SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Aprueban el "páncreas artificial" para diabéticos tipo 1

Por HolaDoctor -
Aprueban  el "páncreas artificial" para diabéticos tipo 1

La Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA) aprobó el uso del primer dispositivo para controlar automáticamente la glucosa (azúcar) y proporcionar dosis de insulina basal adecuadas en las personas de 16 años de edad y mayores con diabetes tipo 1. la nueva tecnología  había sido presentada a la FDA dos años atrás.

El MiniMed 670G System, un dispositivo que combina una bomba de insulina con un sensor que lee los niveles de azúcar en sangre y que detiene automáticamente el flujo de insulina si el nivel de glucosa cae, recibió la aprobación regulatoria de la FDA luego de analizar y evaluar los resultados de varios estudios clínicos.

El aparato desarrollado en las instalaciones de la empresa Medtronic Inc difiere de los modelos anteriores dado que controla  los niveles y  provee la insulina automáticamente. Esto permitirá a los pacientes que viven con diabetes tipo I (diabetes insulino- dependiente, cuando el páncreas no produce insulina)  manejar mejor su enfermedad, en vez de  depender de inyecciones de insulina diarias o de una bomba de insulina para controlar los niveles de glucosa en la sangre.

"Esta noticia es más que una esperanza, es una herramienta al alcance ahora mismo", dijo a HolaDoctor una madre latina con un adolescente con diabetes tipo 1.

Por qué "páncreas artifical"

La diabetes tipo 1 es una enfermedad autoinmune en que el sistema inmunitario del cuerpo ataca a células sanas. En la diabetes tipo 1, el sistema inmunológico ataca las células beta del páncreas, lo que en efecto destruye la capacidad del cuerpo para producir la hormona insulina. La insulina ayuda a metabolizar los carbohidratos de los alimentos, y provee combustible a las células del organismo.

Actualmente,  la diabetes tipo 1 se puede manejar mediante inyecciones de insulina o una bomba que suministra insulina a través de un minúsculo catéter insertado debajo de la piel cada unos pocos días. El problema con ambas técnicas de administración de insulina es que las personas tienen que calcular cuánta insulina necesitan según los alimentos que comen y la cantidad de actividad que realizan.

"Tengo un hijo adolescente que come mucho, hace mucho ejercicio y no siempre se chequea el azúcar o se pone la insulina por los carbohidratos que come. Sus niveles de azúcar están más altos, con más frecuencia y esto es una preocupación constante sobre su futuro. Él usa una bomba de insulina combinada con un sensor de glucosa (Dexcom). Pero la bomba depende de su voluntad para ingresar cierta información para que pueda administrar la dosis de insulina", explicó nuestra entrevistada.

 Esta madre latina,  que ha luchado por años contra la diabetes, la frustración y hasta la depresión, empieza a ver un futuro mejor. 

 "Hace casi 11 años que mi hijo  tiene diabetes tipo 1 y los efectos del azúcar alta son acumulativos. El páncreas artificial tiene un sensor de glucosa en la sangre que enviaría información automáticamente a la bomba cuando sea necesario inyectar más insulina en el cuerpo. Sus niveles de azúcar se normalizarían sin depender de lo que él haga", agregó.

"¡Funciona como un páncreas! Ahora tenemos que ver el costo y si nuestro seguro médico lo cubrirá." 

Aproximadamente el 5 por ciento de las personas con diabetes tienen diabetes tipo 1, en los Estados Unidos, según datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Diabetes a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad