SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Dieta ancestral definiría riesgo de diabetes

Por -
Dieta ancestral definiría riesgo de diabetes
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

Las clases medias de los países en desarrollo serían más susceptibles que los caucásicos occidentales (población de Eurasia Occidental) a la obesidad, la diabetes tipo 2 y enfermedad cardiovascular debido a las dietas de sus ancestros, así lo aseguran científicos de la Universidad de Sydney, en Australia y del Centro Nacional para la Ciencia y la Célula en India.

De acuerdo con la investigación publicada en Cell Metabolism, la desnutrición experimentada por generaciones atrás predispondría a la enfermedad y eso podría explicar el por qué más del 70% de la carga mundial de la diabetes tipo 2 recaería sobre las personas de los países en desarrollo para el año 2030 (cifras de la Federación Internacional de Diabetes).

Los investigadores refieren que si bien, hay varios estudios que aseguran que una dieta alta en grasas es la principal causa de la obesidad, su estudio demuestra que aún con el consumo de una dieta saludable, hay una predisposición al sobrepeso y obesidad, si se sufrió de desnutrición durante varias generaciones.

Dicha conclusión se desprende de un ensayo clínico realizado en un modelo animal en el que se demostró que los ratones hijos de padres y abuelos que habían sufrido desnutrición, tenían más riesgo de ser obesos y tener diabetes tipo 2, aunque tuvieran una dieta normal.

Durante 12 años, los investigadores trabajaron con dos grupos de roedores. El primer grupo estuvo desnutrido durante 50 generaciones. La generación 51 y 52, tuvo una dieta normal. El segundo grupo (control) mantuvo una dieta normal durante todo el periodo de estudio. Los resultados mostraron que cuando los descendientes del primer grupo se expusieron a una dieta normal, no pudieron revertir las modificaciones epigenéticas hechas por sus antepasados desnutridos y tenían 8 veces más probabilidades de desarrollar enfermedades metabólicas como la diabetes, en comparación con el grupo control.

"Su estado metabólico adverso no fue revertido por dos generaciones al recuperar los nutrientes a través de una dieta normal", explicó el profesor Anandwardhan Hardikar, uno de los autores del trabajo en información difundida por la Universidad de Sidney. "En su lugar, esta población favoreció el almacenamiento de los nutrientes en exceso en forma de grasa, lo que lleva a un aumento de la obesidad, las enfermedades cardiovasculares y el riesgo metabólico de diabetes”, añadió.

Además, se encontró que las ratas del grupo desnutrido tenían bajos niveles de vitamina B12, lo que también podrían ser un indicador de esta tendencia, toda vez que según los estudios en humanos realizados por los investigadores en India, los niveles bajos de vitamina B12 en la sangre se asocian a resistencia a la insulina y diabetes tipo 2.

La temible diabetes

La diabetes se ha convertido en una epidemia que afecta a casi 350 millones de personas en todo el mundo según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Se prevé que se convierta en la séptima causa de muerte en 2030 y el número de casos alcance los 552 millones, o un adulto de cada 10 en el mundo.

Según las estadísticas de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por su siglas en inglés), unos 26 millones de personas en los Estados Unidos (hombres, mujeres y niños) han sido diagnosticados con diabetes y estima que 79 millones de adultos tienen pre diabetes, una afección que incrementa el riesgo de diabetes tipo 2, enfermedades cardiacas y accidentes cerebrovasculares.

Los CDC calculan que para el año 2050, si las tendencias actuales continúan, 1 de cada 3 adultos en los EE. UU. podrían sufrir de diabetes. La diabetes tipo 2 representa entre el 90 y el 95% del total de los casos.

Las personas con diabetes pueden sufrir numerosas complicaciones graves y mortales, como enfermedades cardiacas y accidentes cerebrovasculares, ceguera, enfermedad renal crónica y amputaciones.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Diabetes a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad