de episodios de hipoglucemia fue mucho menor entre los pacientes que tomaban el TAK-875 (2 por ciento) que entre los que tomaban glimepirida (19 por ciento), e igual que los que tomaban el placebo (2 por ciento).

La incidencia de efectos secundarios relacionados con el tratamiento fue de 49 por ciento entre los que tomaban TAK-875, de 48 por ciento entre los que tomaban el placebo, y de 61 por ciento en el grupo de glimepirida, según los investigadores. Escriben que están "emocionados por el potencial del TAK-875 y ansiosos por conducir ensayos de mayor tamaño para averiguar qué tan bien funciona el fármaco, qué tan seguro es y cuál es su lugar en el tratamiento contra la diabetes".

En un comentario en la revista, Clifford Bailey de la Universidad de Aston en Birmingham, Inglaterra, advirtió que "en el camino a la aprobación de una nueva clase de tratamiento para la diabetes tipo 2, se harán muchas preguntas sobre [los fármacos como el TAK-875]", que incluirán qué tiempo sigue siendo eficaz, además de temas de seguridad.

Otras expertas en diabetes tenían opiniones mixtas sobre los nuevos hallazgos.

La Dra. Loren Wissner Greene es profesora clínica asociada de endocrinología del Centro Médico Langone de la NYU en la ciudad de Nueva York. Apuntó que las glitazonas (una clase distinta de medicamentos más recientes como Rezulin, Avandia y Actos que también se dirigen a la resistencia a la insulina) se mostraron promisorias en ensayos clínicos antes de que comenzaran a surgir efectos secundarios problemáticos en los usuarios (Avandia se retiró hace poco del mercado de EE. UU. debido a riesgos cardiacos).

En cuanto a TAK-875, se dirige a un mecanismo distinto, "pero una vez más, hasta que se sepa más sobre los efectos cardiovasculares a corto y a largo plazo, debemos proceder con un entusiasmo moderado ante cada nuevo fármaco y mecanismo farmacológico", aseguró Wissner Greene.

La Dra. Minisha Sood, endocrinóloga del Hospital Lenox Hill en la ciudad de Nueva York, enfatizó que "dada la creciente incidencia global de la diabetes tipo 2, la comunidad médica espera ansiosamente el desarrollo de agentes novedosos para ampliar nuestro armamento existente contra la diabetes".

Dijo que "aunque este estudio incluye una pequeña muestra a la que se dio seguimiento durante poco tiempo, los resultados son promisorios, y TAK-875 parece ser eficaz para el control glucémico [del azúcar en sangre] sin un riesgo significativo de hipoglucemia o aumento de peso". Sin embargo, igual que Wissner Green, Sood apuntó que "amerita más investigación, sobre todo que incluya pacientes [de enfermedad cardiaca]".

Más para leer:

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Diabetes a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad